Opinión

14 Ago 2015
Opinión | Por: Mario Hernández Villatoro

Confrontaciones estériles, consecuencias fatales

Es lamentable que el artículo 1 de la Constitución, que prioriza a la persona humana, solo sea un adorno, un simple texto, una declaración de buenas intenciones.

El ajetreo diario nos está sofocando. Todos cargamos nuestros problemas y en muchas personas se evidencia grandemente. Las notables frustraciones provienen de los funcionarios del gobierno, de los personajes de la oposición y de los jóvenes antisociales que viven en una mezcla de frustración y extensa fiesta.

Frustración por no lograr su cometido de negociar con el gobierno y quizás angustia por los que permanecen en la cárcel; fiesta porque a pesar de los pocos obstáculos, hacen, deshacen y rehacen lo que quieren y como quieren en este país. Once, 16, 20 homicidios diarios. Junio, el mes más violento desde el conflicto armado. Presiones de pandilleros para negociar, tomando a muchos salvadoreños trabajadores como rehenes, ejecutándolos sin piedad. Controlan territorios, imponen toques de queda, exigen a los comerciantes el pago de la “renta” y, la última, obligan a efectuar paros en el transporte público, so pena de incurrir en consecuencia fatales.

Por otra parte, las altas temperaturas provocan intenso calor en los funcionarios. La presión popular ha inquietado tanto al gobierno que los fantasmas deambulan por los pasillos de casa presidencial, y sus huéspedes están asustados con la idea de sufrir desestabilización y auguran un golpe de Estado. No toleran la crítica pública y los señalamientos de los errores; bueno, sí los toleran, solo que a eso le llaman desestabilización.

El reciente paro al transporte público fue un ataque más al gobierno, posiblemente usado como medida de represalia de los criminales por la negativa de negociar con ellos. En medio de esta crisis, el supuesto líder de la nación se va de viaje a cumplir con un tratamiento médico de rutina. Criticable, a mi juicio. Está bien que el presidente cuide su salud, pero ¿por qué no decir públicamente el tipo de tratamiento médico que realiza? Cualquier persona con cuatro dedos de frente sospecha que el mandatario tiene graves problemas de salud; de lo contrario, es inaceptable que abandone el país en medio de esta grave situación.

En el otro extremo, Arena siempre hundiéndose en su papel de oposición inmadura. Jorge Velado, quizá buen gerente comercial pero malo para la política, hizo una jugada acéfala, estéril e innecesaria al conseguir y publicar el itinerario del viaje del presidente Sánchez Cerén, resurgiendo –como siempre- la confrontación y el juego de dimes y diretes entre los dos bandos partidarios.

He señalado los principales problemas del país: la criminalidad y la polarización que no permiten combatir la primera. Respecto a esta última, la avaricia de poder provoca ceguera ideológica y los políticos dejan entrever que solo utilizan a la gente como escalera para alcanzar la silla mayor sin ningún interés hacia los verdaderos flagelos que nos atan diariamente.

Esta avaricia acarrea el estallido de conflictos ideológicos que marcan una clara división en el terreno. Conflicto absurdo en el que los únicos beneficiados son las estructuras delincuenciales que hacen piñata en el país y aprovechan el desvío de atención que los políticos provocan para conquistar territorio y materializar fácilmente sus objetivos delictivos.

Mientras tanto, los que sufren esta guerra de pandillas y conflictos interpartidarios son los niños que necesitan de sus padres asesinados, los jóvenes que rehúyen de la escuela por acoso de pandilleros, los adultos que luchan todos los días trabajando para darle el sustento cotidiano a su familia, los ancianos que viven en la zozobra por saber si sus familiares llegarán sanos y salvos a sus hogares.

Es lamentable que la persona humana, de la que habla el artículo 1 de la Constitución, es la que menos protegida se encuentra. Es lamentable que dicho artículo solo sea un adorno, un simple texto, una declaración de buenas intenciones.

14 Dic 2017
Valores de Navidad
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Valores de Navidad

13 Dic 2017
Mozote nunca más
Opinión | Por: Mateo Villaherrera

Mozote nunca más

13 Dic 2017
Santa Ana, camino a ser una ciudad resiliente
Opinión | Por: Caleb Padilla

Santa Ana, camino a ser una ciudad resiliente

11 Dic 2017
La cuota de género como grillete del avance
Opinión | Por: Juan Carlos Menjívar

La cuota de género como grillete del avance