Noticias

11 Sep 2014
Noticias | Por: Redacción

Los lustradores de nuestros pasos en peligro de extinción

Con el paso del tiempo, el oficio del lustre en los zapatos ha ido decayendo a tal punto de ya no ser visto como una opción de trabajo en El Salvador. 

Fotos: Alejandra Sorto y Josué Castillo

Texto: Josué Castillo

1-      El surgimiento

La Asociación de Lustrados que se encuentra en el parque San Martín. Se conformó hace dos años y funciona en cooperación con la Alcaldía de Santa Tecla, por lo que han podido obtener varios beneficios por su organización: uniformes, un canopi, algunas sillas y material variado para su trabajo.

 

2-      “Se repara Calzado”

Ese es el mensaje que menciona esta mesa de trabajo que tiene uno de los zapateros bajo el canopi que cubre la línea de boleros y ensueladores del parque San Martín.

 

3-      Cada vez con menos clientela

Un lustrabotas de la zona en su trabajo diario. Este oficio ha perdido su remuneración desde hace varios años; ahora sirve como sustento cada vez más de menos boleros.

 

4-      Cuatro de ocho

Ocho son los locales que contiene esta zona de “boleritos”. Sin embargo solo se utilizan cuatro, y unos más eventualmente, pues los que antes usaban este oficio como la fuente de sustento lo han cambiado por lo poco rentable del negocio.

 

5-      Los personajes

Manolio es un hombre que a pesar de su sordera se ha mantenido trabajando en este lugar. Es muy característico de la zona por su temperamento fuerte, pero también por su buen trabajo como lustrador.

 

6-      Tiempo para el “relax”

El trabajo no es del todo ajetreado y deja tiempo para un momento de descanso. El concurrido parque también se llena de vendedores de diferentes productos, sobre todo “antojitos”.

 

7-      De toda la vida

Francisco Antonio Rodríguez es un lustrador que tiene 40 años de trabajar en esta profesión. Este trabajo ha sido su fuente de ingreso para mantener a su familia y la herencia que deja a sus hijos.

 

8-      La herencia

Jonathan Eduardo Rodríguez es hijo de don Francisco y el oficio lo aprendió de forma empírica, desde hace ya cuatro años ejerce como reparador de calzado y esto lo ha alejado de los “malos pasos” en los cuales estuvo a punto de caer.

 

9-      De familia

Francisco Marroquín es el hijo mayor de don Francisco y junto a su padre creció aprendiendo este oficio. Desde los 6 años acompañó a su padre al trabajo, ya a sus 36, con familia, siguió las suelas de su padre al llevar el sustento a su mesa con este trabajo.

 

10-   En peligro de extinción

Este oficio se ha mantenido desde hace varios siglos y ha menguado, pues el consumismo de zapatos fabricados en producción en masa acapara el mercado y el tiempo y delicadeza de consultar a un lustrador para el trato del calzado se ha perdido, como muchos otros oficios tradicionales de nuestras ciudades.

 

11-   Su anclaje

Ubicados frente a la Academia Nacional de Seguridad Pública (ANSP), estos hombres brindan su trabajo a los habitantes y transeúntes del parque San Martín en el municipio de Santa Tecla.

 

 

 

18 Oct 2017
36 años después: Esto pasó en El Mozote. Leé más
Noticias | Por: Redacción

36 años después: Esto pasó en El Mozote. Leé más

17 Oct 2017
Para ganar la Presidencia de El Salvador no basta con saber cómo manejar las redes sociales ¿Qué más se necesita?
Noticias | Por: Redacción

Para ganar la Presidencia de El Salvador no basta con saber cómo manejar las redes sociales ¿Qué más se necesita?

16 Oct 2017
Bukele, el alcalde de Nuevo Cuscatlán vs el aspirante independiente por la Presidencia ¿Qué le diría?
Noticias | Por: Redacción

Bukele, el alcalde de Nuevo Cuscatlán vs el aspirante independiente por la Presidencia ¿Qué le diría?

15 Oct 2017
TOP 5: Las series de narcotráfico basadas en la vida real
Noticias | Por: Redacción

TOP 5: Las series de narcotráfico basadas en la vida real