Opinión

12 Sep 2013
Opinión | Por: Carlos Segura

Crímenes contra la humanidad en Siria: ¿Solución política o militar?

La situación actual en Siria es muy grave. Los primeros incidentes violentos comenzaron  en 2011, desde los primeros signos de la Primavera Árabe en el Medio Oriente. Las manifestaciones en contra del régimen autoritario de Bachar el-Assad comenzaron de una forma pacífica, pero Las fuerzas de seguridad abrieron fuego contra los manifestantes de forma exagerada, matando e hiriendo a varios. Poco a poco la violencia se fue extendiendo hacia todo el país, creando una situación de guerra civil entre las fuerzas de seguridad y los opositores al régimen, quienes se fueron armando y respondieron a los ataques de las fuerzas de seguridad. Se calcula que en los últimos dos años, han muerto más de 100,000 personas en Siria a causa de los enfrentamientos, incluyendo mujeres, menores de edad y otra población civil.

El pasado 21 de junio ocurrió algo inédito. Se calcula que más de 1,400 personas, incluyendo 400 niños, fueron asesinadas con armas químicas por el régimen de Assad. Los cadáveres no presentan heridas ni sangre, por lo que se alimenta la teoría del uso de armas químicas, sobre todo del gas sarín. No puedo confirmar personalmente esta teoría, pero las autoridades de varios países occidentales, incluyendo los Estados Unidos, han asegurado que tienen las pruebas del uso de armas químicas y que los países democráticos tienen el deber de intervenir para detener esta situación, ya que no pueden dejar que un régimen autoritario cometiendo crímenes contra la humanidad. Videos muestran los cadáveres de los menores y otros civiles masacrados durante esa jornada del 21 de agosto.

Frente a esta situación se presenta el siguiente debate en el seno de la Comunidad Internacional: ¿se debe intervenir en Siria militarmente para detener esta masacre, o se debe llegar a un acuerdo político-diplomático con el régimen de Assad, a través de las Naciones Unidas?

En mi columna “El fracaso diplomático en Siria”, explicaba como la solución diplomática está bloqueada en la ONU, ya que el Consejo de Seguridad no ha sido capaz de emitir una resolución unánime. Mientras tanto, la violencia en Siria sigue aumentando, el régimen sigue masacrando a los rebeldes y a la población civil y los rebeldes siguen cometiendo actos violentos en contra del régimen.

El gobierno de los Estados Unidos ha manifestado su voluntad de intervenir militarmente en Siria, junto con otras potencias como Francia y posiblemente el Reino Unido. Sin embargo, durante la última cumbre del G20, la mayoría de países se pronunciaron a favor de una “respuesta clara y fuerte” frente al uso de armas químicas, pero en contra de de una intervención de esa naturaleza. Prefieren hablar de “solución política” en el marco de la ONU. Francia se comprometió a no realizar ataques militares hasta que la ONU publique sus propias conclusiones sobre el caso.

El fracaso diplomático y la determinación de los Estados Unidos indican que habrá una pronta intervención militar en esa región del mundo. Sin embargo, las ultimas noticias sorprendieron al mundo: Rusia, que se ha opuesto a toda sanción en contra de Siria, propuso, a través de su Ministro de Relaciones Exteriores, Serguei Lavrov, que las armas químicas del régimen de Assad sean puestas bajo el control de la ONU, con el objetivo de destruirlas, para evitar un ataque militar de parte de los Estados Unidos. Parece que Damas ve favorablemente esta opción y estarían obligados a adherir a la Convención Internacional para la prohibición de armas químicas. Rusia ha indicado que están dispuestos a “avanzar con Siria” en ese sentido, para llegar a una solución en el marco de las Naciones Unidas. El presidente Obama calificó de “positiva” dicha proposición.

En un contexto tan violento es indispensable detener las matanzas. La Comunidad Internacional no se está quedando con los brazos cruzados y está buscando activamente una solución. Esperemos que las gestiones diplomáticas de los distintos países lleven a una solución en el marco de la ONU, para evitar una intervención militar, que podría crear un conflicto generalizado en el Medio Oriente. 

  • El Bayern juega de local y personalmente creo, que el mérito de estar en la finalísima lo tiene el Chelsea que trabajó la eliminación azulgrana. Sin desmerecer al Bayern que fue favorecido también, a mi juicio por la buena fortuna, o bien según se vea Sergio Ramos quebró unos cuantos espejos antes del partido.

27 Mar 2017
Poder de doble moral
Opinión | Por: Karen López

Poder de doble moral

24 Mar 2017
¿Cuánto nos cuesta la violencia en El Salvador?
Opinión | Por: Fabiola Alfaro

¿Cuánto nos cuesta la violencia en El Salvador?

21 Mar 2017
“Tierras” fuera del Sistema Solar
Opinión | Por: Verónica Ruiz

“Tierras” fuera del Sistema Solar

20 Mar 2017
Los medios frente a la violencia
Opinión | Por: Mateo Villaherrera

Los medios frente a la violencia