Noticias

27 Abr 2016
Noticias | Por: Redacción

La vida de algunos funcionarios post favores políticos

Desde hace décadas El Salvador ha carecido de la promoción de la meritocracia como criterio para la selección de cada funcionario en el Estado. El actual presidente del país, Sánchez Cerén, no ha sido la excepción. A continuación te presentamos los principales favores políticos que se han dado a relucir al beneficiar a ciertos funcionarios que, de una u otra forma, le han mostrado lealtad a quien tiene el poder. 

Al hacerse el primer traspaso de poder a un partido diferente desde los Acuerdos de Paz, el FMLN y su nuevo presidente, Mauricio Funes, aseguraron que en su gabinete iba a prevalecer este enfoque, con el cual aseguraba que cada delegado en los diferentes ministerios y puestos claves serían elegidos por su capacidad, mérito, experiencia y perfil acorde al puesto a asignar. Sin embargo, el discurso quedó en palabras al momento de favorecer a ciertos personajes quienes fueron clave para su campaña rumbo a la presidencia. Y esto se ha repetido por parte de la mayoría de partidos políticos y funcionarios. El actual presidente del país, Sánchez Cerén, no ha sido la excepción.

Cabe aclarar para esta nota que el concepto de meritocracia se refiere a aquel sistema político donde se accede a los cargos de poder no por compensación a favores políticos o por haber sudado la camiseta del partido o del político interesado, sino por los méritos; es decir, idoneidad, capacidad, experiencia, honradez, entre otras cualidades muy importantes para asignar a la persona más idónea en un cargo de importancia e influencia para la población. Durante el discurso de toma de posesión del entonces presidente Funes se retoma este concepto cuando afirmó que “este será el Gobierno de la meritocracia, no el Gobierno de privilegios de familias, de los vicios de las clientelas y de los padrinazgos sombríos. Las personas serán reconocidas por su talento y honestidad, y no por sus conectes o apellido.” Expresó.

En cuanto a Sánchez Cerén, a la fecha ha demostrado que su fiel criterio para elegir a funcionarios para los cargos importantes de su administración es que estos hayan mostrado lealtad a su persona, o que hayan sudado la camiseta del partido FMLN, incluso desde la época de la Guerra Civil en El Salvador, donde este último representaba a la “Guerrilla” que enfrentaba al Estado de turno.

Por tanto, esta nota sirve para constatar que para estas administraciones, antes que personas eficientes, capaces, honradas y de alta formación académica, son preferibles los funcionarios que son complacientes y portavoces de la persona en el poder.

Eugenio Chicas y su ascenso

Eugenio Chicas, quien fungió como presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), al verse envuelto en polémicas de índole hasta internacional, debido a las irregularidades mostradas durante el proceso de elecciones realizadas en el año 2014 y el 2015 respectivamente. Esto también detonó en muchas críticas y malestar por parte de la población civil hacia su administración frente al TSE. A esto se sumó que Chicas también fue cuestionado por su afinidad partidaria hacia el FMLN.

Sin embargo, pese al cuestionamiento sobre su desempeño como presidente del TSE, Chicas fue beneficiado por el actual presidente Salvador Sánchez Cerén, al cederle la Secretaria de Comunicaciones de la Presidencia.

El mandatario aseguró durante la juramentación de Chicas que este “tiene las cualidades para conducir esta Secretaría” de Comunicaciones. Empero, no especificó a cuáles se refería. Al mismo tiempo, aseguró que bajo este cargo “vamos a seguir difundiendo permanentemente la actividad del gobierno y también vamos a continuar modernizando el sistema de comunicaciones del gobierno”. A la fecha, el ex presidente del TSE sigue en funciones como Secretario de Comunicaciones de la Presidencia donde ya cumplió un año en gestión.
22

Fotografía tomada de presidencia.gob.sv

Guillermo Gallegos y sus fructíferas finanzas

La relación de confianza con quien entonces era ministro de Seguridad, René Figueroa; su estrecha relación con su amigo Antonio Saca, quien fue presidente de Arena y de El Salvador desde el 2004 hasta el 2009; así como su actual apoyo a la fracción del FMLN en las votaciones legislativas, le ha favorecido a Guillermo Gallegos su crecimiento como político.

En el 2009, Guillermo Gallegos obtuvo su cuarta diputación por ARENA. Sin embargo, fue parte del grupo de diputados que renunciaron al partido para luego fundar un solo bloque de disidentes. Gallegos lideró esa primera fractura de la bancada de este partido de derecha, el cual se convirtió en GANA. Este partido precisamente partido que, en cuestión de la gobernabilidad que divulga, se ha bautizado en uno de los más influyentes aliados del FMLN.

Desde que abandonó su partido por el que fue electo: ARENA, para luego fundar uno nuevo en alianza con otros diputados quienes también se alejaron del mismo partido, Guillermo Gallegos ha visto favores en su vida política beneficiados principalmente por las administraciones del FMLN, partido con el que ha mostrado bastante afinidad en cuanto se trate de opiniones o decisiones para gobernar.

Hasta septiembre del año 2015, cuando Gallegos fungía como vicepresidente de la Asamblea Legislativa y extendió su cargo por dos períodos, había recibido más de 400 mil dólares en pagos extras a su sueldo entre 2009-2015. Lo anterior de acuerdo a investigación realizada por el diario digital El Faro. El todavía diputado del Órgano Legislativo antes de serlo fue fiscal en San Pedro Masahuat, La Paz.

De acuerdo con el mismo estudio de El Faro, cuando fue elegido como secretario dentro de su entonces partido ARENA, en 2009, Gallegos registró ingresos extras de 72 mil dólares anuales en concepto de “sobresueldos, vacaciones, aguinaldos, indemnizaciones.” En 2012-2015, ya convertido en vicepresidente, Gallegos recibió 81 mil dólares anuales extras durante este período.

De esta forma, Gallegos pasó de ser un diputado más por ARENA a ser el vicepresidente de la Asamblea Legislativa por GANA. Además, es el líder de ese nuevo partido que en solo cinco años ha conquistado la tercera fuerza del Órgano Legislativo, sin olvidar que se ha convertido en el aliado del partido en el gobierno, el FMLN.

33

La diputada y actual presidenta de la Asamblea Legislativa, Lorena Peña (FMLN), y Guillermo Gallegos (GANA) en la plenaria. Fotografía cortesía de elsalvador.com

Benito Lara y su nuevo cargo en Presidencia

La relación de Benito Lara con la política comenzó en 1974 cuando se desempeñó como miembro de la Juventud Comunista, luego como militante del Partido Comunista y las Fuerzas Armadas de Liberación (FAL). Desde entonces, fue militante del FMLN desde su fundación en la década del 80. Tomando en cuenta su currículum, este partido lo incluyó como diputado suplente por San Salvador en el período 1997-2000, y diputado propietario de 2006 a 2014.

Durante su desempeño como diputado, Lara fue miembro de la Comisión de Seguridad Pública y Combate a la Narcoactividad. Sin duda, con todo este historial de trabajo desde la bancada del FMLN, Benito contaba con el suficiente visto bueno de su partido y de su compañero durante el Conflicto Armado de El Salvador y ahora Presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén. Por ello, lo eligió como nuevo Ministro de Seguridad en su llegada a la presidencia en el 2014.

Debido a los pobres resultados en términos de índice de criminalidad y violencia en el país, tomando en cuenta que El Salvador cerró el 2015 como el país más violento del mundo –con una tasa de 103 homicidios por cada 100 mil habitantes– fue destituido de su cargo. En esta ocasión, para ascenderlo ahora como nuevo asesor presidencial en materia de Seguridad.

Lo anterior se dio pese a que la corta administración de Lara no presentó resultados visibles en materia de seguridad. Por esta razón, es cuestionable la decisión que tuvo el presidente del país de reubicarlo ahora como nuevo asesor de seguridad en Presidencia. Además, Sánchez Cerén no presentó argumentos respecto a la idoneidad del perfil de Lara en relación al nuevo cargo que le asignaba.
4

Fotografía tomada de elsalvador.net

Munguía Payés

El ascenso del militar Munguía Payés se origina desde el año 2003, cuando este se relacionó con el partido FMLN con el fin de que este último se comprometiera a enviar una carta a las Naciones Unidas, en la cual se solicitaba retirar aquellos alegatos de los Acuerdos de Paz que deslegitimaban al ejército al decir que no reconocían el carácter de permanente que le da la Constitución.

Por otra parte, el origen verdadero de lo que permitió su subida en la esfera política data en el año 2008, cuando Munguía apareció, luego de un retiro de ocho años, como uno de los “Amigos de Mauricio”. Fue un factor decisivo en la campaña electoral de Mauricio Funes en este grupo que decía llamarse “no efemelenista”. Así, Payés se encargó de la logística del mismo para hacer actividades de campaña que siempre tenían como meta mostrar que la candidatura presidencial del FMLN no era solamente del partido de izquierda, sino también tenía como aliados a sectores no militantes de la sociedad. Además de la logística, Payés se desempeñaba como encargado de la seguridad de la campaña y como asesor de Mauricio Funes en materia de seguridad y defensa nacional. Cabe mencionar que el mismo, junto a otro grupo de militares, contaba también con la experiencia de haber sido asesor en materia de seguridad del candidato Schafik Hándal. De acuerdo a descripciones de archivo publicadas por El Faro, el FMLN también consideraba la posibilidad de designar a Payés como Ministro de Defensa en caso de ganar la presidencia. Esto lo consiguió en el año 2009, cuando Mauricio Funes fue elegido como nuevo Presidente de El Salvador. En complemento a este combo de beneficios, Payés finalmente obtuvo su ascenso como general gracias a Mauricio Funes, luego de que hacía 10 años Calderón Sol había rechazado su promoción.

En el 2010, Munguía Payés ofreció una entrevista a MEDIOLLENO. En esa ocasión, él describió que: “El Movimiento Amigos de Mauricio, es un movimiento muy importante que sumó esfuerzos a la fuerza política y a la organización territorial  que tenía el FMLN. Nosotros nos convertimos en un factor importante, aglutinador de la sociedad civil no partidaria. El rol que yo jugué fue precisamente en ese sentido, además de generar confianza en el sector militar, que por las mismas confrontaciones que habíamos tenido en el pasado con el FMLN le tenían mucha desconfianza. Entonces, si un grupo de militares apoyaba el esfuerzo del FMLN eso podía traer una confianza de por parte de la Fuerza Armada. Y creo que al final algo de eso se logró; de tal manera que cuando se dio la transición de un partido de derecha a un partido de izquierda, ya había ciertos militares que nos habíamos incorporado a coadyuvar al esfuerzo político que estaba haciendo el FMLN.” Sostuvo Payés.

En noviembre del año 2011, el entonces ministro de Defensa sería ascendido por su “amigo” Mauricio Funes como nuevo ministro de Seguridad. Esto causó conmoción política, así como una ola de protestas por parte de sectores sociales de izquierda quienes criticaron que al presidente por “militarizar la seguridad pública”, lo cual iba en contra de la Constitución y los Acuerdos de Paz. El malestar también se hizo notar en el FMLN, debido a que este ascenso implicó la destitución de altos funcionarios quienes procedían de sus filas: Manuel Melgar, en Seguridad, y Carlos Asencio, en PNC.

El 17 de mayo del 2013 la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) declaró inconstitucionales los nombramientos del ministro de Seguridad, David Munguía Payés y del director de la Policía Nacional Civil (PNC), Francisco Salinas, quien había sido promovido también por Funes. De esta forma, se ordenó su remoción inmediata por tratarse de militares ocupando puestos civiles en la seguridad pública. Esto por estar en contra de los principios dictados en los Acuerdos de Paz luego de finalizada la Guerra Civil de El Salvador.
5

Francisco Laínez

En el pasado, a principios del 2013, Sánchez Cerén expresaba de forma pública que el expresidente Antonio Saca y su proyecto de volver a la presidencia constituía una trampa de ARENA para competir a dos bandas, donde una estaría a la postre con Saca como candidato de Unidad y en la otra con Norman Quijano arropado por la bandera de ARENA. Pese a declarar esto, el ahora presidente del país decidió nombrar al ex ministro de Relaciones Exteriores en el gobierno de Antonio Saca y también candidato a vicepresidente: Francisco Laínez, como nuevo embajador ante la Organización de Estados Americanos (OEA). Con ello, la administración del FMLN llegó al tercer nombramiento de personas ligadas al expresidente Saca en cargos públicos relevantes.

Laínez fue propuesto por el actual ministro de Relaciones Exteriores, Hugo Martínez, quien por ley debió someterlos a aprobación del presidente de la República.

Francisco Laínez, además de haber sido ministro de Relaciones Exteriores durante cuatro años del gobierno de Antonio Saca y luego fue representante de El Salvador ante la OEA en la administración de Mauricio Funes, en el marco de los meses que rodearon al golpe de Estado sucedido en Honduras en 2009.

Cabe señalar que Laínez es además un empresario y exdirigente de ARENA, al cual renunció en marzo del año 2013. Esto significó de forma evidente un ascenso para este político, pues junto al expresidente Elías Antonio Saca integró la fórmula del movimiento Unidad para competir en las elecciones presidenciales del 2014. Esto provocó que el 2 de febrero ni el FMLN ni ARENA lograran la victoria en primera vuelta.

Debido a las sospechas suscitadas sobre esta aparente alianza entre el FMLN y el ahora aliado de Saca, el ministro Hugo Martínez negó que la designación de Laínez haya sido producto de la negociación para la segunda vuelta entre el FMLN y los partidos que integraron Unidad. Esto según declaraciones obtenidas por El Faro.

Laínez fue uno de los dirigentes con mayor jerarquía en ARENA; sin embargo, renunció un año antes de que se dieran los comicios presidenciales, no sin antes acusar a Norman Quijano (quien entonces era candidato presidencial) de haber pedido su puesto en la dirigencia, así como de haber abandonado la filosofía política del ultraderechista Roberto d’Aubuisson, fundador del partido de derecha. A pesar de que cuando abandonó el partido, Laínez aseguró al presidente del ARENA, Jorge Velado, que no se inscribiría en ningún otro partido, meses después Antonio Saca lo anunciaba como candidato a vicepresidente por Unidad.

6

¿Qué opinás? ¿Fueron coincidencias o se trató de favores políticos entre las diferentes figuras partidarias?

  • Ever Alvarez

    Excelente articulo, ejemplifica a la perfección porqué estamos tan mal en la administración de este país.

14 Dic 2017
¿Sabés qué es Smartmatic y a qué se dedica? Este es su récord en elecciones internacionales
Noticias | Por: Redacción

¿Sabés qué es Smartmatic y a qué se dedica? Este es su récord en elecciones internacionales

12 Dic 2017
¿Te imaginás un debate entre estos candidatos? Estos son algunos de los que no te debés perder
Noticias | Por: Redacción

¿Te imaginás un debate entre estos candidatos? Estos son algunos de los que no te debés perder

9 Dic 2017
Si sentís que el tiempo no te alcanza, debés seguir los siguientes consejos. Leé más
Noticias | Por: Redacción

Si sentís que el tiempo no te alcanza, debés seguir los siguientes consejos. Leé más

7 Dic 2017
Un polémico contrato, cientos de toneladas al día de desechos sólidos, esto es lo que pasa entre MIDES y algunas alcaldías
Noticias | Por: Redacción

Un polémico contrato, cientos de toneladas al día de desechos sólidos, esto es lo que pasa entre MIDES y algunas alcaldías