Opinión

3 Abr 2018
Opinión | Por: Caleb Padilla

Conquistadores de Cumbres

Para todos es increíble poder apreciar la naturaleza, caminar por ella y sentir el aroma de los pinos, de las flores o del césped; una extraordinaria sensación nos recorre cuando vemos paisajes impresionantes, animales salvajes o manantiales abundantes. Tesoros naturales que no encontramos en las selvas de pavimento que tenemos por ciudades, donde el tráfico, ruido, malos olores, inseguridad o limitada movilidad urbana nos generan estrés.

Existen paraísos, donde podemos escapar para disfrutar en los alrededores de la mayoría de ciudades los encontramos, son elevaciones de tierra que nos llevan a lugares espectaculares; nos permiten un recorrido que nos beneficia en todos los sentidos, desde nuestra salud hasta nuestros desórdenes mentales, existen en forma de montañas, cerros, cordilleras, o volcanes.

En el mundo existen muchas personas que su pasión es subir una tras otra cumbre, hay otros que les gusta explorar varias veces la misma; otros por curiosidad o por salud inician en este hábito, pero lo que sí es seguro que a todos les beneficia y genera sensaciones buenas que permiten apreciar y ser conscientes de cuidar, muchas van desde 100 msnm de una loma, los 750msnm del Cerro Tecana hasta 8848 msnm del Monte Everest. La diversidad biológica en cada una de ellas es diferente y representan grandes ecosistemas independientes o conectados entre sí; también, sus condiciones climáticas son distintas y sus formas son únicas, pueden ser parecidas pero ninguna es idéntica a la otra.

Hace unos días aprovechando las vacaciones de Semana Santa, me uní a la federación de montañismo y escalada de nuestro país, personas profesionales en la conquista de cumbres, los cuales representan a nuestro país en todas ellas y mantienen una fraterna amistad con federaciones de otros países o grupos de montañistas. Una verdadera aventura llena de compañerismos, solidaridad y exigencia física; muchas horas de camino hacia la frontera Guatemala – México para la conquista de las dos cumbres más altas de Centroamérica (Volcán Tacana de 4060msnm y Volcán Tajumulco de 4220msnm). Una travesía de muchas horas y de hermandad, ya que se celebraba la 58ª Cofraternidad Tacana, junto a montañistas de países como México, Guatemala, Estados Unidos, Ecuador, El Salvador, Colombia, Honduras, entre otros.

Una celebración que une a decenas de montañistas, en las cuales se reconoce el esfuerzo que cada una está haciendo por proteger las montañas, e incentivar en la búsqueda de nuevas metas y dificultares para la superación de sus propios límites. Muchas de ellas recuerdan a montañistas que ya no están con nosotros, otras felicitan a los primerizos y así también, se entonan los himnos nacionales de cada país representado, una fiesta en las cumbres que solo los que se atreven a subir pueden vivirla.

Fue un honor compartir con la federación esta aventura, pero, al mismo tiempo, pude conocer la falta de apoyo que se tiene o las necesidades que son urgentes solventar. Un grupo de personas amantes de las montañas que nos representan de manera digna; un equipo que debe ser apoyado para que nos siga representando en montañas aún más grandes, en cumbres casi inalcanzables, los cuales invitan a las personas que quieran iniciar a profesionalizarse en esto para involucrarse y también, ser un conquistador de cumbres, un vencedor de gigantes, un trota montañas y amigo de volcanes. La invitación está hecha para que te unas y formes parte de los representantes salvadoreños.

16 Ago 2018
El fin del petróleo en El Salvador
Opinión | Por: Caleb Padilla

El fin del petróleo en El Salvador

16 Ago 2018
¿Qué opina la ciencia sobre el comienzo de la vida?
Opinión | Por: Verónica Ruiz

¿Qué opina la ciencia sobre el comienzo de la vida?

14 Ago 2018
Un tesoro perdido en El Salvador y en el mundo
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Un tesoro perdido en El Salvador y en el mundo

10 Ago 2018
¿Qué nos conviene más?
Opinión | Por: Juan Carlos Méndez

¿Qué nos conviene más?