Opinión

20 Ene 2016
Opinión | Por: Kevin Sánchez

¿24 años de paz?

El 16 de enero de 1992 marcó el inicio de una nueva historia para nuestro país que trajo consigo nuevos retos, nuevas oportunidades y, lastimosamente, también nuevos problemas.

El 16 de enero es un día especial en la historia de nuestro país debido a que cada año conmemoramos en esa fecha el aniversario de la firma de los acuerdos de Paz. Para las generaciones que vivieron en carne propia el conflicto, fue el fin de un infierno que duró 12 años, donde las palabras paz y derechos humanos fueron pisoteadas por ambos bandos. El 16 de enero de 1992 marcó el inicio de una nueva historia para nuestro país que trajo consigo nuevos retos, nuevas oportunidades y, lastimosamente, también nuevos problemas.

A 24 años de aquella fecha histórica, esa “nueva historia” que comenzó no es la que todos los salvadoreños imaginamos. Ahora somos uno de los países más violentos del mundo, con días en los cuales hemos tenido rachas de más de 30 muertos, las maras se han fortalecido y han convertido a El Salvador en su patio trasero y lo peor es que el actual gobierno se enorgullece de los “cambios positivos” que estamos viviendo.

Es cierto, ahora somos un país más democrático y más respetuoso de los derechos humanos, pero lastimosamente los grupos delincuenciales han salido al acecho y han aprovechado esta situación. Durante estos 24 años hemos sido testigos de cómo la impunidad ha favorecido a los miembros de pandillas para cometer todo tipo de delitos atroces. Para poner más grave la situación, a veces parece ser que el procurador para la Defensa de los Derechos Humanos protege más los derechos de los delincuentes que los de las propias víctimas.

Vivimos en una sociedad poco cohesionada socialmente, donde los antivalores reinan la moral de una gran cantidad de personas. En una sociedad donde ya no nos indigna ver la gran cantidad de muertos que tenemos, vivimos con la zozobra, el miedo y la desesperanza.

Nuestros políticos no están haciendo lo adecuado para que realmente vivamos ese anhelo de paz que todos queremos. Pero principalmente, el gobierno central es el que no está haciendo lo adecuado. Cada día vemos spots publicitarios en los que nos dicen que “abracemos la esperanza”, que vamos por buen camino y demás cosas que la mayoría de la población sabemos que no es cierto, y no porque estemos influenciados por lo que dice otro partido político, sino por lo que vivimos a diario.

El FMLN critica a cada momento que la situación actual es “culpa de los 20 años de Arena”, pero no quiere aceptar que lo que está haciendo desde que llegó al Ejecutivo es igual o hasta peor de lo que tanto critica. Bajo el lema de la justicia social, el FMLN entró en la vida política de nuestro país, pero en realidad hemos visto cómo se ha convertido en un partido político administrado por un pequeño grupo de nuevos oligarcas que no están haciendo nada por construir la paz que se comprometieron a forjar hace 24 años.

Después de ver todas estas situaciones que describí, preguntémonos: ¿es esta la sociedad que los firmantes de los acuerdos de paz soñaron en aquel momento que viviríamos después de la guerra? ¿Qué están haciendo los partidos políticos por la reconciliación y la paz social? ¿Vivimos realmente en paz? Cada quién sacará sus propias conclusiones, lo verdaderamente importante es reflexionar y exigir a nuestros políticos que realmente nos hagan vivir en paz, con más justicia y más oportunidades para todos.

  • Juan Perez

    Excelente articulo, con una pequeña corrección : ahora somos un país más partidocratico ya que la democracia en El Salvador nunca ha existido.

15 Dic 2017
El mito de la Tierra plana
Opinión | Por: Verónica Ruiz

El mito de la Tierra plana

15 Dic 2017
Necesitamos amor sólido
Opinión | Por: Sara Larín

Necesitamos amor sólido

14 Dic 2017
Valores de Navidad
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Valores de Navidad

13 Dic 2017
Mozote nunca más
Opinión | Por: Mateo Villaherrera

Mozote nunca más