Noticias

22 May 2013
Noticias | Por: Redacción

La evolución de las pandillas a un año de la tregua

Luego que la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) declarara inconstitucional el nombramiento del ex Ministro de Seguridad Munguía Payés y del ex Director de la Policía Nacional Civil (PNC) Francisco Salinas, las preguntas sobre el rumbo de la tregua entre pandillas arrojan nuevas interrogantes.

A partir de marzo de 2012 El Salvador vivió un hecho insólito en el mundo dentro del tema de seguridad, instauró una tregua entre las principales pandillas del país y las autoridades de seguridad pública. De acuerdo con La Prensa Gráfica la tregua salió a la luz luego que el 9 de marzo de 2012 se trasladaron a 30 reos del penal de máxima seguridad ubicado en Zacatecoluca, la Paz, hacia otros centros de menor seguridad. Entre los reos se encontraba Carlos Mojica, mejor conocido como el Viejo Lin.

 

A partir de ese momento los crímenes se redujeron de manera notable, bajando hasta 40% el número de homicidios diarios. El promedio de 14 homicidios diarios que se manejaba a inicios de 2012 se redujo a cinco. La baja de homicidios llegó al 60% durante 2012 en comparación al 2011, de acuerdo con cifras estadísticas de la PNC citadas por Estrategia y Negocios.    

No obstante en el segundo trimestre de 2013 se notó un incremento en los homicidios. De acuerdo información de Diario El Mundo el promedio diario de homicidios que registraba la PNC era de 5.8 desde el 1 de enero hasta el 30 de abril, pero este fue superado con una media de 7.7 durante los primeros siete días de mayo.

En este incremento de homicidios, Raúl Mijango, mediador entre el Gobierno y las pandillas en declaraciones para El Diario de Hoy se mostró en contra de las detenciones que la PNC realiza contra pandilleros  acusados de homicidios, “Si se mantiene esa legislación, la acción de la Policía y de la Fiscalía puede convertirse en un boicot de este proceso”. Además dijo que “Nos afecta un poco porque algunos de estos muchachos son los que son parte de la mesa que le está dando seguimiento al tema de la reducción de violencia en ese municipio”.

Ciclo evolutivo de las pandillas

De acuerdo con Carlos Ponce en declaraciones para MedioLleno, experto en criminología y quien se ha desempeñado como analista de la Fiscalía General de la República (FGR) la actual tregua entre las pandillas puede explicarse desde el ciclo evolutivo que estos grupos tienen a través de los años y que su pico llega cuando se legitiman por la sociedad.

Según él, la actual tregua entre las pandillas solo se ha limitado en bajar los índices del delito más escrutado por la sociedad, “el homicidio”, esto debido a que no se pueden manipular las cifras porque los cuerpos amanecen en las calles o son identificados en cementerios clandestinos

Ponce explica que con la tregua se logró reducir la piedra en el zapato del Gobierno,  el reclamo a nivel nacional e internacional y se creó un espejismo, “porque todo lo creado por la versión oficial es una mentira, una realidad ficticia para tratar de vender esa negociación entre el gobierno y delincuentes porque es sumamente peligroso porque es parte del proceso de evolutivo que sigue toda estructura delincuencial”.

Dentro de este ciclo Ponce dice que en el primer nivel las pandillas solo buscan satisfacer sus necesidades inmediatas de dinero para gastar en drogas o placer y es allí donde surgen crímenes o actos delincuenciales esporádicos que son fruto de la búsqueda de necesidades inmediatas. En un inicio la mayoría de delitos que cometen son reactivos, no tienen mayor planificación, no buscan objetivos a largo plazo. Lo que hacen es depredar su medioambiente, se le llama la fase depredadora del crimen organizado.

De acuerdo con Ponce, posteriormente sus delitos van evolucionando, ya no buscan una ratificación inmediata sino que los hechos delincuenciales son un vehículo para otro fin que está relacionado con una retribución económica. Y esto se explica de mejor forma conociendo que el pandillero va creciendo en edad y en madurez mental. Según explica Ponce “no es lo mismo hablar de un pandillero de 14 años que uno de 20. El de 20 ya tiene un hogar o varios, muchos hijos, probablemente sus padres ya no pueden trabajar, o el papá murió y la mamá tiene que ver por sus otros hermanos. Esto conlleva responsabilidad y el enfoque del pandillero cambia, empieza a pensar que a través de sus actividades delictivas tiene que generar dinero”.

Para este fin, de acuerdo con Ponce, el pandillero va cometer actividades delincuenciales que reporten más beneficios económicos, incluso eso puede llevar al pandillero a hacer alianzas con miembros de pandilla contrarias, con los que se peleaba años atrás.

Entonces llega a otro paso en la evolución, el pandillero se da cuenta que para realizar los delitos más lucrativos necesita de mayor logística, dichos delitos son más complejos y para ello necesita interactuar de forma diferente con su entorno, con el objetivo de poder explotarlo de mejor forma. De acuerdo con Ponce, empieza a identificar en su entorno los actores claves para incursionar en las actividades delincuenciales más complejas, actores que les puedan ser útiles, entre ellos los políticos. 

“Cuando las pandillas llegan a ese punto han acumulado poder económico e influencia tal que han logrado que su entorno también puede explotarlos a ellos”. Es decir que su entorno como la iglesia, políticos, organizaciones no gubernamentales entre otros actores buscan su beneficio al ayudarles a estos pandilleros.

Por ejemplo, algunos políticos impulsan una serie de programas de reinserción social para pandilleros, esto probablemente se venda como una gran ayuda a ese sector y la masa votante considere que se están realizando programas adecuados para detener a las pandillas, el beneficio es más votos para los políticos, “El entorno también necesita de los pandilleros”.  

Posteriormente, como explica Ponce, instituciones legítimas llegan a una interacción directa con estos grupos delincuenciales, ya no lo hacen a través de las leyes, sino que lo hacen de forma directa como está sucediendo con la tregua entre las pandillas. Posteriormente estos sectores legítimos se van corrompiendo, como sucede con el crimen organizado, hay mucho dinero y beneficios de por medio hasta que finalmente estos grupos se ven legitimados. “Ese tipo de interacción entre delincuentes y políticos se va profundizar llegando al punto tal que va sumergir al país en una crisis de violencia que nunca ha experimentado”. 

Soluciones

De acuerdo con el criminólogo Ponce en todo proceso de reinserción deben existir al menos tres componentes. En primer lugar el represivo, enfocado a desarticular a las pandillas, encarcelar a los pandilleros. En segundo lugar el componente de intervención, enfocado a rescatar a los pandilleros que ya son parte de esas pandillas. Finalmente el tercer componente, la prevención, todas aquellas acciones encaminadas a evitar que nuevos miembros ingresen a las pandillas.

Próximamente brindaremos una entrevista completa con Carlos Ponce, uno de los criminólogos más destacados del país, donde se abordaran en profundidad diferentes temas relacionados a la tregua, represión y actuar de las pandillas en el país. 

 

 

18 Oct 2017
36 años después: Esto pasó en El Mozote. Leé más
Noticias | Por: Redacción

36 años después: Esto pasó en El Mozote. Leé más

17 Oct 2017
Para ganar la Presidencia de El Salvador no basta con saber cómo manejar las redes sociales ¿Qué más se necesita?
Noticias | Por: Redacción

Para ganar la Presidencia de El Salvador no basta con saber cómo manejar las redes sociales ¿Qué más se necesita?

16 Oct 2017
Bukele, el alcalde de Nuevo Cuscatlán vs el aspirante independiente por la Presidencia ¿Qué le diría?
Noticias | Por: Redacción

Bukele, el alcalde de Nuevo Cuscatlán vs el aspirante independiente por la Presidencia ¿Qué le diría?

15 Oct 2017
TOP 5: Las series de narcotráfico basadas en la vida real
Noticias | Por: Redacción

TOP 5: Las series de narcotráfico basadas en la vida real