Gumercindo Ventura
Gumercindo Ventura
7 marzo de 2012

*Debes mencionar esta fuente en caso de compartir esta columna. MedioLleno no es responsable de la opinión de sus columnistas y colaboradores.

Fotos de la entrevista para MedioLleno por Luis Samayoa 

Platicamos con el candidato a alcalde de San Salvador por el FMLN sobre su trayectoria política desde el conflicto armado. También tocó temas económicos como la dolarización, la campaña política y la gestión del actual alcalde de San Salvador, Norman Quijano.

Para empezar, cuéntenos, ¿a qué se dedicaba antes de la política? ¿O ha sido algo a lo que siempre se ha dedicado?

Yo tengo 42 años de estar en política y casi todo el tiempo me he dedicado a eso, a estudiar y a la política. Pero más que a la política, a la lucha social. Empecé con la Asociación Estudiantes de Secundaria (AES) en las huelgas magisteriales del 68-69 y después continué la militancia en la juventud comunista de El Salvador, después en el partido comunista, luego en las fuerzas armadas de liberación, en el FMLN.

¿Y su formación académica en qué fue?

Estudié Ingeniería Civil, no terminé porque me vine a la guerra, me quedé en cuarto año de la carrera.

¿De haber terminado su carrera hubiera siempre ingresado a la política o se hubiera dedicado a ser ingeniero?

Yo entré a la lucha social o a la lucha política no pretendiendo llegar a ningún cargo público. Me sentí comprometido y me metí a luchar, a desarrollar una tarea que consideraba necesaria y urgente en ese momento para lograr un mejor futuro para El Salvador. Y por supuesto, como ser humano, hay que estudiar, tengo que tener una profesión.

Su padre fue una persona que tiene un gran valor histórico para el país, me imagino que a usted muchas veces lo comparan con él ¿cómo era su relación con él y ¿qué tan difícil es llevar la responsabilidad de llevar esa comparación día a día?

Tengo la gran ventaja de que aunque tengo un padre que tiene un gran significado en la lucha social del pueblo salvadoreño, siempre se esforzó porque ninguno de nosotros tuviera que verse obligado por su trayectoria política, sino que fuera una decisión personal el meterse o no. En segundo lugar, tomando esa decisión, él nunca movió ninguna de sus influencias para favorecerme en nada. Eso me permitió que lo bueno o lo malo lo hiciera por cuenta propia. Además dentro del PC y de la juventud eso contó muy poco, realmente en aquellos tiempos de clandestinidad el ser hijo, por ejemplo, del secretario general del Partido Comunista no era ninguna ganga.

¿Y sentía presión o un mayor sentido de responsabilidad por parte de él?

Como te vuelvo a decir, él siempre insistió en eso, “Si te vas a meter, es tu decisión, pero las consecuencias de esas decisiones no me vengás a decir que las sufriste porque yo te metí” porque en aquel momento era una lucha clandestina en la que uno tenía solo 2 opciones: una buena carceleada y una buena torturada, o amanecías serenado abajo de un puente.

Hablando un poco del partido, el FMLN muchas veces es criticado porque se percibe, y el mismo Facundo Guardado nos lo dijo en una entrevista a MedioLleno, como un partido vertical ¿considera usted que debería haber mayor participación de las bases del partido en la toma de decisiones?

Mira, si tú me ponés como referencia a Facundo Guardado, él es el menos indicado para hablar de eso. Él impuso dentro del partido su candidatura, y todos fuimos a la campaña proselitista porque cumplimos orden de partido de ir, estuviéramos o no de acuerdo, entonces es el menos indicado para hablar de democracia. Además se salió porque nadie le hacía caso, y él sintió ¿para qué estaba en un partido que no le hacía caso? Por otro lado, un partido político no es un club de debate, tú te metés a un partido político porque te sentís identificado con su ideología, con su ideario o con sus metas a conseguir y te sometes a una disciplina; el caso del FMLN, hay un tiempo de discusión, donde todo mundo discute.

En su caso, ¿cómo se da su candidatura por la alcaldía de San Salvador? ¿Alguien lo nombra? ¿Cómo fue el proceso?

Esta fue una propuesta de la directiva municipal de San Salvador, después de evaluar varios perfiles. Se le mandó a la comisión política porque, para San Salvador y las ciudades que tienen más de cincuenta mil habitantes, es quien decide las candidaturas, con propuestas de la municipal y la departamental de donde corresponde el municipio. La comisión política puede en última instancia decidir, como en la presidencial, por interés político o por conveniencia o por estrategia política, no va a ser un militante, sino que va a ser un aliado.

¿Qué otros nombres se manejaron a la hora de discutir la candidatura por San Salvador?

Norma Guevara, Damián Alegría… Oscar Ortiz no, él dijo que no estaba interesado… Fuimos cinco, creo que había dos mujeres más y otro hombre. No recuerdo sus nombres.

¿Cuál fue el punto más importante que tomó en cuenta a la hora de decidir correr por la alcaldía de San Salvador y dejar la Asamblea? Y ¿por qué por la alcaldía de San Salvador y no la de, por ejemplo Usulután? Ya que usted es diputado por ese departamento.

Como te decía, no entré a una organización política esperando un cargo. Entré a una organión política por un ideal, convencido de la justeza de ese ideal. Entonces me puse a disposición de las decisiones que se tomaban. Si el partido decidió que yo podía ser la mejor carta para San Salvador, mal habla de tí mismo que tu le empieces a decir “No, mira, yo aquí estoy más segurito. Yo como primer diputado de Usulután tengo seguro el reenganche, no me mueva de aquí.”

Hablando un poco más de la campaña, muchas encuestas de varios medios revelan que el actual alcalde le lleva una ventaja considerable. Unas dicen que más, otras que menos, sin embargo usted recientemente evocó que esas son encuestas pagadas para manipular la realidad, ¿Usted ha hecho encuestas propias? ¿Qué evidencian las mismas?

Solo una corrección, nunca dije que fueran encuestas pagadas, lo que he dicho es que esas encuestas son las fotos del momento y dependen del ángulo fotogénico que la agarres. Las encuestas, en el caso de la política, dejaron de ser una herramienta para considerar posibles temas de acción y pasaron a ser herramientas para formar opinión.

Si usted ganara las elecciones, ¿a qué proyectos de Norman Quijano les diera continuidad?

Le daría continuidad al desarrollo del sistema de recolección de basura, porque él ha metido un ingrediente que hay que reconocer: los carritos chiquitos que sirven para llegar adonde no se llega con los carros grandes, para aumentar la frecuencia de recolección de basura. Hay que hacerlo, pero con la variante siguiente: que yo no los voy a poner solo por donde pasa la suegra para que vean que estoy barriendo a toda hora, sino que allá donde las comunidades lo necesitan.

¿Usted considera que la alcaldía de San Salvador está mejor que cuando la dejó doña Violeta? ¿En qué está mejor y en qué está peor?

Mira, en términos generales está igual. Las plazas no han cambiado nada, su entorno sigue siendo el mismo. Cuando hay una obra de la municipalidad, debe ser una obra que cambie el entorno de donde fue ejecutada, y ¿qué entorno ha cambiado El Salvador del Mundo? Sigue siendo lo mismo. ¿Han aumentado los puestos de trabajo porque la intervención en el parque fue de medio millón de dólares? No ha generado más puestos de trabajo.

En el caso de los desalojos de las ventas en las calles, ¿usted cree que Norman Quijano cometió errores? ¿Cómo lo hubiera usted manejado distinto?

Cometió errores porque solo desalojó a la gente, no dialogó. Dialogó hasta donde él quizo. De ahí en adelante “Bueno, como no me entienden, aquí les voy”, y los sacó a punta de garrotazos. El mensaje fue, “Miren, al que no me hace caso lo cachimbeo.” Entonces la gente frente a perder su venta diaria, porque ellos viven al día: coyol rajado, coyol comido. Si les quitan la mercadería, si les quitan un día de trabajo, pierden. El problema es ¿dónde la ubicás? Vayan a todos los lugares donde él las ubicó, todos son una tremenda soledad. Se han convertido en puntos de bodega.

¿Qué piensa usted de las campañas políticas que, más que proponer, acusan a otros partidos de los males que aquejan a la sociedad?

Desearía que la campaña fuera propositiva. Tengo una plataforma que es altamente propositiva, y si tú la revisás no hay una sola frase de ataque hacia esta administración.

¿Qué rol juegan los jóvenes en su propuesta de campaña? ¿Hay jóvenes que van a formar parte de su consejo municipal? ¿Cuántos son?

Un aproximado del 30% o 35% de la composición de mi consejo municipal. Tengo una alta participación de jóvenes, militantes y no militantes del partido. Por reglamento interno, el 25% de todos los puestos públicos y de estructuras internas, tienen que estar destinados para las y los jóvenes. Nosotros llevamos un 5% más, porque realmente hay que abrirle campo al joven.

¿Cuál ha sido su mayor error y su mayor logro en toda su carrera política?

¿Mi mayor error? Ahí si me la pusiste dura fijate… Quizá, aunque suene mal, haber sido demasiado modesto en algunas cosas, haber mantenido un perfil bajo, porque hoy me achacan ¿y usted de donde viene? Bueno, yo tengo ya cuarenta y dos años de participación. Mi mayor acierto, participar en la lucha del pueblo salvadoreño, con todas las consecuencias que eso tiene.

¿Considera usted que hay un desgaste en el FMLN por estar en el ejecutivo? ¿Cree que eso le va a pasar factura en estas o las próximas elecciones presidenciales?

Todo partido que llega al poder tiene desgaste, es una cosa natural. Ahora, que vaya a pasar factura, creo que no en la medida que espera la derecha, pues esperan que sea una factura que en 2014 vuelvan con ellos, pero se les olvida que no son solo 20 años, sino que han estado bajo diferentes caras en la historia de El Salvador desde su fundación. El estado actual de las cosas no es resultado de los últimos 20 años, estos son los 20 años más despiadados que ha habido, pero aquí hay casi 190 años de prescencia initerrumpida de la derecha en las estructuras de poder del Estado pervirtiéndolo para sus intereses.

En términos de economía y bienestar, cosas como ingresos familiares o el índice de desarrollo humano, ¿cómo evalúa que está el país a 20 años de los acuerdos de paz? ¿Estamos mejor o peor que antes? ¿Se pudieron haber hecho cosas distintas?

Estamos mejor, se ha abierto la oportunidad para hacer cosas que antes no se podían hacer. Los acuerdos de paz abrieron una ventanita chiquita de democracia, de participación, que hemos ido haciendo crecer hasta lo que tenemos hoy. Falta todavía mucho, pero en estos últimos 2 años estamos mejor que en los últimos 20 años. Hoy hay programas para los jóvenes, programas para los niños para educación, programas de salud, programas para los adultos mayores, se han vuelto a recuperar los más de 40,000 empleos que se perdieron en el 2008. Hubo avance, ¿qué no es el que esperábamos? Bueno, sí.

¿Y eso se lo atribuye a factores económicos externos o a méritos de la actual administración?

Es mezcla de las 2 cosas. Es mezcla de lo internacional, de la crisis económica, pero hay también factores internos. Por ejemplo, la dolarización. Frente a las crisis mundiales, una de las medidas que te protege es tener tu propia moneda, que te permita la política cambiaria y la política financiera. Tú tomás medidas para proteger tu moneda, pero cuando no tenés moneda el Banco Central dejó de ser entonces un banco central nacional y pasó a ser un banco como cualquier otro.

¿Entonces usted considera que la dolarización fue un error? Porque toda política tiene sus ventajas y desventajas, por ejemplo, desde la dolarización El Salvador ha tenido las tasas más bajas de inflación de la región, pero aún así surgen problemas como los que usted menciona. Considera que a pesar de los beneficios que pueda haber, ¿la dolarización es una política que eventualmente se tiene que deshacer para regresar al colón?

Es que hay que regresar al colón. No por cuestiones de añoranzas o terquedad ideológica, sino que si bien es cierto, acá tenemos las tasas de inflación más bajas de la región, pero en dólares, no en moneda nacional. Multiplicala por 8.75 y te vas a dar cuenta cuál es la real inflación que hay aquí. Para empezar, el dólar ya no vale 8.75. Lo fijaron artificialmente a 8.75 mediante una ley, que ya tenía ese precio desde hace unos 12 o 13 años desde Napoleón Duarte antes de salir, desde el 89 al 2001, ¿cuánto tiempo transcurrió ahí?

12 años

12 años, ¿verdad? Y una tasa cambiaria no puede aguantar tanto tiempo. ¿Por qué pusieron la dolarización? Porque había necesidad de devaluación. Eso tiene dos problemas: el dinero se te vuelve más caro y los que importan del exterior hacia El Salvador tienen que pagar más allá, la tasa cambiaria…

Se hace menos competitivo el país…

No menos competitivo, más caro.

Sí, en términos de precios.

Sí, OK, se vuelve menos competitivo. Entonces, ¿qué hallaron para no pagar más? Dolaricemos. ¿Basado en qué? En que en aquel momento había más de 4 mil millones de dólares de respaldo en el Banco Central de Reserva que estaban enviando la gente que vivía en el exterior, que enviaban dólares y se cambiaban a colones. Lo pusieron en 8.75 en vez de devaluarlo. Todavía está en 8.75, pero hace la cuenta de cuanto pagás por teléfono, por agua, por celulares. Te vas a dar cuenta de que el dólar está a 12 por 1. ¿Quién te paga a ti la diferencia? Dicen “Aquí solo subió el 0.2% la inflación mientras que en otros países se disparó al 10% al 12%”. Sí pero aquí es en dólares.

La siguiente es una pregunta que nos pidieron se la hiciéramos desde las redes sociales:

¿Qué opina acerca del alto índice de alumnos que han muerto con relación a las pandillas? ¿Qué haría usted al respecto?

Aunque suene un poco mal decirlo, ese no es un tema municipal. No alcanza el CAM para reforzar eso. ¿Qué hay que hacer? En primer lugar hay que realizar un buen análisis del Observatorio Municipal de la Violencia, que te va a enfocar a qué horas, en qué colegios y las causas principales de los asesinatos, para que podás focalizar una política especial. El CAM sí tiene que intervenir en cooperación con la PNC, con la fiscalía y todos los organismos que reprimen al crimen, pero sobre todo tiene que intervenir la alcaldía en el área de la convivencia y de la prevención.

En el MedioLlénate del 2010, usted nos contactó para que le presentáramos las propuestas de los jóvenes el miércoles 6 de octubre de 2010. Sin embargo, el día que llegamos a su oficina, usted no estaba y su secretaria ni sabía que íbamos a llegar. Además, usted nunca se volvió a contactar con nosotros para coordinar una próxima reunión o explicar su ausencia. ¿Qué le diría usted a los jóvenes que elaboraron este documento pero a quienes usted no escuchó?

Fijate que realmente no me acuerdo. Leí el artículo, revisé, porque yo ya… ¿En octubre decís?

Sí.

Yo ya no estaba en la Asamblea. Yo pedí permiso oficial el primero de septiembre. Ese es el primer dato que me llama la atención. Segundo dato, no me acuerdo de haber llamado a MedioLleno, soy honesto. Si alguien los llamó en mi nombre está raro. ¿Qué le diría a los jóvenes? No fui yo pero si todavía lo tienen y me lo pasan, con gusto. (El documento se envió el mismo día de la entrevista).

Nota adicional:

Durante agosto de 2010 el primer evento MedioLlénate reunió a 80 jóvenes de diferentes clases sociales, ideologías políticas y puntos del país para discutir las principales temáticas que afectan a El Salvador. Al final se redactó un documento con las diferentes propuestas de los jóvenes para presentarlo a los tres Órganos del Estado, partidos políticos, medios de comunicación y líderes de opinión.

En ese contexto, uno de los políticos que nos contactó antes que lo hiciéramos nosotros, fue el diputado Jorge Schafik Handal hoy candidato a la alcaldía de San Salvador por el FMLN. Nos citó a su oficina en la Asamblea Legislativa el 6 de octubre de 2010.

Sin embargo, no se presentó a la cita y su secretaria ni estaba enterada que llegaríamos.  No volvimos a saber de él. Aclaramos que jóvenes de todas las ideologías políticas participaron en la elaboración del documento. Aprovechamos para preguntarle en la entrevista, por qué faltó a su cita y nunca nos volvió a contactar.

En la entrevista comenta que el primero de septiembre pidió permiso oficial para ausentarse a su trabajo como diputado para participar en la contienda electoral para la Alcaldía de San Salvador; esto fue septiembre 2011. La cita con MedioLleno fue el año anterior, en Octubre del 2010, cuando todavía fungía como diputado.

Tiro al plato

Jorge Schafik Handal: Servidor público

Norman Quijano: Falso

Schafik Handal: Lider histórico

FMLN: Vanguardia del pueblo salvadoreño

GANA: Parte de ARENA

ARENA: ¡Puuuya!, pasado, atraso

Violeta Menjívar: Primera alcaldesa de San Salvador

Pena de Muerte: Algo que hay que pensarlo

Legalizacion de Drogas: Inconveniente

Veda de armas: Necesaria

Si tuviera a toda la juventud de El Salvador como audiencia en este momento ¿Qué mensaje les quisiera dar?

Que el futuro es de ustedes, pero el futuro se comienza a construir cada día, no se construye mañana. Hay que participar activamente y hay que cuestionar, porque cuestionando es que se averigua y uno puede decidir qué hacer. Participar, pero no mañana, hoy.

  • Anónimo

    Senor mas falso.  El dijo en una entrevista hace 4 meses: NACI COMUNISTA, SOY COMUNISTA Y MORIRE COMUNISTA. Hablo mucho de ideologias, nunca menciono DEMOCRACIA.  Danino para el pais por su ideologia que es la misma que la del difunto padre.

  • http://www.facebook.com/profile.php?id=1052024571 Ana Ochoa

    Qué falso es, siempre se retracta de cosas que ya había dicho. 

';