Noticias

15 Dic 2015
Noticias | Por: Redacción

Las promesas no cumplidas de 5 presidentes salvadoreños

Como segunda entrega de los 25 años de presidentes en El Salvador, presentamos en esta nota las promesas que las cinco administraciones, después de los Acuerdos de Paz, no lograron finalizar.

lavanguardiaelsalvador.wordpress.com

Primera entrega: 25 años de gobiernos salvadoreños resumidos en 5 presidentes

Alfredo Cristiani (1989-1994)

El vacío principal que dejó la administración de Alfredo Critiani es la carencia de programas de reinserción y los planes para los mismos. Tomando en cuenta que se encargó de firmar y agilizar los Acuerdos de Paz en el año 1992, dejó en claro durante su gobierno que su enfoque fue una agenda financiera y política, dejando de lado la situación de los excombatientes y las víctimas del conflicto. Esto permitió la inmigración indocumentada y al desarrollo del crimen organizado. En este contexto, también se empezaron a visualizar los grupos delictivos conocidos como maras.

A partir de este gobierno se explotó el mercantilismo, a través de pequeñas cuotas de responsabilidad social para el sostenimiento de esta plataforma de gobierno. Sin embargo, dado el evidente abandono hacia la población luego de la guerra, así como los vicios y abusos de las autoridades contra ella, dio como consecuencia el surgimiento de las primeras organizaciones de jóvenes y adultos asociados a los grupos delictivos que hoy se conocen como “maras”. En este sentido, esta administración dejó como vacío el desinterés por prevenir, orientar y reinsertar a estos grupos en riesgo.

De Cristiani a Funes, la corrupción ha estado presente

Armando Calderón Sol (1994-1999)

Durante esta administración el sector del agro se estancó, pues los créditos del sector bancario hacia este se encarecieron, así como se despreció las tierras de ociosidad total. Así, dejó de lado la postura que imputaba al conflicto armado el retraso de la agricultura y ganadería. Debido a que se propuso ejecutar algunos proyectos de gobierno, mayormente enfocados en la reconstrucción del país, incentivó el alzamiento al IVA hasta un 13 por ciento, así como la creación de leyes y decretos financieros. No obstante, esto no permitió alcanzar los niveles de recolección deseados. Además, debido a la teoría del rebalse económico, cuya finalidad alcanzaría en suposición para llenar los bolsillos de la población salvadoreña, esta nunca se permitió llegar. En consecuencia, esto profundizó la desigualdad entre las situaciones económicas, ocasionando que la población decidiera inmigrar del campo hacia la ciudad.

Francisco Flores Pérez (1999-2004)

Impulsó una nueva política fiscal. Por otra parte, la delincuencia tuvo un auge, a tal punto de sobrepasar cualquier plan para poder contrarrestarlo. A partir de esta situación, se acuña la línea de estrategias “Mano Dura”, la cual careció del factor de prevención y reinserción. En este sentido, al combatir de manera frontal la delincuencia común, repercutió en el incremento del crimen organizado hasta la incursión en esferas de gobierno, entre otros espacios políticos.

Por otra parte, se enfrentó con los transportistas al retirarles el subsidio. Esto produjo el rompimiento de dicho sector con el partido de gobierno. En el contexto de los desastres ocasionados por los terremotos del año 2001, la inadecuada administración de la cooperación económica y alimenticia extranjera para los afectados propició la corrupción y el despilfarro, por lo cual el expresidente ahora se encuentra en proceso de investigación y juicio.

Su máxima propuesta de gobierno fue la creación de “nuevas alianzas” por el desarrollo del país. No obstante, esto no llegó a concretarse de manera clara. Las organizaciones sociales se encargaron de salir a las calles. Entre estas, se destaca la huelga de los médicos del seguro social, la cual fue prolongada debido a la negativa del gobierno a ceder a sus aspiraciones, convirtiéndose en el escenario de la nueva contienda política partidista.

Antonio Saca (2004-2009)

A pesar de que su antecesor, Francisco Flores, no consiguió una excelente puntuación en la evaluación de su gobierno, según las estimaciones presupuestales, Antonio Saca invirtió millones de dólares en su imagen con el fin de recordar su presencia. Simultáneamente, se llevó a cabo una campaña de “miedo” hacia su contrincante principal por el partido FMLN, Shafick Hándal.  Esto permitió que por cuarto año consecutivo su partido ARENA consiguiera la administración del Ejecutivo.

El nepotismo en esta administración alcanzó cuotas altas, abonando el silencio de la prensa en cuanto a sus acciones de la administración, hasta tiempo después de su gobierno. Por otra parte, la delincuencia fue nuevamente confrontada con el plan retomado por su antecesor, en esta ocasión se denominó “Plan Súper Mano Dura”, la cual vaticinó con la frase “a los delincuentes se les acabó la fiesta”. No obstante, no superó los vacíos dejados en la administración de Flores, como la prevención y la reinserción. De esta manera, las cárceles se convirtieron en refugios y centros de estrategias para el crimen organizado.

Luego de su administración, se le vinculó con la nueva organización política partidaria GANA; en consecuencia, se distanció del partido que lo llevó a la presidencia, de la cual fue expulsado a finales del año 2009 por haber manejado “mal” a la institución, entre otras razones que causaron mucha controversia.

Mauricio Funes (2009-2014)

Elsalvador.com

A pesar de que su gobierno prometió austeridad, el déficit para el año 2013 fue de mil 51.7 millones de dólares. Esto se vincula a que no consiguió establecer una política fiscal, la cual mantuviese la economía saludable del país. De igual manera, la deuda externa pública en relación al PIB alcanzó un nivel de 56.2 por ciento.

Esta administración prometió también generar 250 mil empleos formales en cinco años, gracias a la inversión pública. Debido a que esta no se logró incrementar, por eso hasta finalizar su gobierno en el número de cotizantes del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) se vio reflejada la creación de menos de la mitad de esa meta: 109 mil 969. De estos, sólo el 20 por ciento fueron creados desde el sector público. De estos nuevos empleos, cerca del 40 por ciento representaron la recuperación de los empleos perdidos en el contexto de la crisis económica mundial, iniciada a partir del año 2008.

De igual manera, prometió la construcción de viviendas para responder a la necesidad de familias sin una. En esto, nunca se determinó la conclusión de este proyecto. Paralelo, la misma situación sucedió con la mejora de la seguridad ciudadana y el logro de un gobierno de unidad nacional.

presidentespromesas

 

 

14 Dic 2017
¿Sabés qué es Smartmatic y a qué se dedica? Este es su récord en elecciones internacionales
Noticias | Por: Redacción

¿Sabés qué es Smartmatic y a qué se dedica? Este es su récord en elecciones internacionales

12 Dic 2017
¿Te imaginás un debate entre estos candidatos? Estos son algunos de los que no te debés perder
Noticias | Por: Redacción

¿Te imaginás un debate entre estos candidatos? Estos son algunos de los que no te debés perder

9 Dic 2017
Si sentís que el tiempo no te alcanza, debés seguir los siguientes consejos. Leé más
Noticias | Por: Redacción

Si sentís que el tiempo no te alcanza, debés seguir los siguientes consejos. Leé más

7 Dic 2017
Un polémico contrato, cientos de toneladas al día de desechos sólidos, esto es lo que pasa entre MIDES y algunas alcaldías
Noticias | Por: Redacción

Un polémico contrato, cientos de toneladas al día de desechos sólidos, esto es lo que pasa entre MIDES y algunas alcaldías