Opinión

27 Dic 2016
Opinión | Por: Fabiola Alfaro

¿Cómo alcanzar nuestros propósitos de año nuevo?

La época de navidad y fin de año suele ser el momento perfecto para que nos propongamos nuevas metas para el año que viene. Es común proponernos que bajar de peso, aprender un nuevo idioma, hacer ejercicio o ahorrar para viajar. Sin embargo, en el proceso de cumplir esas nuevas metas, nos desmotivamos y terminamos haciendo poco o nada de lo que nos propusimos.

Según diversos estudios, el 20% de los propósitos de año nuevo se pierden dentro de la primera semana de enero, y por lo menos el 80% se abandonan a lo largo del año. ¿Por qué sucede esto? Las razones por las que no cumplimos nuestros propósitos son diversas. A continuación, hago una lista de ellas:

  • Hacemos demasiados propósitos.

No es malo proponerse muchas metas pero tenemos que ser realistas y enfocarnos en una o dos metas que en 10, o más. No hagas una lista inmensa de propósitos, elige dos o tres que sean importantes para ti. Si los logras antes de que el año termine, ¡fantástico! Entonces puedes elegir uno o dos más a mediados de año.

  • No trabajar lo suficiente en ellos.

Si algo hace que no cumplamos nuestros propósitos es la indisciplina. Si queremos lograr algo debemos ser constantes y trabajar duro para alcanzar lo que nos hemos propuestos. La mayoría de personas saben lo que tienen que hacer para mantener sus propósitos, tienen la capacidad para lograr, de forma exitosa, lo que se proponen. Pero lamentablemente no actúan lo suficiente para lograrlo, y lo peor es que no están dispuestos a correr la milla extra para cumplir eso que tanto desean.

  • Queremos lograr todo en un día o dos.

La mayoría de las metas requieren de tiempo para lograrlas y mantenerlas. Debes calcular el tiempo aproximado que necesitarás para alcanzar tus objetivos o te agotarás incluso antes de haber empezado. Prepara ‘mini-metas’ y trabaja en pequeñas porciones de tus propósitos cada vez. Prémiate a lo largo del camino sin importar cuan pequeños sean los logros.

  • Seguir esperando por el momento perfecto para empezar.

Todos esperamos año nuevo para llevar a cabo nuestros propósitos, y no está mal. Sin embargo, es importante saber que el momento indicado para comenzar es hoy. No hay mejor momento para empezar que el presente. Si te esperas para trabajar en tus propósitos hasta que encuentres el momento perfecto, nunca empezarás. Determina qué es lo que necesitas para empezar y empieza, antes de que te des cuenta estarás celebrando tus éxitos.

  • No hacemos un plan.

Los planes no son solamente para las empresas, también los individuos podemos hacer un plan estratégico que nos indique qué ruta debemos seguir para alcanzar nuestros propósitos. Algunos estudios muestran que quienes hacen sus propósitos y los mantienen durante el año, utilizan los principios ya probados para establecer metas que los ayudarán a estar enfocados, motivados y confiados.

Estas son algunas de las razones por las que no llegamos a completar aquello que nos propusimos y terminamos desmotivándonos aún más, hoy te propongo algunas ideas de cómo podemos alcanzar nuestras metas y propósitos.

Estudiando un curso en línea descubrí un sistema muy interesante para alcanzar nuestras metas, se trata del SMART SYSTEM; en español “El Sistema Inteligente”. Pero este sistema no se enfoca en la palabra “inteligente”, sino en lo que significa cada letra de la palabra SMART.

SMART, es un acrónimo de las siguientes palabras:

  • Specific: específico
  • Measurable: medible
  • Attainable: alcanzable
  • Relevant: pertinente
  • Timely: oportuno

 

  • Específico: tenemos que establecer propósitos claros. Bajar de peso, por ejemplo, no es un propósito claro. Bajar 10 libras sí es un propósito específico.

 

  • Medible: debemos estar seguros de la manera en que mediremos nuestro progreso con nuestros objetivos. Debemos hacernos las siguientes preguntas sobre nuestras metas: ¿cómo? ¿cuándo? ¿cómo sabré si lo he logrado? Intenta hacer preguntas enfocadas en algo que pueda ser contado.

 

  • Alcanzable: las metas deben ser alcanzables, o posibles de alcanzar. Una meta es alcanzable cuando los pasos son planeados claramente y tienes el suficiente tiempo para completarlos. ¿Cómo hacer un plan para alcanzar mi meta? ¿Qué pasos debo seguir? ¿Está mi meta basada en dónde me encuentro ahora? Como sea, tu meta no debe ser imposible de alcanzar.

 

  • Pertinente: Un objetivo pertinente es uno que realmente es importante para ti. Debes preguntarte ¿Vale la pena la energía? ¿Es el momento adecuado? ¿Tu meta profesional se ajusta a tus metas de vida y planes futuros? ¿Hay algo que necesitarás para alcanzar tu meta que actualmente no has logrado?

 

  • Oportuno: Una meta debe tener un tiempo claro para ser alcanzado. Esto te ayudará a estar enfocado. Una vez decidas cuándo comenzar, pregúntate cuándo puedes completar cada meta.

 

Cumplir las metas propuestas no siempre es fácil, pero ¿quién dijo que es imposible? La clave está en trabajar duro y no desmayar hasta lograr eso que tanto deseamos.  Mis mejores deseos para ti que estás leyendo esta columna. ¡Qué tengas un increíble 2017 y que cada uno de tus sueños se hagan realidad!

 

16 Ago 2017
Política prostituida
Opinión | Por: Juan Carlos Méndez

Política prostituida

15 Ago 2017
Fábricas de problemas y soluciones
Opinión | Por: Erick Hernández

Fábricas de problemas y soluciones

14 Ago 2017
Jóvenes, ¡es hora de actuar!
Opinión | Por: Mario Hernández Villatoro

Jóvenes, ¡es hora de actuar!

14 Ago 2017
La Libertad como un punto de inflexión
Opinión | Por: Karen López

La Libertad como un punto de inflexión