Opinión

17 Mar 2016
Opinión | Por: Gracia González

Aprender a aprender

Aprender es una palabra un tanto estigmatizada en la actualidad. Comúnmente se asocia con un salón de clases, el colegio, o con una serie de palabras negativas como: aburrido, complicado o tedioso.

Lastimosamente, es posible que aprender se relacione con muchas de esas palabras para nosotros. Hemos crecido toda nuestra vida estudiando y aprendiendo, en gran parte para llenar una serie de requisitos. Muchas veces de seguro nos preguntamos cosas como: ¿cuándo voy a usar el binomio cuadrado perfecto de Baldor? o ¿de qué me sirve memorizar los elementos de la tabla periódica? Y aunque gran parte de los conocimientos que adquirimos nos puedan ser útiles, no los vemos así porque estamos viendo el aprendizaje desde una óptica equivocada.

Aprender es sinónimo de crecer. Alguien que no está constantemente aprendiendo se encuentra en peligro de quedarse estancado. Por ejemplo, un médico que no se actualiza y aprende nuevos procedimientos o avances científicos, en algunos años quedará obsoleto. El mundo sigue avanzando en tecnologías, conocimientos y técnicas, y en el momento en que dejas de aprender, te quedas atrás.

Cuando aprendemos cosas nuevas nos abrimos a nuevas posibilidades. Alguien comparaba el aprendizaje con los mapas y contaba la siguiente anécdota: en la antigüedad, los cartógrafos elaboraban sus mapas y muchas veces creaban lugares ficticios, como una trampa para saber cuando alguien copiaba su mapa sin su permiso. Un par de cartógrafos hicieron un mapa de la ciudad de Nueva York y crearon un lugar ficticio llamado “Agloe”. Tiempo después, vieron un mapa de Nueva York, que no habían realizado ellos y que contenía el pueblo llamado Agloe. Inmediatamente pensaron que alguien había copiado su mapa. Sin embargo, al investigar se dieron cuenta que Agloe se había convertido en un lugar real. Lo que sucedió fue que la gente veía el lugar en el mapa, y al no encontrarlo físicamente, alguien decidió crear una comunidad bajo ese nombre e incorporar al sitio una tienda, una gasolinera, y un par de casas.

Lo que nos enseña esta historia es que frecuentemente consideramos ir a un lugar únicamente si se encuentra en el mapa que nos guía, lo mismo sucede con el aprendizaje. Nuestro mapa de vida está formado por las cosas que aprendemos y avanzamos en base a lo que encontramos en nuestro mapa. Si algo no se encuentra allí, no lo vemos como una posibilidad porque no sabemos que existe. A través del aprendizaje descubrimos nuevas oportunidades, caminos, e incluso habilidades o talentos que no sabíamos que teníamos.

Lo primero que guía nuestro aprendizaje, desde que estamos pequeños, es la curiosidad. En base a las interrogantes que nos planteamos podemos ir aprendiendo nuevas cosas desde cómo hornear pan o cómo cambiar una llanta, hasta llegar resolver problemas complejos de matemáticas o física. Hay cosas que se pueden aprender de una forma tan sencilla como ver un video tutorial. Pero hay cosas más complejas que requieren un proceso más extenso. Para embarcarnos en él, necesitamos hacer varias cosas.

En primer lugar tenemos que deshacernos de nuestras barreras sobre el aprendizaje. No tiene por qué ser aburrido o tedioso y lo más importante: el mejor momento para comenzar algo nuevo es ahora. En segundo lugar debemos plantearnos una meta: puede ser algo que siempre hayamos querido conocer o algo que necesitas por tu trabajo. Lo tercero que hay que hacer es: ¡hacerlo sin miedo a equivocarse! Y finalmente, es bueno reflexionar sobre el proceso y sobre lo aprendido. Irónicamente, muchas veces es necesario desaprender, dejar de lado conocimientos o esquemas para abrirnos a ideas que nos puedan enriquecer.

En lo personal, lo disfruto mucho. Me gusta aprender de todo, desde nuevas recetas de cocina, hasta un nuevo idioma y considero dos cosas importantes sobre ello: aprender es una parte fundamental desde el inicio de nuestra vida y nunca es muy tarde ni se está muy viejo para hacerlo.

9 Nov 2018
La peor mentira política y económica
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

La peor mentira política y económica

1 Nov 2018
Migrantes, lamento de un pueblo que sufre
Opinión | Por: Erick Hernández

Migrantes, lamento de un pueblo que sufre

26 Oct 2018
Carta a los candidatos presidenciales
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Carta a los candidatos presidenciales

19 Oct 2018
“El Nayib”, un bote salvavida
Opinión | Por: Juan Carlos Méndez

“El Nayib”, un bote salvavida