Noticias

20 Nov 2012
Noticias | Por: Redacción

Conoce cómo evitar un secuestro

El secuestro sin duda es una experiencia traumática para quienes logran sobrevivir al cautiverio, según estadísticas oficiales de la Policía Nacional Civil (PNC) a nivel nacional se reportaron 31 casos entre el 1 enero y el 24 de septiembre de 2012  como secuestros, no obstante al momento de montar el aparataje logístico para dar con el paradero de los supuestos plagiados, solo nueve casos fueron confirmados como plagio.

Según el jefe de  la Unidad contra el Crimen Organizado de la Fiscalía (DECO), Rodolfo Delgado, citado por Diario El Mundo, “solo en esos nueve casos ha existido efectivamente una privación de libertad de la víctima, una exigencia económica hacia algún familiar”.

En cuanto al dinero que los familiares de las víctimas entregaron a los secuestradores, Delgado asegura que “gran parte de ese dinero cancelado por el rescate fue recuperado y entregado a los parientes de las personas que estuvieron secuestrados”.

Por otro lado de los 31 casos que se recibieron y que solo nueve fueron confirmados, los demás 22 fueron catalogados como auto secuestros, donde las supuestas víctimas necesitaban extorsionar a su familia para solventar deudas económicas, finalmente algunos casos llevan un componente de infidelidad matrimonial, puesto que personas simularon secuestros para evitar recriminaciones de su pareja al ausentarse de su hogar.

Tipos de secuestros

Según fuentes policiales citadas por El Diario de Hoy, en lo que va del año se han registrado tres nuevos tipos de secuestros exprés, a parte del secuestro común. La primera es cuando los delincuentes plagian por varias horas a su víctima y la obligan a brindar sus datos financieros para que posteriormente los delincuentes vacíen sus cuentas.

Otra es que la víctima es secuestrada y se le mantiene a bordo de un vehículo por un tiempo relativamente corto, inferior a las 6 horas, en ese lapso se le vacían sus tarjetas y se les pide un monto económico a las familias.

También está el plagio de corta duración el cual se base en privar de libertad y trasladarla a un sitio desolado y pedirle un rescate a la familia que puede llegar a los cinco mil dólares.  Tiene que ser de forma rápida y sin reportarlo a las autoridades.

Finalmente está el secuestro común, donde se plagia a la víctima y posteriormente se le lleva a una habitación previamente acondicionada y se le mantiene por días, incluso meses mientras se llega a la negociación con los familiares.

¿Cómo evitar un secuestro?

Platicamos con Saúl Guevara, Agente del Sistema de Emergencias 911  de la Colonia Flor Blanca de la PNC, quien nos brindó las siguientes recomendaciones para “en la medida de lo posible” evitar ser víctima de un secuestro. Antes que nada hace la observación, que si bien es cierto  pueden secuestrar a alguien por pura coincidencia, a veces “el secuestro también se da por rencillas personales, por deudas o por un mal que le hacemos al prójimo”. Punto a tener muy en cuenta, sin embargo hace las siguientes consideraciones:

Mantenerse pendiente. A veces se ignoran muchos indicios, acciones sospechosas en la calle, como por ejemplo si sé que todos los días no hay nadie afuera de mi casa cuando saco el carro y un día hay alguien sospechoso, o un carro siguiéndonos o incluso un carro que lo vemos de casualidad varias veces al día sin una explicación razonable, puede ser un indicio de una actividad extraña.

No hacer rutinas. Para un secuestrador es fácil investigar a alguien si la persona es rutinaria, sale a la misma hora de la casa, ocupa las mismas calles, visita los mismos restaurantes, sale a tal hora los fines de semana. El secuestrador puede hacer rutinas de la víctima e identificar cuando es más vulnerable.

Control de tus empleados domésticos y de oficina. El agente Guevara dice que muchos secuestros se planifican por gente allegada o del entorno de la víctima, por lo que recomienda tener canales de conversación abiertos con los empleados, así como notar actitudes extrañas como invitaciones, préstamos de dinero, entre otros.

Protección de datos físicos. Mantener resguardada la correspondencia, así como estar pendiente cuando llegan estados de cuenta, recibos, cartas personales, muchas veces los secuestradores tratan de obtener información confidencial para conocer mejor a su víctima. Guevara dice que también desechar papeles confidenciales en la basura es una equivocación, los secuestradores pueden hacerse fácilmente de la basura de la víctima, e inclusive unir los trozos de papel de una hoja con información confidencial, si es que se ha roto previamente, sino va ser más fácil para ellos.

Protección de datos en internet. Hoy en día las redes sociales dejan una huella en internet, fácilmente rastreable por secuestradores profesionales. En ese caso es prudente no aceptar en las redes sociales a personas que no se conocen, además de poner los controles de seguridad pertinentes para que nadie ajeno pueda indagar su vida personal.

Mantener un bajo perfil. Como dice el dicho, “el más débil de un salón, es el que más bulla hace”. Guevara aconseja vestir modestamente, sin accesorios que llamen mucho la atención como joyería, relojes extravagantes, ropa cara. Cuenta que muchos de los secuestros exprés se dan por la suposición de los secuestradores que una víctima pueda tener dinero.

Si vas manejando

Seguridad básica. Desde el momento que te subes a tu automóvil, las puertas deben estar bajo llave, de preferencia los vidrios cerrados y Guevara dice que si es posible y está dentro de las capacidades económicas: blindar el carro.

Siempre alerta. Cuando te conduces debes estar pendiente, observando los espejos del automóvil por si hay un carro sospechoso. Se enfatiza que los altos son los puntos más riesgosos, no solo para el secuestro sino que también para el robo a mano armando.

Evitar zonas peligrosas.

Revisar el automóvil. Cuando es de noche, antes de subirte a tu automóvil es preferible que con una lámpara lo revises a través de los cristales para asegurarte que no hay nadie dentro del carro. Si tienes cierre eléctrico a control remoto, es preferible abrir tu carro estando a menos de un metro de distancia.

Si utilizas el transporte público

Observar. Guevara cuenta que muchas veces antes de consumarse un asesinato la víctima inicialmente es secuestrada en el transporte público. Ante esa realidad aconseja mantenerse pendiente de la persona que se sienta a la par o lleva en el asiento de atrás. Si ve una actitud sospechosa cambiarse de asiento y si la molestia persiste bajarse en una parada bastante transitada por peatones y de inmediato dirigirse a un establecimiento de servicio y darle aviso a la PNC.

Horarios. También los horarios para abordar un autobús resultan ser un elemento crucial a la hora de un secuestro, Guevara dice que las horas de la madrugada antes de las 6:00am y después de las 7:00pm generalmente son horas solitarias, por lo que no es recomendable esperar el bus solo. Si bien hay obligaciones del diario vivir, es preferible estar en las paradas con la compañía de un conocido, entre más es mejor.

22 Abr 2018
Carlos Calleja, candidato presidencial de ARENA para las elecciones 2019
Noticias | Por: Redacción

Carlos Calleja, candidato presidencial de ARENA para las elecciones 2019

22 Abr 2018
ARENA realiza las elecciones de su candidato presidencial ahora
Noticias | Por: Redacción

ARENA realiza las elecciones de su candidato presidencial ahora

21 Abr 2018
No te perdás de la comedia con sabor centroamericano en un mismo escenario
Noticias | Por: Redacción

No te perdás de la comedia con sabor centroamericano en un mismo escenario

20 Abr 2018
Por orden del juez del caso, Flores queda libre de los cargos de desviar los fondos de Taiwán
Noticias | Por: Redacción

Por orden del juez del caso, Flores queda libre de los cargos de desviar los fondos de Taiwán