Opinión

24 Ago 2015
Opinión | Por: Ricardo Hernández

A ARENA le hace falta un liderazgo joven

Me encantaría que personas así tuvieran más incidencia dentro de las decisiones de su partido. Tal vez así ARENA comienza a enviar los mensajes correctos y pueda reafirmar que el relevo generacional  que impulsó en las elecciones pasadas no fue solo cosmético.

Al partido Arena le hace falta liderazgo joven. No porque le haga falta jóvenes, sino porque urge de una renovación de ideas y de propuestas encaminadas a una mayor representatividad de la sociedad civil y una mayor apertura. Urge de un liderazgo fresco y con poder de decisión dentro del mismo partido, con nuevas propuestas y distintas visiones. Arena necesita de jóvenes que inspiren más allá de una moda política y que sean capaces de representar los principales anhelos y voluntades del pueblo salvadoreño.

Desde la campaña anterior, he seguido de cerca  las propuestas de Johnny Wright Sol y de Juan Valiente, pues son los políticos que más leo en redes sociales. Veo, en ellos, nuevos aires de cambio. Wright, por ejemplo, fue el único diputado de Arena que no levantó el cartel de “Basta ya” y estrechó la mano del presidente. Algo que me pareció muy acertado en medio de un clima de confrontación. Juan Valiente, en cambio, nos detalla cómo es su trabajo en la Asamblea Legislativa haciendo una fuerte crítica, incluso, a los diputados de su misma fracción. Algo así esperamos los votantes: muestras de autenticidad y de principios. Me encantaría que personas así tuvieran más incidencia dentro de las decisiones de su partido. Tal vez así Arena comienza a enviar los mensajes correctos y pueda reafirmar que el relevo generacional que impulsó en las elecciones pasadas no fue solo cosmético.

El principal partido de oposición debe entender que a la gente le interesa que les resuelvan sus problemas. Quieren sentirse seguros en sus colonias, tener más oportunidades de empleo, mejores hospitales y escuelas. Les interesa eso y no saber, por ejemplo, qué mano se levanta cuando se oye la “Marcha de Arena”. Creo que la gente está cansada de los dogmatismos de los 80 y es por eso que muchos han optado por no asistir a las urnas y tomar una actitud apática hacia la política. El ciudadano común necesita sentirse representado por un liderazgo que entienda las problemáticas por las que pasa, un político inteligente, que vea a futuro y deje el pasado de conflicto y confrontación que ha caracterizado a la política doméstica durante las últimas décadas.

Mientras Arena no cambie y no apueste por un auténtico relevo generacional, más inclusivo y abierto a los distintos sectores de la vida social, partidos como GANA, que aparentan ser una nueva derecha,  continuarán creciendo  y alentando los intereses del grupo ALBA y del FMLN.

No veo por qué no intentarlo. Resultó a finales de los 80 y podría funcionar en el siguiente gobierno. Hay una necesidad de renovación, de un nuevo giro y creo que con un mayor protagonismo de políticos como los que mencioné anteriormente, podría generar una nueva expectativa para los verdaderos cambios que necesitamos como país.

19 Oct 2018
“El Nayib”, un bote salvavida
Opinión | Por: Juan Carlos Méndez

“El Nayib”, un bote salvavida

18 Oct 2018
Pequeñas acciones para grandes cambios
Opinión | Por: Erick Hernández

Pequeñas acciones para grandes cambios

16 Oct 2018
Combinar la política y los desastres, no falla
Opinión | Por: Karen López

Combinar la política y los desastres, no falla

12 Oct 2018
Herencia de San Romero al país y para el mundo
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Herencia de San Romero al país y para el mundo