Opinión

14 Jul 2017
Opinión | Por: Mario Hernández Villatoro

ARENA, renovación artificial

Dos factores fundamentales permitieron que ARENA tomara ventaja en las elecciones de 2015 tanto en la Asamblea Legislativa como en los Concejos Municipales: los errores del principal partido contendiente y las piscas de relevo generacional que mostraron con la incorporación de gente nueva vendiendo ideas frescas.

Pero a raíz de la actitud de los diputados de ARENA ante el discurso del primer año de Gobierno de Sánchez Cerén, publiqué un artículo titulado: “ARENA: ¿Oposición constructiva?”, en el cual criticaba la absurda e inaceptable forma del partido ARENA de jugar su papel de oposición y más aún las actitudes infantiles de sus diputados y dirigentes. Dos años después, esa crítica ha ido ganando fuerza y ahora se mantiene más vigente que en aquella ocasión.

Ante la combinación de lástima y molestia de la población por la pésima gestión del Gobierno, disfrutando la coyuntura actual de la ciudadanía de tirarle piedras al FMLN, sabiendo que el lente está disparando hacia el otro lado y aprovechando la prescripción de la memoria histórica de la población de aquellos 20 años, ARENA tiene una oportunidad de oro para restaurar su apedreada y desgastada imagen.

¿Qué hacer para aprovechar esa oportunidad? Escuchar a la gente y atender el clamor popular. El pueblo pide a gritos la inclusión de jóvenes que evolucionen la forma de hacer política, que generen espacios de apertura ciudadana, que sean honestos, transparentes, con criterio propio y que trabajen por y para el país.

En su momento, ARENA entendió que la renovación les ayudaría a tomar ventaja, pero ocultaron que a los nuevos los querían para ser súbditos y utilizarlos como robots para decir “amén” a todo lo que la alta jerarquía ordene. La renovación superficial se caracterizó en querer presentar carne fresca con mañas viejas, en pretender amaestrar cerebros para que estén a la orden de sus patrones, en programar su chip para obedecer mandatos arbitrarios, en adaptarse a las decisiones que impongan los jefes y evitar criticar a su partido. Porque si no está de acuerdo con algo, lo único que le responderán es: “si no le gusta, renuncie y búsquese otro partido”.

Para ser aceptado en el partido, tenés que abstenerte de expresar tu propia opinión, adaptarte al status quo, no salirte del huacal, mantenerte en segundo plano, caerle bien a los financistas, cantar a todo pulmón la obsoleta marcha. Y para ser diputado, obviamente tenés que levantar la mano cuando los jefes lo ordenan, mantenerla abajo cuando las negociaciones no le convienen al partido, prestarle el carro institucional a tu hermana para que se vaya a pasear, nombrar a tus familiares en puestos públicos, publicar videos presumiendo tu finca, tus caballos y tu carro. Pero lo más importante es que te resignés a que te inhabiliten si querés competir en elecciones internas.

Las mentes millennials y progresistas no tienen cabida en ARENA, porque sus dirigentes no creen en lo extraordinario, no conciben que alguien joven les llegue a quitar sus privilegios, no quieren que les roben la atención, no desean un nuevo proyecto político, no admiten críticas hacia sus acciones, no dimensionan la idea que sus nuevos integrantes prefieran abstenerse de cantar y adoptar su marcha. Su corta visión solo les permite seguir observando a sus propios personajes de antaño y no se imaginan que hay personas preparadas, con hambre de cambiar el estado mediocre en que nos encontramos, con nata de líderes, con fluidez de ideas, con la capacidad de manejar su propia corriente de pensamiento y con la habilidad de desarrollar este país. Es decir, ARENA prefiere tirar al traste la oportunidad de oro que tiene actualmente.

Me alegra ver que jóvenes propositivos y comprometidos se hayan separado del partido, que sus diputados renuncien a una nueva postulación y que personas brillantes estén lejos de ARENA. Ellos merecen más y en ARENA solo tienen cabida los que ofrecen muy poco.

25 Jul 2017
¡Políticos entiendan!
Opinión | Por: Caleb Padilla

¡Políticos entiendan!

25 Jul 2017
Legado de 3D para El Salvador
Opinión | Por: Mateo Villaherrera

Legado de 3D para El Salvador

24 Jul 2017
Feliz No Cumpleaños, “Nayibcito”
Opinión | Por: Mario Matheu

Feliz No Cumpleaños, “Nayibcito”

24 Jul 2017
La mujer y El Salvador: Más que solo un útero
Opinión | Por: Juan Carlos Menjívar

La mujer y El Salvador: Más que solo un útero