Opinión

6 May 2016
Opinión | Por: Rafael Granados

A ustedes padres

En cierta ocasión, el ex presidente de Uruguay, José “Pepe” Mujica, dijo lo siguiente: “No le pidamos al docente que arregle los agujeros que hay en el hogar. En la casa se aprende a saludar, dar las gracias, ser honesto, ser puntual, ser correcto, no decir groserías, respetar a los semejantes, ser solidarios, no robar, no mentir, y ser organizado”. 

Por su parte el Papa Francisco, dirigiéndose a los padres en uno de sus sermones expreso: “Pierdan tiempo con sus hijos para mostrar la gratitud del amor”. Michael Levine, un escritor estadounidense dijo: “Tener hijos no lo convierte a uno en padre, del mismo modo en que teniendo un piano no lo vuelve pianista”.

Engendrar un hijo es algo muy fácil y no requiere de mucho tiempo. Es más, en algunas ocasiones ni amor se necesita para hacerlo. Es por ello que vemos cada día jóvenes sin una carrera universitaria, ni un trabajo estable, pero con un bebe en sus brazos. Engendrar un hijo debe ser planificado pero esa palabra queda opacada por la fuerza de las hormonas al momento del sexo.

Ser padre va más allá de engendrar. Ser padre requiere de compromiso y mucha responsabilidad para saber educar, aconsejar y orientar a cada hijo, y así poder formar personas que sumen al país y que lejos de hacer mal sean personas de bien. Siempre se nos ha enseñado que el hogar es la primera escuela, ya que es ahí precisamente donde recibimos el conjunto de valores morales y espirituales para nuestra formación.

Tengo 28 años de edad, no nací, ni crecí en un hogar perfecto. Al igual que en la mayoría de familias salvadoreñas, en la mía, también habían discusiones, pleitos, indiferencias y en algunas ocasiones hasta limitantes económicas. Pero mis padres, siempre se esforzaron por inculcarnos, a mis hermanos y a mí, valores y principios que ahora que estoy un poco más “grandecito” todavía los conservo y los llevaré hasta el día que muera, ya que los principios no son negociables.

Recuerdo que mi padre (aún vive por cierto), escogía el tipo de ropa que yo me pondría. El corte de cabello que me harían en la peluquería él lo seleccionaba, con voz grave le decía al peluquero: “Francesa clara por favor”. Odiaba ese corte, porque yo quería un estilo diferente. En una ocasión le dije que yo quería elegir el nuevo corte y con una voz tierna pero muy firme me respondió: “Cuando usted pague el corte, usted elegirá como lo quiere”.

Traigo esto a memoria porqué el pasado fin de semana, mientras almorzaba en un centro comercial, vi a un niño de aproximadamente siete años de edad con el cabello recortado de los lados y al centro lleno de gel. Me refiero al ya conocido corte llamado “la cresta”. Si bien es cierto, el peinado y el vestuario no determinan el tipo de personas que somos, sí influye mucho en la imagen que transmitimos; más considerando el tipo de sociedad conservadora en la que vivimos, una sociedad llena de estigmatizaciones.

Estimados padres y madres de familia, recuerden que son ustedes los jefes del hogar. En casa deben mandar ustedes, se debe hacer lo que ustedes digan. No se dediquen a complacer los caprichitos de sus hijos. Aunque sus hijos pasen de los 18 años, recuérdeles que mientras vivan con usted, quien manda ahí, precisamente es usted, y hay reglas y deberes que deben cumplir.

Edson Arantes Do Nascimento Pele, conocido como el rey del futbol dijo: “Cría a tus hijos con un poco de hambre y un poco de frio”. Padres, una mejor sociedad es posible, un mejor país es posible, pero necesitamos que ustedes en verdad trabajen en la formación de sus hijos.

4 Jun 2018
Noveno año de Gobierno del FMLN
Opinión | Por: Mario Hernández Villatoro

Noveno año de Gobierno del FMLN

30 May 2018
Muchos problemas, muchas oportunidades
Opinión | Por: Erick Hernández

Muchos problemas, muchas oportunidades

29 May 2018
Permisos para destruir
Opinión | Por: Caleb Padilla

Permisos para destruir

25 May 2018
Los nuevos derechos y deberes del administrado
Opinión | Por: Juan Carlos Menjívar

Los nuevos derechos y deberes del administrado