Opinión

22 Dic 2014
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

¿A qué le llamamos inclusión? 

De nada sirve que un destino “X” tenga excelente accesibilidad física en su infraestructura, si cuando llega un turista con discapacidad o alguna necesidad especial no lo atienden o no lo aceptan. Eso es lo que se conoce como inclusión.

La accesibilidad es todo aquello que facilita el libre desplazamiento de cualquier persona en el establecimiento turístico. Por ejemplo, rampas, ascensores, las entradas amplias y señalizadas; parqueos reservados para estas personas; habitaciones especiales; la atención personalizada; servicios especializados y con buenas vías de acceso.

Inclusión, en pocas palabras, es aceptar a toda persona por igual y no discriminar a nadie por motivos de sexo, raza, discapacidad, edad, entre otros. Es buscar la manera de ofrecer y de dar los servicios turísticos a los diferentes turistas sin importar su discapacidad o alguna necesidad especial que tengan. Es incluirlos en el grupo de personas o en el establecimiento turístico y no tratarlos como un extraño o un enfermo que no tiene derecho a recrearse.

La accesibilidad con inclusión en cualquier planta turística debería tomarse como una obligación o como una responsabilidad social empresarial. Además de ser una acción en favor de la sociedad. Al negocio le genera el doble de las ganancias, ya que está haciendo que las personas con discapacidad o con algunas necesidades especiales puedan tener derecho a la recreación y al libre desplazamiento, porque siempre andan con uno o dos acompañantes y, en muchos casos, con una mascota.

Por ejemplo, en las playas de Almería, en España, han creado los instrumentos y medios necesarios para que una persona con discapacidad física pueda disfrutar de las olas, brisa marina y los paisajes como cualquier persona. Además, el personal está capacitado para atender a cualquier turista con o sin discapacidad.

Otro gran ejemplo en el continente americano es México, porque han aprovechado la accesibilidad turística con inclusión como una Responsabilidad Social y también como una gran estrategia para el desarrollo turístico Mexicano.

Como podemos ver, la accesibilidad con inclusión es un medio para que los establecimientos que están dentro del turismo salvadoreño y los que trabajan en otros sectores de la economía de El Salvador puedan realizar su RSE. Con ello se promueven los derechos como recreación, igualdad de derecho y oportunidades, libre desplazamiento, derecho al turismo, entre otros que las personas con algunas necesidades especiales o discapacidades tienen como cualquier ser humano.

Al mismo tiempo, el llamado turismo accesible es reconocido a nivel internacional como una fuente de desarrollo turístico y creo que en El Salvador es lo que hace falta para que el eslogan que el Ministerio de Turismo tiene como Marca País, el cual es “Turismo para Todos”, esté completo al 100 por ciento.

Propongo a la Honorable Asamblea Legislativa, sin colores partidarios, a la Comisión de Medio Ambiente y Cambio Climático del Palacio Legislativo y al Ministerio de Turismo que analicen y apoyen la iniciativa de ley presentada por el  mismo escritor de este artículo el año pasado sobre Turismo Accesible; cuyo objetivo es incentivar a los establecimientos turísticos públicos y privados para que mejoren la accesibilidad y así garantizar el libre desplazamiento y la igualdad de derecho que las personas con discapacidad o con alguna necesidad especial tienen

Creo que la iniciativa de ley es de mucho bienestar para muchos sectores de la sociedad Salvadoreña que muchas veces son vulnerables o no incluidos.

7 Dic 2018
InSight: Revelando el corazón de Marte
Opinión | Por: Verónica Ruiz

InSight: Revelando el corazón de Marte

7 Dic 2018
Candidatos, ¿y las propuestas ambientales?
Opinión | Por: Caleb Padilla

Candidatos, ¿y las propuestas ambientales?

7 Dic 2018
Diciembre
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Diciembre

28 Nov 2018
Turismo accesible: beneficio para todo un territorio
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Turismo accesible: beneficio para todo un territorio