Opinión

24 Sep 2013
Opinión | Por: Gumercindo Ventura

Ahora resulta que cobrar parqueo privado es delito

Milton Friedman decía que no hay almuerzo gratis. Al parecer tampoco habrá parqueos gratis en El Salvador, al menos en algunos del los centros comerciales más grandes del país. Desde que se sabe esto mucha gente se ha pronunciado, ya sea indignándose por el cobro o viéndolo como algo normal, que quizá hasta era inevitable.

Hay comentarios muy curiosos de un par de enfurecidos, calificando de ladrones a los dueños de estos centros comerciales. Que yo sepa no le están poniendo una pistola en la cabeza a nadie para quitarle dinero. ¿Desde cuando es robo cobrar por el uso de establecimientos privados? Cuando un activo es propiedad de alguien, el dueño hace del mismo como le plazca. Lo puede regalar, prestar, alquilar y hasta quemar, en fin, es propiedad privada.

Se habla que no es tanto el hecho que cobren sino que “se pongan de acuerdo en cobrar”. Algunos ilustres le llaman “colusión” a esto y califican como “cartel” a quienes cobran, quizá son los mismos que llaman “capitalismo” al “corporativismo” en el que vivimos. Para aclarar, colusión es cuando hay un acuerdo entre competidores de un mercado en el precio que se cobra por ofrecer un bien o servicio, con el fin de obtener mayor poder de mercado e impedir que otras empresas competidoras entren en el mercado.

El caso es bastante peculiar, ya que el mercado del que estamos hablando no es tan fácil de definir. No es un mercado tradicional, como lo pudiera ser el de “cuadernos” por poner un ejemplo, donde hay muchos competidores. Podríamos decir que el mercado es el de parqueos de centros comerciales, pero un parqueo de un centro comercial en La Libertad no puede competir en el parqueo de un centro comercial en San Salvador. Son activos inamovibles.

Podríamos incluso decir que no es en el mercado de “parqueos” en el cual están compitiendo, sino en el mismo mercado de centros comerciales. Viéndolo así, el cobrar por parqueo solo haría a un centro comercial menos competitivo frente a otros. Es incluso una oportunidad para que plazas más pequeñas puedan competir, ya que si no tienen la misma variedad de comercios que tienen los grandes, pueden atraer al cliente que no está dispuesto a pagar el parqueo.

Si los centros comerciales se pusieran de acuerdo en el precio que van a cobrar y se copiaran hasta las condiciones del servicio, eso ya es algo más complicado. Esto sí podría ser colusión, aunque no es tan claro ya que no hay muchos competidores. Al final es muy probable que uno de los competidores vea la oportunidad de bajar más el precio, o mejorar las condiciones para atraer más gente. Tendría que analizarlo la Superintendencia de Competencia.

A usted puede que no le guste este cobro. Está bien, nadie lo está obligando a ir a centros comerciales que le cobren parqueo. El cliente tiene el poder de hacer su propia rebelión no consumiendo lo que no le gusta. Si la mayoría de gente no está dispuesta a pagarlo, y se convierte en un factor determinante para la actividad comercial del centro comercial, la clientela simplemente migrará a la competencia que no cobre. En última instancia hasta se podrían ver forzados, por una baja en demanda, a dejar de cobrar por los altos costos. Al final, si el Estado no se mete, el mercado es democrático, cada compra es un “voto”, se premia a quien lo consiente, y se castiga a quien no.

16 Oct 2018
Combinar la política y los desastres, no falla
Opinión | Por: Karen López

Combinar la política y los desastres, no falla

12 Oct 2018
Herencia de San Romero al país y para el mundo
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Herencia de San Romero al país y para el mundo

10 Oct 2018
Alfred Nobel
Opinión | Por: Verónica Ruiz

Alfred Nobel

3 Oct 2018
¿Qué hacemos por los niños?
Opinión | Por: Erick Hernández

¿Qué hacemos por los niños?