Opinión

7 May 2016
Opinión | Por: Ricardo Hernández

De cómo ANDA me metió gol

Hace unas semanas me pasó lo que le ocurre a miles de salvadoreños: recibí un mal servicio de la Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados (ANDA).Y no solo eso, me cobraron un servicio que no necesitaba ni pedí.

Vivo en el municipio de Mejicanos. Todos los meses recibo un servicio irregular de agua potable y aún así me siento afortunado porque el agua me falta nada más un par de días a la semana. Sin embargo, el recibo siempre llega puntual y con la misma tarifa de servicio.

Hace unas semanas me llegó una notificación de ANDA donde me explicaban que mi medidor había sido cambiado y que, por tanto, el aparato y la instalación serían cobradas en el recibo del mes siguiente.

Cuando acudí a las oficinas para solicitar información sobre dicho cambio (cambio que no necesitaba ni pedí) me dijeron que ellos hacían eso cuando les reportaban que los medidores estaban descompuestos. Les argumenté que mi medidor estaba en perfecto estado y que no necesitaba remplazarse, y ahora querían cobrarme casi dieciocho dólares por algo que no requería cambio.

La empleada no supo qué contestarme.

Luego, me di cuenta que no era el único con el mismo problema: a algunos de mis vecinos les había pasado lo mismo, incluso en otros municipios como Soyapango les habían cambiado su medidor en buen estado y les estaban cobrando la misma tarifa de servicio. Ya había pasado antes una situación parecida con el sobrecargo de mora: siempre aparecía en el recibo, incluso cuando ya lo había pagado puntualmente, hasta que fui a reclamar dos meses después a las oficinas de ANDA, y la quitaron.

Ante estas acciones uno se pone a especular y piensa: ¿es ineficiente la autónoma a conveniencia propia, o ya no hallan otra manera de engañar a la gente?

Cada semana, comunidades enteras protestan por la falta de servicio de agua potable en diferentes zonas de San Salvador: Apopa, Ilopango, San Martín, Panchimalco; y así una lista muy larga y diversa de otros municipios donde no reciben el vital líquido, pero sí sus facturas con altos cobros y con recargo, puntualmente.

Entiendo que vivimos una escasez de agua pero si “debemos acostumbrarnos a esto” en palabras de Marcos Fortín, ¿por qué no se elabora una política para la conservación de los recursos hídricos del país? ¿Por qué no se registran al mismo tiempo modificaciones en las facturas de los consumidores? A siete años de estar al frente de la autónoma, ¿no pudieron anticipar este problema? ¿Por qué ANDA no puede ser una institución más eficiente y competente para resolver las dificultades en las comunidades?

Esta no es la primera queja que se le hace a la autónoma. De hecho, muchos sectores del país lo han hecho, desde diputados de ARENA hasta alcaldes del FMLN, y se ve, a todas luces, que la institución está lejos de ser un modelo de transparencia y eficiencia.

Exhorto a los lectores a que estén vigilantes ante estas anomalías. Ojo con tarifas equivocadas (como el sobrecargo de mora), indebidas (como la instalación de un nuevo medidor) y malos servicios (como los que recibimos todos, pero con la factura puntual).

Para algunos será duro admitirlo, pero la ineficiencia de esta institución no es más que el reflejo de la incompetencia administrativa de este gobierno, que prometió un cambio, pero seguimos en lo mismo.

 

19 Oct 2018
“El Nayib”, un bote salvavida
Opinión | Por: Juan Carlos Méndez

“El Nayib”, un bote salvavida

18 Oct 2018
Pequeñas acciones para grandes cambios
Opinión | Por: Erick Hernández

Pequeñas acciones para grandes cambios

16 Oct 2018
Combinar la política y los desastres, no falla
Opinión | Por: Karen López

Combinar la política y los desastres, no falla

12 Oct 2018
Herencia de San Romero al país y para el mundo
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Herencia de San Romero al país y para el mundo