Opinión

24 Jul 2015
Opinión | Por: Mario Hernández Villatoro

CICIES, una necesidad de país

La corrupción existe, que se mantenga oculta es la costumbre, y descubrirla es la deuda del país.

La Comisión Internacional Contra la Impunidad (CICIG) fue creada por la Asamblea General de las Naciones Unidas y el Gobierno de Guatemala el 12 de diciembre de 2006, tras la opinión consultiva de la Corte de Constitucionalidad en mayo de 2007 y ratificada por el Congreso de Guatemala el 1 de agosto de ese mismo año. Es un órgano independiente de carácter internacional cuya finalidad es apoyar al Ministerio Público (MP), a la Policía Nacional Civil (PNC) y a otras instituciones del Estado en la investigación de delitos cometidos por integrantes de cuerpos ilegales y aparatos clandestinos de seguridad, y principalmente se enfoca en combatir la impunidad en todos los ámbitos.

En agosto de 2013, el presidente guatemalteco Otto Pérez Molina reconoció y valoró el trabajo que la CICIG había realizado en ese entonces. Casi dos años después, debido a una investigación del MP y de la CICIG, funcionarios del gobierno de ese país son señalados por presuntos actos de corrupción, provocando la indignación y movilización ciudadana, y como consecuencia la renuncia de la ahora exvicepresidenta Roxana Baldetti. Este hecho ha sido de los pocos resultados mediáticos de la CICIG, después de casi 10 años de su creación, pero sin su intervención seguramente no se hubiese destapado este barril de corrupción.

A raíz del último acontecimiento de investigación de posible corrupción, el Consejero del Departamento de Estado de Estados Unidos, Thomas Shannon, propuso la creación de una comisión similar a la CICIG en El Salvador. Dicha propuesta ha generado opiniones a favor y excusas en contra de la CICIES.

¿Qué impide la creación de la CICIES? La falta de voluntad política. ¿Cuáles son sus contras? Encuentro remotas desventajas. ¿Por qué diversos sectores y especialmente funcionarios del Ejecutivo se muestran reacios a la CICIES? Esgrimen sendas excusas. Empecemos.

  1. “Sería inconstitucional”, vociferan. Impedimento constitucional, aparentemente, no lo hay. La Sala de lo Constitucional en una sentencia en 2010 argumentó que el ejercicio de la acción penal no es exclusivo de la Fiscalía General de la República (FGR). El magistrado Rodolfo González ha reiterado que no encuentra valladar constitucional por el funcionamiento de la CICIES.
  2. “En lugar de la CICIES, mejor que se fortalezcan las instituciones del Estado”. Por supuesto. Pero por muy fortalecidas que se encuentren, siempre existen áreas intocables por muchas autoridades, o son tratadas con pinzas. Verbigracia, la débil actuación fiscal en el proceso judicial contra Francisco Flores, que si no fuese por la participación de querellantes probablemente ya se hubiera desvanecido el proceso penal.
  3. “Sería una intromisión a la soberanía del Estado”. Eso dice un funcionario. No es intromisión, es apoyo que una organización internacional brindaría al país para investigar los delitos y contribuir a aumentar las condenas, que sería de gran beneficio a una nación caracterizada por su excesiva criminalidad y mayor impunidad.
  4. “En el país no es necesaria la CICIES”. Varios funcionarios no lo consideran necesario, excusándose que en el país no se ha llegado al nivel de corrupción que sufre Guatemala. El verdadero motivo de la renuencia es porque la CICIES sería otro organismo vigilante del crimen y el aguafiestas de los corruptos.

¡Es intromisión-dicen- porque en el país no es necesario! Y las donaciones que se ofrecen, por ejemplo del FOMILENIO o de la Alianza para la Prosperidad, ¿es una intromisión y el país no las necesita? Absurdo.

En conclusión, se obtienen nulas excusas persuasibles para no crear esta comisión y muchas ventajas que contraería. Es necesaria una institución como la CICIG, que actúe en conjunto con la FGR, a fin de realizar investigaciones penales de forma transparente, eficaz y efectiva, y así reducir la desconocida pero innegable alta tasa de impunidad. La corrupción existe, que se mantenga oculta es la costumbre y descubrirla es la deuda del país.

7 Dic 2018
InSight: Revelando el corazón de Marte
Opinión | Por: Verónica Ruiz

InSight: Revelando el corazón de Marte

7 Dic 2018
Candidatos, ¿y las propuestas ambientales?
Opinión | Por: Caleb Padilla

Candidatos, ¿y las propuestas ambientales?

7 Dic 2018
Diciembre
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Diciembre

28 Nov 2018
Turismo accesible: beneficio para todo un territorio
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Turismo accesible: beneficio para todo un territorio