Opinión

22 Oct 2015
Opinión | Por: Carlos Segura

!Desarrollémonos!

La comunidad internacional debe llegar a un acuerdo para contrarrestar los efectos del cambio climático y limitar el calentamiento global considerablemente. Juntos podemos hacerlo.

El 26 de mayo publiqué la columna “El reto del milenio: erradicar la pobreza”, sobre los Objetivos del Milenio (ODM), adoptados por la comunidad internacional en 2000 para favorecer el desarrollo en varios ámbitos como la educación, la salud pública, y la erradicación de la pobreza extrema.

El desarrollo se alcanza poco a poco, y como lo indicaba en dicha columna, según un informe del PNUD (2014), la mayoría de las personas en la mayor parte de los países ha mejorado sus niveles de desarrollo humano a un ritmo constante. Los ODM han ayudado a mejorar las condiciones de vida de millones de persona en materia de pobreza económica, acceso a mejores fuentes de agua, matrícula en la enseñanza primaria, y mortalidad infantil. Sin embargo, (también lo indicaba en mayo) todavía queda mucho por hacer en varios aspectos, ya que todavía existen poblaciones que viven en situación de mucha fragilidad. Es por eso que al cabo de los 15 años estipulados para alcanzar los ODM (2000 – 2015), la comunidad internacional, a través de las Naciones Unidas, ha adoptado una nueva agenda para continuar con un ambicioso programa de desarrollo post 2015. He aquí los detalles.

En el marco de la Asamblea General de la ONU, a finales de septiembre de 2015, y después de una larga negociación internacional, se llevó a cabo la Cumbre de Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible, durante la cual se llegó a un acuerdo para fijar 17 objetivos post 2015 en materia de desarrollo. Se trata de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Son los siguientes:

  1. Erradicar la pobreza en todas sus formas en todo el mundo;
  2. Poner fin al hambre, conseguir la seguridad alimentaria y una mejor nutrición, y promover la agricultura sostenible;
  3. Garantizar una vida saludable y promover el bienestar para todos, para todas las edades;
  4. Garantizar una educación de calidad inclusiva y equitativa, y promover las oportunidades de aprendizaje permanente para todos;
  5. Alcanzar la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y niñas;
  6. Garantizar la disponibilidad y la gestión sostenible del agua y el saneamiento para todos;
  7. Asegurar el acceso a energías asequibles, fiables, sostenibles y modernas para todos;
  8. Fomentar el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo, y el trabajo decente para todos;
  9. Desarrollar infraestructuras resilientes, promover la industrialización inclusiva y sostenible, y fomentar la innovación;
  10. Reducir las desigualdades entre países y dentro de ellos;
  11. Conseguir que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles;
    12. Garantizar las pautas de consumo y de producción sostenibles;
  12. Tomar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos;
  13. Conservar y utilizar de forma sostenible los océanos, mares y recursos marinos para lograr el desarrollo sostenible;
  14. Proteger, restaurar y promover la utilización sostenible de los ecosistemas terrestres, gestionar de manera sostenible los bosques, combatir la desertificación y detener y revertir la degradación de la tierra, y frenar la pérdida de diversidad biológica;
  15. Promover sociedades pacíficas e inclusivas para el desarrollo sostenible, facilitar acceso a la justicia para todos y crear instituciones eficaces, responsables e inclusivas a todos los niveles;
    17. Fortalecer los medios de ejecución y reavivar la alianza mundial para el desarrollo sostenible.

Muchos de los ODS se basan en los ODM del 2000, pero ahora se agregan nuevos elementos como una mayor protección del medio ambiente, el trabajo digno para todos, consumo y producción sostenibles, acceso a la justicia, entre otros. Todos los objetivos son importantes y debemos esperar y contribuir para que todos sean cumplidos. La primera oportunidad que tenemos para comenzar a cumplir es la COP 21 (Conferencia sobre el Cambio Climático), de la cual hablo en la columna “Nos espera un desorden climático catastrófico”, publicada en abril pasado. La COP debe ser un primer paso hacia el cumplimiento de los ODS: la comunidad internacional debe llegar a un acuerdo para contrarrestar los efectos del cambio climático y limitar el calentamiento global considerablemente. Juntos podemos hacerlo. Desarrollémonos.

19 Oct 2018
“El Nayib”, un bote salvavida
Opinión | Por: Juan Carlos Méndez

“El Nayib”, un bote salvavida

18 Oct 2018
Pequeñas acciones para grandes cambios
Opinión | Por: Erick Hernández

Pequeñas acciones para grandes cambios

16 Oct 2018
Combinar la política y los desastres, no falla
Opinión | Por: Karen López

Combinar la política y los desastres, no falla

12 Oct 2018
Herencia de San Romero al país y para el mundo
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Herencia de San Romero al país y para el mundo