Opinión

13 Oct 2017
Opinión | Por: Juan Carlos Menjívar

De buenas intenciones está empedrado el camino del infierno

La obra no justifica el medio y menos cuando hablamos del entorno jurídico-político de El Salvador. Estas son cuatro buenas intenciones que agregaron una piedra más al camino.

¿Es el SITRAMSS una buena obra?

Claro que lo es, la capital necesitaba un transporte más seguro, cómodo y veloz que los que el transporte actual puede brindar. ¿El SITRAMSS se gestionó y ejecutó de la manera correcta? Ni remotamente, las prisas del ex presidente Funes y su gobierno no permitieron realizar los procedimientos legales correspondientes sobre la legalidad de la obra, ahora escurre ilegalidad y en cuestión de meses los buses pasaran un largo tiempo en el predio de FENADESAL; o en el mejor de los casos, para ellos, de vuelta en Brasil. Y si pensamos en el “hubiera”, si no hubieran ganado de nuevo la presidencia y no hubiera alcanzado a llegar a Nicaragua.

Ahorrar dinero contratando familiares en cargos de confianza dentro de las alcaldías ¿es una buena obra?

Claro que lo es, y más si esos cargos, que no se están cobrando, tenían un buen salario, hasta el ahorro más pequeño se debe considerar. Y no olvidemos que esas personas no solo estaban capacitadas para realizar de la mejor manera su labor, sino también demostraron estar comprometidas con la municipalidad. ¿El nepotismo está justificado? Ni remotamente, es de recordar que esas personas no fueron seleccionadas por una verdadera meritocracia, sino únicamente por la intención del funcionario de mantener cerca a sus allegados. Y el no cobrar su salario es todavía peor, al significar el privar a un ciudadano de obtener un empleo digno de sus capacidades. Solo como comentario, dado que esas personas están tan comprometidas con el desarrollo del municipio, no habría problema en contratar legalmente a alguien y que ellos les brinden su ayuda, y consejo en sus actuaciones. Viene siendo lo mismo, ¿o no?

Conversar personalmente con los grupos delincuenciales, abogando por la realización de una jornada electoral tranquilidad y libre de violencia ¿es una buena obra?

Claro que lo es, esto solo demostró lo comprometido que un partido político debe estar por la población y una muestra clara que su intención, más allá de una simple victoria electoral, es mejorar la democracia de El Salvador; aun poniendo en peligro la propia seguridad personal, todo por un bien mayor. ¿Alguien realmente cree que eso pasó? Ni remotamente, es la mentira más descarada y una muestra de total falta de vergüenza, que nos pudieron haber dicho. Sobre esta buena intención sobran las preguntas: ¿Alguien realmente les creyó? ¿De quién fue la brillante idea de grabar la reunión? ¿Por qué la grabación le quedo a alguien que podía filtrarlo? ¿La misma persona que considero buena idea grabar la reunión, fue el que eligió al representante del partido en la reunión?

La creación de una nueva fuerza política para romper la polarización que destruye a El Salvador ¿es una buena obra?

Claro que lo es. Por años, la polarización ha afectado negativamente el desarrollo y el progreso de El Salvador, retrasando todo tipo de proyector por meros caprichos opositores y afectando negativamente la conciencia de la población, creando enemistad entre ellos mismos. ¿La tercera fuerza política del país se creo de buena manera? Ni remotamente. El comprar diputados de, en su momento, la primer fuerza política del país es lo más bajo y cobarde que se puede hacer; no solo insultas a la población que voto por esos diputados que compraste, sino también al propio sistema político demostrando que todos tienen un precio. Lo que más sorprende es que la población siguió votando por esos mismos diputados. Algo no está bien con eso, pero no lo descifro.

21 Nov 2017
1+1 Iguales, Diferentes y Complementarios
Opinión | Por: Sara Larín

1+1 Iguales, Diferentes y Complementarios

20 Nov 2017
Juventud, divino futuro
Opinión | Por: Erick Hernández

Juventud, divino futuro

16 Nov 2017
Realidad salvadoreña rumbo al 2018
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Realidad salvadoreña rumbo al 2018

14 Nov 2017
Salvadoreñas increíbles
Opinión | Por: Caleb Padilla

Salvadoreñas increíbles