Opinión

27 Abr 2016
Opinión | Por: Kevin Sánchez

Crisis del agua: ¿Escasez o incompetencia?

Transcurría el mes de noviembre del año 2006 cuando el gobierno de turno presidido por Tony Saca recibió una advertencia sobre un problema que en ese momento no parecía grave. No se trababa, una vez más, de los típicos problemas del momento; ni de la reaparición de Mario Belloso en otro acto terrorista; ni de protestas; ni tampoco de inseguridad. Sino más bien un problema que en ese momento parecía imposible de imaginar.

Esa amenaza a la que me refiero la estamos viviendo ahora, no a cabalidad como lo predijo el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en uno de sus estudios para El Salvador hace 10 años, pero ya están apareciendo sus primeros estragos. El agua, un recurso que creíamos inagotable, se está agotando y estamos frente a las puertas de una verdadera crisis de su abastecimiento.

Esta situación se ha vuelto un tema de conversación muy recurrente en las últimas semanas y he escuchado muchas opiniones al respecto. En resumen, dos puntos de vista son los que realmente describen a la perfección la actual situación. Por un lado están -y les doy la razón- los que dicen que el problema de la escasez es de tipo ambiental porque no estamos teniendo conciencia del problema y estamos contaminando nuestros mantos acuíferos, por ende estamos reduciendo el porcentaje de agua consumible. Sumado a esto el cambio climático también está causando estragos en nuestro país desde hace unos años con lo cual el problema ha venido aumentando.

Pero, por otro lado, están -y también les doy la razón- los que dicen que la escasez del agua es por la incompetencia de las autoridades y funcionarios de ANDA y del Gobierno central. Desde que apareció aquel video viral de la niña Lilian quejándose de los cobros excesivos y la falta de agua, ha surgido una ola casi generalizada de descontento, críticas, y hasta protestas hacia esta autónoma. Para muchos el problema es que ANDA no está trabajando eficientemente en su red de abastecimiento en todo el país, ni tampoco está trabajando por ampliarla y llevar agua a todo el país.

Sumado a lo anterior, me parece que es una total “sinvergüenzada” e hipocresía de parte de algunos funcionarios como Lina Phol, Marco Fortín y el presidente Sánchez Cerén, la forma tan alarmista y al mismo tiempo el rol que quieren tomar de “salvadores” ante la situación, cada vez que tienen la oportunidad de estar en los medios; cuando después en sus distintas instituciones no están dando los resultados necesarios para combatir el problema. Ahora es cuando más se necesitan acciones y menos palabras llamativas en los medios.

En fin, quiero dar a entender que la crisis del agua no es un problema únicamente ambiental o gubernamental como podemos creer, ambas opiniones tienen su validez y responsabilidad en el problema actual. Pero para erradicar este problema y evitar que en el futuro nuestras futuras generaciones vivan algo similar o hasta incluso algo peor se necesitan acciones sólidas y contundentes en ambos sentidos.

19 Oct 2018
“El Nayib”, un bote salvavida
Opinión | Por: Juan Carlos Méndez

“El Nayib”, un bote salvavida

18 Oct 2018
Pequeñas acciones para grandes cambios
Opinión | Por: Erick Hernández

Pequeñas acciones para grandes cambios

16 Oct 2018
Combinar la política y los desastres, no falla
Opinión | Por: Karen López

Combinar la política y los desastres, no falla

12 Oct 2018
Herencia de San Romero al país y para el mundo
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Herencia de San Romero al país y para el mundo