Opinión

23 Dic 2014
Opinión | Por: Jaime Ayala

Clases de contabilidad y sensatez

El llamado a la nueva generación de jóvenes es a que nos informemos en abundancia, pero también que seamos críticos con cada artículo o publicación.

 

El día 2 de diciembre, Nayib Bukele, actual alcalde de Nuevo Cuscatlán y candidato a la alcaldía de San Salvador, publicó en Twitter el siguiente mensaje: “En menos de tres años, en Nuevo Cuscatlán (con un presupuesto 30 veces menor que el de San Salvador) hemos entregado 3.5 millones de dólares en becas”. Tres días después, un periódico de circulación nacional publicó un artículo donde se acusaba al edil de haber multiplicado por diez el monto real de las becas otorgadas.

 

Como si no fuera suficiente, ese mismo día – ¡vaya coincidencia! – un popular columnista  publicaba un texto donde no solo resaltaba la duda ya establecida por el periódico, sino que también cuestionaba los fondos de donde se financiaban las becas. Posteriormente, el alcalde de Nuevo Cuscatlán respondió a las críticas con el siguiente mensaje: “Clases de matemáticas para el periódico en cuestión: 350 becas de $10,000 c/u = $3.5 millones. Los desembolsos son mensuales durante toda la carrera”. Entonces, ¿quién tiene la razón en este embrollo? En primer lugar, una beca constituye una subvención total o parcial para realizar, generalmente, estudios o trabajos de investigación. Además, puede que se incluya un monto monetario que en ocasiones cubre la matrícula, mensualidad de una institución educativa y los gastos de vida de la persona becada.

 

El total de la beca suele distribuirse a lo largo de todo el período concedido, no solo para mantener un control presupuestario sobre la misma, sino también para amortizar el gasto de la institución o empresa donante. Es una medida que las nociones de contabilidad básica explican ampliamente. Hasta el momento, es punto para Nayib.

 

Sin embargo, esto mismo hace que las declaraciones del actual alcalde jueguen en su contra. En medio del calor electoral, el edil aseguró haber entregado los $3.5 millones en becas, cuestión que por lo ya explicado se vuelve imposible. Es decir, ese dinero aún no ha terminado de abandonar las arcas de la municipalidad, sino que deberá hacerlo en los períodos determinados y consecuentes a la entrega de la beca. Tal como se haya establecido en el contrato (mensual, trimestral, anual, etc.). Este es un tema que en la contabilidad se conoce como “Presupuesto de Caja”. La municipalidad debe planificar sus entradas y salidas de dinero, de manera que el saldo le permita administrar sus decisiones de financiamiento. Este es punto para el periódico y el columnista.

Con la serie empatada, y aunque lo usual sería determinar quién se lleva la victoria, existe un problema aún mayor que plantear. Es cierto que Nayib Bukele abusó electoralmente de su primer mensaje, hablando de dinero que no ha sido entregado, y que debe asegurar para los meses venideros. Es más, de ganar la alcaldía por San Salvador, a menos que existan contratos firmados, el edil tendrá pocas maneras de asegurarse que el sucesor en Nuevo Cuscatlán mantenga los pagos correspondientes a los becados.

 

De igual forma, quienes se dejaron llevar por una débil interpretación de la contabilidad municipal, cayeron en el error. Lo que quizás es peor, y muchos sin duda lo recordarán, es que cientos de personas se apresuraron a criticar y aseguraron que el alcalde de Nuevo Cuscatlán manipulaba los fondos. Pocos realmente se tomaron la molestia de investigar y analizar de manera más técnica la confusión. Pudo más el típico morbo y calor electoral que la sensatez y el análisis.

El llamado a la nueva generación de jóvenes es a que nos informemos en abundancia, pero también que seamos críticos con cada artículo o publicación. De esta manera no solo evitaremos comentarios indebidos y errados sobre las situaciones y las personas, sino que también contribuiremos a la meta de no dejarnos manipular por los funcionarios que tanto criticamos. Quizás en ocasiones hará falta ir más allá de lo esperado, e incluso descubrir verdades que puedan afectar las ideologías o personas en que creemos. Pero en otras, como esta, solamente era necesaria una clase de contabilidad y sensatez.

 

 

7 Dic 2018
InSight: Revelando el corazón de Marte
Opinión | Por: Verónica Ruiz

InSight: Revelando el corazón de Marte

7 Dic 2018
Candidatos, ¿y las propuestas ambientales?
Opinión | Por: Caleb Padilla

Candidatos, ¿y las propuestas ambientales?

7 Dic 2018
Diciembre
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Diciembre

28 Nov 2018
Turismo accesible: beneficio para todo un territorio
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Turismo accesible: beneficio para todo un territorio