Opinión

18 Ene 2016
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Aborto y familia

El aborto es un tema y una situación que los Salvadoreños consideramos como tabú y como algo de lo que no hay que hablar pero ¿qué es el aborto?, ¿por qué es malo?, ¿por qué está prohibido hacerlo?, ¿por qué se considera como pecado en la iglesia católica?, ¿qué consecuencias puede tener en la familia de realizar un aborto?, ¿cómo puede ayudar la familia para que no se realice el aborto?

El aborto como tal no es más que quitarle toda la oportunidad de vida a un ser que ya está concebido y que por tanto ya tiene vida, es una muerte cruel porque hay un desmembramiento aún más cruel que cualquier homicidio a los que ya están acostumbrados a ver los salvadoreños todos los días en las noticias; ¿Qué es el desmembramiento? Es cortarle cada parte del cuerpo sin anestesia y en un bebe que aún está en el vientre es mucho peor porque los médicos y los padres que practican el aborto no toman en cuenta la decisión del bebe que es parte del cuerpo de la madre en ese momento.

Sé que muchas madres, parejas, familia, persona o mucha gente de la sociedad me van a preguntar ¿y si la madre está en peligro de muerte o el niño trae un daño fisiológico y/o de otro tipo? Antes que nada hay que salvar la vida de ambos seres aunque los dos vivan un minuto o un segundo al momento del nacimiento pero eso es el RESPETO A LA VIDA; nadie puede quitarle la vida a nadie solo Dios cuando lo llama al cielo desde el momento de la concepción hasta la muerte natural de cualquier ser, sea este un angelito con discapacidad o un angelito sin discapacidad.

El aborto al igual que la eutanasia deben estar prohibidos tanto en El Salvador como en el mundo porque al igual que los homicidios y otro tipo de muerte son repudiados por la sociedad y los gobiernos, el aborto y la eutanasia son mucho más crueles que los homicidios a los que lastimosamente los Salvadoreños ya estamos acostumbrados a ver diariamente en los medios de comunicación; por lo antes mencionado la iglesia católica y otras religiones consideran el aborto, homicidio, eutanasia y toda clase de muerte provocada por el hombre como PECADO por el hecho que le están quitando el derecho a la vida, es una falta de respeto al ser humano y no es una obra de amor hacer eso.

Considero que el aborto solamente le trae consecuencias negativas a la familia como por ejemplo daño en el cuerpo de la madre, tristeza en el tiempo, cargo de conciencia entre otras consecuencias por quitarle la vida a este ser; usar métodos anticonceptivos tampoco es la solución para no quedar embarazada ni asumir compromisos como padres que estamos creando gracias a Dios y al amor a un ser que será nuestro hijo; usar esos métodos también es un tipo de aborto y deja muchos daños tanto en la mujer como en el hombre.

La familia tanto del que va hacer papa como de la madre deben ser un apoyo para que ellos no se sientan con un cargo o que lo que crearon en el vientre de la madre es malo, en vez de criticarlos y regañarlos hay que apoyarlos porque aunque los regañen o les digan hasta de lo que se van a morir si la madre ya está embarazada, ya es un ser con vida el que está en el vientre de ella y venga como venga tiene derecho a la vida y no es un objeto para quitarlo como le dicen muchos médicos.

Hago un atento llamado a los diputados de la Asamblea Legislativa de todas las fracciones políticas para que ratifiquen el artículo de la Constitución que vela por el derecho a la vida desde el momento de la concepción hasta la muerte natural y a la familia; a la sociedad Salvadoreña la invito a que sigamos promoviendo el derecho a la vida desde la concepción hasta que Dios nos llame a la presencia de el para ser uno de los pocos países que aun respetamos la vida.

 

19 Oct 2018
“El Nayib”, un bote salvavida
Opinión | Por: Juan Carlos Méndez

“El Nayib”, un bote salvavida

18 Oct 2018
Pequeñas acciones para grandes cambios
Opinión | Por: Erick Hernández

Pequeñas acciones para grandes cambios

16 Oct 2018
Combinar la política y los desastres, no falla
Opinión | Por: Karen López

Combinar la política y los desastres, no falla

12 Oct 2018
Herencia de San Romero al país y para el mundo
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Herencia de San Romero al país y para el mundo