Opinión

13 Jun 2013
Opinión | Por: Carlos Segura

¿China o Taiwán? Perspectivas del siglo XXI

 

El dilema entre tener relaciones diplomáticas con la República Popular de China (RPC) o reconocer a Taiwán como estado independiente y tener relaciones diplomáticas con ellos sigue presente en el ámbito de las relaciones internacionales, sobre todo para Centroamérica y del Caribe. En la actualidad, alrededor de 23 países reconocen a Taiwán. Son una minoría por la simple y sencilla razón de que Taiwán ha sido excluido de la Comunidad Internacional por exigencia del Gobierno de la RPC, dominado únicamente por el Partido Comunista, el cual impuso la segregación de Taiwán Naciones Unidas en 1971. Concretamente, si se reconoce y se mantienen relaciones diplomáticas con la RPC, no se puede hacer lo mismo con Taiwán, y viceversa. ¿Autoritario? Definitivamente. Pero así es la vida. La RPC ve a Taiwán como una “provincia rebelde” y castiga diplomáticamente a los estados que lo reconocen como estado independiente.

Algunos ejemplos de países que reconocen a Taiwán son los siguientes: El Salvador, Honduras, Nicaragua, Guatemala, Panamá, Paraguay, República Dominicana, Haití, San Vicente y las Granadinas, Santa Lucia, Burkina Faso, Gambia, y Suazilandia. Costa Rica retiró el reconocimiento hacia Taiwán en 2010, por lo que dejaron de tener relaciones diplomáticas con ese país, para poder entablarlas con la RPC.

Esta pequeña lista de países tiene razones válidas para mantener sus relaciones con Taiwán. En esa pequeña isla de 36,000 km2, cuyo nombre oficial es la República de China, se encuentra una pujante economía, centro importante del capitalismo asiático, así como una próspera democracia multipartidista muy generosa en materia de cooperación para el desarrollo con los países que mantienen con ella relaciones diplomáticas.

Taiwán es la vigésimo-sexta economía del mundo, con un PIB de 474 billones de dólares. La isla produce una gran parte de las tecnologías de la información insertadas en cámaras fotográficas, teléfonos celulares y computadoras portables; domina el 90% del mercado mundial de los componentes de ordenadores, es el quinto productor de mega yates, y confecciona más de dos tercios de los chips de tarjetas de crédito. Además, ocupa el cuarto nivel de reserva de divisas en el mundo (395,1 billones de dólares), no posee deuda externa y dispone de liquidez financiera. El estado es laico y respeta las libertades fundamentales de la  población, que goza de educación gratuita y de coberturas universales de salud y jubilación.

La decisión de Costa Rica anteriormente citada es el ejemplo vivo del dilema de los países que mantienen relaciones con Taiwán. ¿Mantener relaciones con la isla o retirarse y pasar a ser parte del bloque mayoritario que reconoce a la RPC? Es una decisión difícil, sobre todo con la ofensiva diplomática y comercial lanzada por la RPC en los últimos años. Han estrechado lazos con diversas regiones en el mundo, incluyendo Canadá, la Unión Europea, Rusia, e incluso algunos países en África y América Latina. No hay que olvidar que la RPC se ha convertido en la segunda economía en el mundo, y todos los pronósticos apuntan hacia una evolución para convertirse en la primera potencia económica mundial. Por lo que resulta muy atractivo entablar oficialmente relaciones diplomáticas con ellos.

Recientemente el Presidente de la RPC, Xi Jinping, emprendió una gira en las Américas, para mostrar el interés chino en los recursos energéticos de la región. El Presidente chino visitó Trinidad y Tobago, Costa Rica, México y California. Una forma de decir “estamos presentes” para todo el continente americano.  

En pleno Siglo XXI parece un poco arcaico el tener que escoger entre dos socios internacionales por razones ideológicas, sobre todo para los jóvenes que, en regla general, nos alejamos de las posturas extremas en la política. Actualmente se tiene la opción de mantener Embajadas en un país y oficinas comerciales en el otro. Así lo hacen países como Canadá y Panamá. Sin embargo, lo ideal sería que algún día, olvidando las posturas extremas, todos los países en el mundo tengamos la opción de mantener relaciones diplomáticas con ambos. Espero firmemente que la RPC nos deje hacerlo. 

  • Bernardo Cerrato

    Muy buena columna!!! Aunque lo que me parece tonto es cuando ES reconoce a taiwan, yo trato de viajar a taiwan y soy sujeto a un gran papeleo, visas, burocracia ect ect … Mientras que CR deja de reconocer a Taiwan y poseen libre entrada a Taiwan ..???? mientras nosotros damos tasas preferenciales en impuestos a taiwan, CR prefiere reconocer a china, y aun asi poseen libre entrada y comercio con taiwan?? parecen ironicas y tontas nuestras politicas o a lo mejor algun grupo de poder son los beneficiados en todo esto, ya que taiwan me trata como no elegible para visitar taiwan y nosotros luchamos por reconocerlo a nivel mundial hahaha??? #solamente, gracias :)!!!

25 Jul 2017
¡Políticos entiendan!
Opinión | Por: Caleb Padilla

¡Políticos entiendan!

25 Jul 2017
Legado de 3D para El Salvador
Opinión | Por: Mateo Villaherrera

Legado de 3D para El Salvador

24 Jul 2017
Feliz No Cumpleaños, “Nayibcito”
Opinión | Por: Mario Matheu

Feliz No Cumpleaños, “Nayibcito”

24 Jul 2017
La mujer y El Salvador: Más que solo un útero
Opinión | Por: Juan Carlos Menjívar

La mujer y El Salvador: Más que solo un útero