Noticias

14 Mar 2013
Noticias | Por: Redacción

La importancia de construir infraestructuras antisísmicas

Hoy en día es común hablar sobre construcciones antisísmicas, ya que el suelo y los eventos naturales ocurridos en el país exigen pensar en alternativas confiables y seguras para quienes las habitan  o trabajan. Cada vez son más las empresas constructoras que introducen dicha novedad a sus proyectos habitacionales o empresariales.

Según el Ministerio del Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN), en su Recopilación histórica de los desastres en El Salvador 1900-2005, el país ha estado sometido a situaciones de emergencia, debido a la actividad tectónica, volcánica e hidrometereológica. La actividad tectónica ha sido la que más ha efectuado sobre topografía del terreno. No obstante, debido a la periodicidad de los eventos, los terremotos y las inundaciones han sido los que más pérdidas en vidas y bienes materiales han causado.

Ante esta situación, la Asamblea Legislativa aprobó en el 2010 la Ley de Prevención de Riesgo, en la que se rige la seguridad de la infraestructura en los lugares de trabajo así como de la construcción de los edificios. Debido a que El Salvador se ubica en una de las zonas que registra más actividades sismográficas, las construcciones deben acoplarse a la necesidad de brindar un alto grado de seguridad ante posibles temblores, terremotos u otras actividades naturales que pongan en peligro la vida de las personas que habitan el país.

A nivel mundial y latinoamericano existen organizaciones preocupadas porque se construyan infraestructuras fiables y seguras. Estas instituciones han creado normas internacionales para guiar el quehacer de los arquitectos e ingenieros encargados de las construcciones, sean en edificios o complejos habitacionales. Entre las organizaciones más incidentes se encuentra ASTM International, que brinda un foro para el desarrollo y publicación de normas voluntarias por consenso, aplicables a los materiales, productos, sistemas y servicios. En el 2002, Estados Unidos firmó la Ley CASA, donde se incluyó un apartado llamado “Programa para Mejorar la Construcción y las Prácticas de Edificios en América Latina”, que tuvo por objetivo capacitar a arquitectos y contratistas en El Salvador y Ecuador para el uso correcto de códigos y normas, que permitirían la construcción de edificios más seguros en la región. ASTM International tuvo un papel protagónico en dicha ley, al mencionarse como un referente en la creación y aplicación de reglas y normas de construcción.

Otra institución involucrada en la proposición de normas de consenso es la ANSI, una organización norteamericana, encargada de coordinar el sistema voluntario de normas en Estados Unidos. Ha proporcionado un foro donde el sector público y privado pueden trabajar en conjunto y con cooperación hacia el desarrollo de las normas voluntarias nacionales de consenso.

En al ámbito nacional, no hay instituciones bien definidas que dicten qué materiales o estructuras deben emplearse en las distintas construcciones. Sin embargo, gracias a la creación de la Oficina de Planificación del Área Metropolitana de San Salvador (OPAMSS), existe la  Ley de Desarrollo y Ordenamiento Territorial del AMSS, que abarca aspectos relacionados con la construcción de infraestructuras de cualquier naturaleza. Dentro de dicha ley se encuentra el Reglamento de Desarrollo y Ordenamiento Territorial, que en su Título Cuarto, desde el Capítulo Tres hasta el Cinco, dicta las normas de construcción para el área, donde se encuentran reglas, materiales y especificaciones para la aprobación de construcciones, ya sean para comercio o vivienda. De igual manera, en el país existe la Ley de Urbanismo y Construcción y el Reglamento para la Seguridad Estructural de las Construcciones, referido a la Norma Técnica de para Diseño de Sismo.

Si bien es cierto que las normas o reglas no exigen cumplimiento sin discusión, como lo hacen las leyes o tratados, es responsabilidad de las instituciones tomarlas en cuenta y aplicarlas, a fin de beneficiar a los usuarios de las construcciones. Eso lo tiene muy claro Grupo Roble, quien en el país se caracteriza por su responsabilidad y compromiso en todos los proyectos que ejecuta. Su capacidad de innovar y responder a las necesidades de los salvadoreños lo ha posicionado como una de las empresas líderes a nivel nacional y regional. Esto lo deja claro en la construcción de sus complejos habitacionales y comerciales.

Grupo Roble es uno de los pioneros en la iniciativa de emplear técnicas innovadoras en la construcción de infraestructura antisísmica. De acuerdo con Rafael Menéndez Espinoza, Subgerente General de Grupo Roble, existen diferencias marcadas entre la construcción de una edificación normal y una antisísmica. La principal diferencia “consiste en que para construir una casa antisísmica, se deben seguir una serie de técnicas expresadas en reglamentos de diseño sísmico que le permitan a la estructura soportar las solicitaciones sísmicas para las cuales fue diseñada. Una edificación antisísmica está diseñada para que pueda preservar la vida en caso de producirse un evento sísmico de gran magnitud”, aclara Menéndez.

Sin embargo, la mayoría de pasos que se siguen para su construcción es la misma para ambos tipos de casas. No obstante, lo esencial para las construcciones antisísmicas son: mejorar el suelo donde se fundará la casa para soportar las condiciones de un evento sísmico; construir las fundaciones (zapatas, soleras y vigas) y los elementos verticales que soportan el peso de la casa (columnas, nervios y paredes). Además, se deben construir las losas y vigas de entrepiso, los elementos verticales y paredes del segundo nivel, así como la construcción del techo. Luego de terminada la estructura, se culmina con los acabados arquitectónicos.

 

Como ya se mencionó, los materiales empleados para este tipo de construcciones son el concreto reforzado, la mampostería (se refiere al sistema tradicional de construcción)  y el acero estructural. Aunque también hay otros materiales que, adecuadamente utilizados, también pueden dar como resultado una edificación antisísmica, como el adobe y la madera.

Gracias a iniciativas como estas, Grupo Roble se ha posicionado como líder en la construcción de edificaciones de negocios y habitacionales, tanto a nivel nacional como centroamericano. Con este tipo de proyectos, Grupo Roble pretende abarcar más públicos y llenar las expectativas y necesidades que demanda el territorio salvadoreño.

 

-Publicidad-

23 Sep 2017
Peleas, conciertos y hasta cenas bailables ¿Ya hiciste planes? Mirá los detalles a continuación
Noticias | Por: Redacción

Peleas, conciertos y hasta cenas bailables ¿Ya hiciste planes? Mirá los detalles a continuación

22 Sep 2017
Esto es lo que hace un buen gobierno ¿Será que el de El Salvador cumple los requisitos? Leé más
Noticias | Por: Redacción

Esto es lo que hace un buen gobierno ¿Será que el de El Salvador cumple los requisitos? Leé más

21 Sep 2017
Si un sismo como el de la Ciudad de México se originara en San Salvador, esto pasaría. Sabé más
Noticias | Por: Redacción

Si un sismo como el de la Ciudad de México se originara en San Salvador, esto pasaría. Sabé más

21 Sep 2017
Ya van tres años de un gobierno reprobado ¿Será que esto cambiará alguna vez?
Noticias | Por: Redacción

Ya van tres años de un gobierno reprobado ¿Será que esto cambiará alguna vez?