Opinión

22 Dic 2017
Opinión | Por: Mario Matheu

Chamba: una navidad con TPS

Algunas historias es mejor contarlas en lugares muy lejanos y otras en el mismo cielo de la casa. Esta historia (que tal vez se alargue un par de temporadas) será contada desde todos lados, por los de arriba en el norte, los de abajo en el barrio, por los de la izquierda con canciones y por la derecha con conservaciones.

Chamba será el primer muchacho quien vivirá este relato. Haremos de este joven un gran viajero, no porque conozca mucho, sino porque tiene hambre por comerse el mundo entero. Idealista, soñador, terco y criticón pueden ser adjetivos que caractericen a este incomprendido personaje, pero cada lector tomará lo que crea es justo y razonable. Un agradable puerto se atisba en las cercanías del hogar del muchacho y es de su gusto pasar mucho tiempo atendiendo a extranjeros, y varios extraños.

Chamba decidió quedarse en su casa este año, a pesar que siempre tiene la oportunidad de saltar a cualquier lado, principalmente porque es una temporada buena para conocer gente de todos lados. Este día llegó un barco de visita. Chamba conoció a un Salvador que venía por unos días. Chamba viejo y Chamba junior, así se diferenciaban cuando alguien decía sus nombres en el horizonte. Chamba viejo llegó alegre, pero a su vez asustado, muchos chambres hay por todos lados. Él es Salvadoreño en el Norte y desde hace varios años el TPS lo ha resguardado. Era primera vez que salía después tantos años que no veía a su familia, pero últimamente se ha dicho que “NO HAY SALIDA” el regreso inevitable sería.

Un viejo gruñón de color naranja ha amenazado a medio mundo a capa y espada. “No hombres malos”, ha sido su discurso de antaño y muchos aplausos recibió en lo lejano. Al inicio parecía no hacer daño, pero su humor es algo muy extraño. El último temor surgió con un vecino nica, a quien ya no lo dejarán entrar a la residencia gringa. Con muchas de sus cosas se le ha visto regresar y el miedo es porque no es el único en ese estado.

Se ha visto a un buen mozo viajar muchas veces para platicar con amigos del viejito quejumbroso. Pero, ya ha regresado con pocas o malas noticias, aunque se le ve con pensamiento optimista, considerando que de él dependen 200 mil personas.

Chamba junior quedó asombrado, vería a su mami desde que se fue en 2004, pero su corazón se acongoja, sabe que ella está allá por mejor comida y ropa.

“¿Por qué no les ayudamos?” – le preguntó el niño al anciano,

“No es tan fácil, mi joven muchacho”– dijo el viejo acongojado.

“Nada bueno es fácil” – señaló Chamba emocionado – “Todo requiere esfuerzo y manos de hermanos, porque seremos tontos si nos quedamos de brazos cruzados”.

“Te recuerdo que solo hay chambres vagos, aún no hay nada claro” – exclamó chamba viejo mientras iba pensando.

No se sabe que pasaría en el peor de los días, solo especulación hay sobre la futura desdicha. Mucho desempleo se atisba, olas de violencia a la orden del día, tiendas por todos lados abrirían, protestas sin fin se vendrían. Pero, no todo es golpes y mordidas, también puede haber algunas alegrías y sonrisas, reencuentros de familias separadas por la economía, un poco más dinerito se invertiría, se pediría justa justicia a la gobernanza.

Muchos chambas en el mundo se irán a dormir con desesperanza por la incertidumbre que el futuro depara. El joven de nuestra historia quedará con una llama y una idea para la almohada.

“Todo estará bien” cita la frase ante la nostalgia…

16 Ene 2018
Yo no fui, fue teté
Opinión | Por: Erick Hernández

Yo no fui, fue teté

12 Ene 2018
Deseos electorales 2018
Opinión | Por: Mario Hernández Villatoro

Deseos electorales 2018

11 Ene 2018
Expectativas para 2018
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Expectativas para 2018

11 Ene 2018
Vota por rostro, vota cruzado, vota valores
Opinión | Por: Sara Larín

Vota por rostro, vota cruzado, vota valores