Opinión

15 Feb 2016
Opinión | Por: Carlos Segura

América Latina: los retos para un desarrollo sostenible

Nuestros países parecen beneficiarse de sus recursos naturales y materias primas, lo cual ha permitido aumentar las exportaciones, sobre todo gracias al aumento de la demanda china. Asimismo, la región ha captado mucha más inversión extranjera proveniente de todo el mundo.

Latinoamérica crece. Latinoamérica cambia. Latinoamérica evoluciona. En los últimos años, el sub-continente ha tenido una serie de transformaciones a todo nivel. Según, cifras de CEPAL y de la Agencia Francesa de Desarrollo, el PIB latinoamericano creció en un promedio de 4% entre 2003 y 2012; la pobreza en la región se redujo un 33%; y la tasa de desempleo pasó de un 11% a un 6% de la población activa. Nuestros países parecen beneficiarse de sus recursos naturales y materias primas, lo cual ha permitido aumentar las exportaciones, sobre todo gracias al aumento de la demanda china. Asimismo, la región ha captado mucha más inversión extranjera proveniente de todo el mundo. Naturalmente, hay países que han tenido un mejor desempeño como México y Chile, y otros que han tenido resultados muy negativos como Venezuela y Argentina. Pero en general, las economías latinoamericanas crecen y las condiciones de vida de las poblaciones han tenido un cambio positivo.

A pesar de todas estas mejoras, la región sigue siendo sub-desarrollada y presenta muchos retrasos en comparación con otras regiones. Hay muchas cosas por mejorar y no podemos descansar hasta lograr mejorar las condiciones de vida de nuestros pueblos.

Los retos son diversos y variados. Identifico 5 áreas en las cuales considero deben hacer hincapié nuestras autoridades para alcanzar un desarrollo sostenible y duradero:

  1. Más acceso a la educación. Pongo esto primero porque es la base de todo. Como lo indiqué en mi columna “Adictos a la educación: la clave del desarrollo“, un país se desarrolla gracias a la educación. Una población educada tendrá mejores capacidades, acceso a mejores empleos y un mejor nivel de vida.
  1. Reducción de la pobreza. La primera solución en este tema es clara: crear las condiciones para favorecer la inversión local y atraer más inversiones extranjeras. De esa manera se crearán mejores empleos y por lo tanto se tendrán mejores salarios. Como lo indicaba en mi columna “Gobierno, empresa privada y bien común“, es imperativo crear estas condiciones para reducir la pobreza. Una mayor actividad económica no solamente mejora las condiciones de vida de la población, sino que también genera más recetas fiscales para el Estado, lo que le permite disponer de más fondos para políticas sociales destinadas a atender las necesidades de las poblaciones más vulnerables.
  1. Gobernabilidad democrática. Es imperativo asegurar el desarrollo y la modernización de las instituciones públicas, la consolidación de la democracia y la lucha contra la corrupción, un fenómeno latente en nuestra región. Pueden haber avances en diversas áreas, pero si no hay estado de derecho, respeto de la institucionalidad y una lucha frontal contra la corrupción, nuestros países no alcanzarán el desarrollo.
  1. Desarrollo de la infraestructura. Es necesario modernizar nuestros países, tanto a nivel nacional (aeropuertos, puertos, autopistas) como a nivel local, especialmente el desarrollo urbano. Una mejor infraestructura permite tener más facilidad para el comercio, atrae más inversiones, genera mejor atracción para los turistas, entre otras ventajas. Pensemos: los países desarrollados son los que tienen las mejores infraestructuras en el mundo.
  1. Protección del Medio Ambiente. La región ha avanzado mucho en este tema, pero todavía queda mucho por hacer. Con la reciente Conferencia de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, COP 21, los países de nuestra región se comprometieron a seguir avanzando en este campo, con la adopción del Acuerdo de París, del cual hablo en mi columna “Es hora de parar el cambio climático“. Un verdadero desarrollo sostenible no se puede alcanzar sin un verdadero compromiso para luchar contra este fenómeno. De nada sirve crecer económicamente si seguimos dañando a nuestro bello planeta. Medidas concretas para proteger el medio ambiente son esenciales para nuestro desarrollo.

 

En El Salvador, todo esto es una realidad latente. Si mejoramos todo esto, también disminuirá el drama que nos azota todos los días: el crimen y la violencia. Trabajemos todos juntos para sacar adelante al país, trabajando en estas 5 áreas y en todo lo que podamos según nuestras capacidades.

9 Nov 2018
La peor mentira política y económica
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

La peor mentira política y económica

1 Nov 2018
Migrantes, lamento de un pueblo que sufre
Opinión | Por: Erick Hernández

Migrantes, lamento de un pueblo que sufre

26 Oct 2018
Carta a los candidatos presidenciales
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Carta a los candidatos presidenciales

19 Oct 2018
“El Nayib”, un bote salvavida
Opinión | Por: Juan Carlos Méndez

“El Nayib”, un bote salvavida