Opinión

10 Feb 2017
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Amor y No Amor

Estamos en febrero, mes del amor y la amistad. Pero lo que quiero escribir en este artículo, sobre todo, es sobre aquello que no es AMOR y lo que es verdaderamente AMAR. Amor es darnos a nosotros mismos y a los demás sin condición, es decir, sin recibir nada a cambio o sin hacerle daño a nuestro cuerpo.

Amarse a uno mismo es primordial para poder amar a los demás porque si nos respetamos, nos valoramos y nos cuidamos a nosotros mismos, ya es un paso para amar a los demás. ¿Cómo es posible que las jóvenes de hoy le permitan al novio que les dé la mal llamada “pastilla del día siguiente o de emergencia” sólo para tener sexo con ella? Perdóneme chicas, pero aceptar eso por un momento de placer con el que dice que las ama y quiere darle la pastilla, eso NO es AMOR. Primero, por qué se están haciendo un gran daño en todo su organismo, lo cual significa que ni ustedes mismas se aman, y segundo, no es amor a su novio por qué le estás dando permiso para dañar a su futura esposa y le quitan la posibilidad de que llegue puro al matrimonio. Al mismo tiempo, no es amor porque están matando toda posibilidad de concebir a un ser humano que es fruto de Dios y del amor PURO de la pareja, y que al igual que CUALQUIER SER HUMANO tiene derecho a la VIDA y a NACER.

Amar es aceptar al bebé tal y como venga, y nazca, es decir NO a ABORTAR porque cuando una mujer aborta, primero se está haciendo un gran daño a ella misma y a su organismo; segundo, ella y el novio o esposo van a sufrir el trauma post aborto. Por último, no ama la vida de ellos, ni la vida del bebé que se encuentra en el vientre de la madre y están dejando de amar lo que Dios, con la ayuda de la pareja, ha creado.

La mejor forma para aprender a amar a nosotros mismos y a los demás es visitando a los que están en los hospitales, a los que están abandonados, a los presos y a los niños de la calle, visitando al que más lo necesita; perdonando a quién nos ofende o nos hace daño; dando consuelo y consejos a quién lo necesita; escuchar a las personas y cuidándonos a nosotros mismos.

Como dijo Santa Madre Teresa de Calcuta “amar hasta que nos duela”. Hay que dar lo mejor de nosotros a buenos y malos a pesar que nos hayan hecho un mal. Hay que darnos sin recibir nada a cambio, ayudar no con lo que nos sobra de nuestro salario o con lo que ya no ocupamos; dar cosas buenas, dar el 200% de nosotros mismos a los que no tienen nada, ni a nadie que los amen o consuelen. Amar es, por ejemplo, si yo sé que las proteínas me hacen daño a mi organismo, es lógico que voy a buscar una dieta baja en proteínas y evitar el abuso en estas sustancias porque si le hago un daño a mi organismo, ya no es amor a mí mismo y si no me amo ni yo solo, ¿cómo voy a amar a los demás?

Considero que la violencia y delincuencia es falta de amor. El amor comienza desde la familia, si la familia se separa y no tiene unidad, eso provoca que los hijos no terminen de aprender a amarse a sí mismos y a los demás. También se da por la falta de oportunidades, que lastimosamente no hay en El Salvador y por falta de justicia, y de la igualdad de derechos. El mejor ejemplo para conocer y aprender lo que verdaderamente es amar, es ver lo que hizo por cada uno de nosotros, que somos pecadores, nuestro señor Jesucristo. Él vino al mundo, por medio de la Virgen María, se entregó a nosotros y murió crucificado por el perdón de nuestros pecados, para que podamos tener la posibilidad de ir al cielo.

Quiero terminar este artículo con una serie de preguntas, ¿será que nos amamos unos a otros para celebrar el día del amor y la amistad? ¿Será que para que haya paz tiene que existir amor primero? ¿Nos amamos a nosotros mismos y a los demás como Dios nos ama?

 ¡Feliz día de la amistad y del amor verdadero!

 

19 Oct 2018
“El Nayib”, un bote salvavida
Opinión | Por: Juan Carlos Méndez

“El Nayib”, un bote salvavida

18 Oct 2018
Pequeñas acciones para grandes cambios
Opinión | Por: Erick Hernández

Pequeñas acciones para grandes cambios

16 Oct 2018
Combinar la política y los desastres, no falla
Opinión | Por: Karen López

Combinar la política y los desastres, no falla

12 Oct 2018
Herencia de San Romero al país y para el mundo
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Herencia de San Romero al país y para el mundo