Opinión

23 Ene 2013
Opinión | Por: Oswaldo Serrano

Austeridad es…

Si buscamos en internet, podemos encontrar muchas definiciones de la palabra austeridad, por ejemplo, la que encontramos en Wikipedia,  nos dice que cuando es aplicada a la política se trata de “un recorte del déficit público bajando los gastos mediante la reducción en la cantidad de beneficios y servicios públicos proporcionados”.

 

En nuestro país, este término es utilizado por muchos sectores  por los problemas económicos que atraviesa el Estado. Hemos visto como el presidente de la República en reiteradas ocasiones hace un llamado a los funcionarios para ser “austeros”, a poner en práctica políticas para reducir el déficit de las instituciones. Incluso, el arzobispo metropolitano de San Salvador, José Luis Escobar Alas, también hizo un llamamiento a la austeridad por la precaria situación económica de El Salvador.

 

Los salvadoreños tenemos claro que no estamos en época de abundancia, pero ¿cuál es el origen de esta crisis? Para el actual gobierno, todo se resume a “los 20 años de gobierno de ARENA”, pero eso va mucho más allá. El eterno endeudamiento a lo largo de la historia de El Salvador, la falta de productividad y bajo crecimiento económico, poca recaudación fiscal, malversación de fondos, y el despilfarro  de los mismos por parte de algunas entidades, como es el caso de la Asamblea Legislativa.

 

Recientemente se dio a conocer los $46 mil que la Asamblea Legislativa gastó en los regalos de los diputados. El presidente esta institución, Sigfrido Reyes, autorizó la compra de diferentes artículos como corbatas de seda, pines de bronces, pulseras con baño de oro, botellas de Whisky (por receta médica que les dejó don Ciro) entre otras cosas en concepto de “regalos de navidad”. 

 

Otro dato que es de dominio público es que la Asamblea Legislativa gasta miles de dólares en obras de arte. Se difundió en algunos medios que en el 2012, se gastaron aproximadamente $170 mil en compra de obras de arte a artistas salvadoreños. Nuevamente Sigfrido Reyes dio su visto bueno e incluso defendió dichas compras alegando que es importante apoyar el arte nacional.

 

Recuerdo hace unos meses cuando la Selecta Playera puso en alto el nombre de El Salvador en el mundial de futbol playa, los salvadoreños pedimos que se reconociera este enorme esfuerzo, que la Asamblea Legislativa los apoyara, y el mismo Sigfrido Reyes dijo que esta institución no era beneficencia pública.

 

En este caso no se trata de no apoyar el arte, sino de cómo se abusa de los recursos del Estado, y más sabiendo la situación en la que se encuentra. O peor aún ver cómo se gasta el dinero en “regalitos” mientras otras instituciones como el cuerpo de bomberos, hospitales, etc. no tienen ni para equiparse con lo necesario y atender emergencias.

 

Debemos hacer conciencia a los funcionarios que así como los salvadoreños nos apretamos el cinturón en esta época, ellos deben hacer lo mismo para apalear la crisis financiera del Estado. No solo elegimos a los diputados, también les exigimos, nos deben rendir cuentas aunque a ellos no les agrade y tocará recordarles por todos los medios posibles, tipo poner “post-its” con la definición de austeridad en los curules de la Asamblea Legislativa  para que tomen conciencia y dejen de mal gastar los recursos financieros.

23 May 2017
El Salvador ha olvidado como soñar
Opinión | Por: Erick Hernández

El Salvador ha olvidado como soñar

23 May 2017
Ser Madre Significa
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Ser Madre Significa

22 May 2017
Lo que no te engaña, no domina tu opinión
Opinión | Por: Karen López

Lo que no te engaña, no domina tu opinión

19 May 2017
SITRAMSS: No, no es lucha de poderes
Opinión | Por: Mario Hernández Villatoro

SITRAMSS: No, no es lucha de poderes