Noticias

11 Sep 2014
Noticias | Por: Redacción

Los lustradores de nuestros pasos en peligro de extinción

Con el paso del tiempo, el oficio del lustre en los zapatos ha ido decayendo a tal punto de ya no ser visto como una opción de trabajo en El Salvador. 

Fotos: Alejandra Sorto y Josué Castillo

Texto: Josué Castillo

1-      El surgimiento

La Asociación de Lustrados que se encuentra en el parque San Martín. Se conformó hace dos años y funciona en cooperación con la Alcaldía de Santa Tecla, por lo que han podido obtener varios beneficios por su organización: uniformes, un canopi, algunas sillas y material variado para su trabajo.

 

2-      “Se repara Calzado”

Ese es el mensaje que menciona esta mesa de trabajo que tiene uno de los zapateros bajo el canopi que cubre la línea de boleros y ensueladores del parque San Martín.

 

3-      Cada vez con menos clientela

Un lustrabotas de la zona en su trabajo diario. Este oficio ha perdido su remuneración desde hace varios años; ahora sirve como sustento cada vez más de menos boleros.

 

4-      Cuatro de ocho

Ocho son los locales que contiene esta zona de “boleritos”. Sin embargo solo se utilizan cuatro, y unos más eventualmente, pues los que antes usaban este oficio como la fuente de sustento lo han cambiado por lo poco rentable del negocio.

 

5-      Los personajes

Manolio es un hombre que a pesar de su sordera se ha mantenido trabajando en este lugar. Es muy característico de la zona por su temperamento fuerte, pero también por su buen trabajo como lustrador.

 

6-      Tiempo para el “relax”

El trabajo no es del todo ajetreado y deja tiempo para un momento de descanso. El concurrido parque también se llena de vendedores de diferentes productos, sobre todo “antojitos”.

 

7-      De toda la vida

Francisco Antonio Rodríguez es un lustrador que tiene 40 años de trabajar en esta profesión. Este trabajo ha sido su fuente de ingreso para mantener a su familia y la herencia que deja a sus hijos.

 

8-      La herencia

Jonathan Eduardo Rodríguez es hijo de don Francisco y el oficio lo aprendió de forma empírica, desde hace ya cuatro años ejerce como reparador de calzado y esto lo ha alejado de los “malos pasos” en los cuales estuvo a punto de caer.

 

9-      De familia

Francisco Marroquín es el hijo mayor de don Francisco y junto a su padre creció aprendiendo este oficio. Desde los 6 años acompañó a su padre al trabajo, ya a sus 36, con familia, siguió las suelas de su padre al llevar el sustento a su mesa con este trabajo.

 

10-   En peligro de extinción

Este oficio se ha mantenido desde hace varios siglos y ha menguado, pues el consumismo de zapatos fabricados en producción en masa acapara el mercado y el tiempo y delicadeza de consultar a un lustrador para el trato del calzado se ha perdido, como muchos otros oficios tradicionales de nuestras ciudades.

 

11-   Su anclaje

Ubicados frente a la Academia Nacional de Seguridad Pública (ANSP), estos hombres brindan su trabajo a los habitantes y transeúntes del parque San Martín en el municipio de Santa Tecla.

 

 

 

24 Jul 2017
¿Sabés qué es el “combo legislativo” y quiénes son los 43 diputados que participan?
Noticias | Por: Redacción

¿Sabés qué es el “combo legislativo” y quiénes son los 43 diputados que participan?

22 Jul 2017
Así se comportan los legisladores en el Salón Azul ¿y sus asistentes?
Noticias | Por: Redacción

Así se comportan los legisladores en el Salón Azul ¿y sus asistentes?

21 Jul 2017
“Cuando volví a las clases, había gente que me “bulleaba” bastante”, Pablo Díaz
Noticias | Por: Redacción

“Cuando volví a las clases, había gente que me “bulleaba” bastante”, Pablo Díaz

19 Jul 2017
Redes sociales se inundan de comentarios, pero calles sin protestas ¿Por qué los salvadoreños no protestan?
Noticias | Por: Redacción

Redes sociales se inundan de comentarios, pero calles sin protestas ¿Por qué los salvadoreños no protestan?