Opinión

10 Abr 2018
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Aborto sin causas justificables

Me di cuenta que diferentes diputados del FMLN, luego de conocer su pérdida de escaños para la próxima legislación (2018-2021), han promovido el interés por aprobar la ley de aborto, a la cual yo llamaría “ley de asesinato de víctimas inocentes sin causas justificadas”.

ABORTAR significa asesinar, discriminar y matar a la criatura como si no tuviera derecho a la vida y a la sociedad; además, se está aislando la madre porque eso es consecuencia del aborto, ya que ella entra en depresión y en una crisis negativa.

El aborto es como amarrar a una persona de manos y pies, pegarle un tirro en la boca para que no se pueda mover, ni hablar en su propia casa, que se supone es su lugar más seguro, y lo descuartizarla parte por parte. Eso mismo pasa con los bebés que son abortados en el vientre de la madre.

 

Analizaré, desde el punto de vista PROVIDA Y EN BASE A TESTIMONIOS REALES, las diferentes causas que la diputada Lorena Peña ha tomado en cuenta para pedir la despenalización del aborto.

Según ella las causas para abortar, si la ley es aprobada son:

  1. Si el niño tiene discapacidad, malformación o daño en el vientre de la madre. Hay madres que al darse cuenta por medio de la ultra que el niño concebido en su vientre tiene la posibilidad de traer un daño o discapacidad, ya no lo quiere y deciden abortarlo. Los aparatos de Rayos X, ultrasonografía y todo aquello para diagnosticar o detectar una enfermedad, discapacidad, malformación o cualquier daño fisiológico, mental o físico no son dioses, ni perfectos para declararle la muerte a cualquier ser viviente.

Por ejemplo, en mi familia, a pesar que ya había un hijo con discapacidad y sin un diagnóstico, que los médicos decían que era mejor dejarlo en un hogar porque no iba a ser nadie en la vida y de tener sospechas con mi cuarto hermano, y conmigo de poder nacer con el mismo padecimiento o daño, mis padres jamás pensaron en abortar ni a su cuarto hijo, ni a mi que soy el último y que tengo el mismo problema metabólico que mi tercer hermano. No juguemos a ser dioses.

  1. Si la madre está en peligro de muerte. Primero, los médicos deben hacer hasta lo imposible y confiar en Dios para salvar a ambos seres humanos con derecho a vivir y disfrutar del mundo. Segundo, las madres se caracterizan porque aman tanto a sus hijos que son capaces de dar su vida por sus hijos; es decir, son tan amorosas que hasta pueden decirle al médico que salve al niño y no a ella; quedarse sin comer días, con tal que a su hijo no le falte el alimento diario. Está en las buenas y en las malas con sus criaturas.
  2. Cuando el embarazo es fruto de una violación o trata de personas. Conozco casos que a pesar de que el niño/a es producto de una violación lo aman más que a nadie en la vida y deciden no abortarlo. Además, el niño que ya es ser humano porque está concebido tampoco es culpable del acto que realizó el hombre que violó; al igual que la madre, la criatura tiene derecho a la vida y a la familia.
  3. En caso de violación contra una menor de edad o estupro (relaciones sexuales de mayores de edad con menores). He conocido madres menores de edad que son felices con sus criaturas fruto de una violación. Lastimosamente, muchos hombres y mujeres tienen relaciones sexuales por placer y no se dan cuenta que una de las consecuencias de esa relación puede ser que quede embarazada. Al darse cuenta de ello, sin pensar, toman la decisión más cruel e injusta que es abortar a esa criatura que ya fue concebida. En vez de matar cruelmente a una criatura humana con derecho, ¿por qué no lo dan en adopción a madres, que por razones de la vida, no pueden quedar embarazadas?

En conclusión, señores diputados y sociedad en general, pensemos mejor cómo mejorar la calidad de vida de los salvadoreños, los sistemas de educación y salud, la economía, seguridad y la triste realidad nacional; en vez de promover más luto, muertes de inocentes y dolor en las familias.

 

16 Oct 2018
Combinar la política y los desastres, no falla
Opinión | Por: Karen López

Combinar la política y los desastres, no falla

12 Oct 2018
Herencia de San Romero al país y para el mundo
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Herencia de San Romero al país y para el mundo

10 Oct 2018
Alfred Nobel
Opinión | Por: Verónica Ruiz

Alfred Nobel

3 Oct 2018
¿Qué hacemos por los niños?
Opinión | Por: Erick Hernández

¿Qué hacemos por los niños?