Gumercindo Ventura
Gumercindo Ventura
8 agosto de 2011

*Debes mencionar esta fuente en caso de compartir esta columna. MedioLleno no es responsable de la opinión de sus columnistas y colaboradores.

Les traemos una entrevista con el ex candidato presidencial por el FMLN y antiguo miembro de la guerrilla durante la época de la guerra civil de El Salvador.  Platicamos sobre su experiencia como político, sus punto de vista de la labor del actual gobierno del FMLN, el futuro que mira en ARENA y su mensaje a la juventud.

Usted pasó una buena parte de los ochentas como combatiente y comandante de las FPL.

Facundo Guardado: Correcto, sí.

Cuéntenos un poco sobre cómo fue la transición de comandante guerrillero a civil después de la firma de los Acuerdos de Paz. ¿Y qué era lo que usted más anhelaba hacer después de la guerra? ¿Fue difícil volver a una vida tradicional después de tanto tiempo combatiendo?

Yo comienzo mi participación política estrictamente en movimientos sociales, en grupos de pequeña empresa alrededor de cooperativas que en aquella época promovía la Fundación 
Konrad Adenauer de Alemania, vinculada de alguna manera a la Iglesia Católica. Luego me voy involucrando más en la temática política, más cercana a mi padre que era demócrata-cristiano, y luego a las organizaciones sociales campesinas de carácter más reivindicativo económico y social, con maestros y estudiantes. Entonces yo viví la década de los setenta vinculada a organizaciones sociales y ya a finales de los setenta a organizaciones político-sociales que se planteaban el cambio del régimen, que era el Bloque Popular Revolucionario.

Me integro a la guerrilla en el momento en que se han cerrado todos los espacios de participación, de presión, igual que lo hacen decenas de miles de personas.

¿Qué tan difícil fue para usted integrarse, una vez firmados los Acuerdos de Paz, a la sociedad civil? ¿Qué había que hacer después de que terminó la guerra?

Yo me lo tomé de manera muy simple. A mí me gusta la política, no voy a distanciarme de ella. Me gusta la política abierta, y clara. No fui partidario porque yo no tengo una escuela, de haber crecido en una secta. Lo mejor fue alejarme de todo lo que fuera una secta, me gusta la política, quiero tener un ruedo en la política pero no quiero vivir de funcionario público. Entonces decidí hacer mi vida a título de vivir estrictamente como vive cualquier otra persona, trabajando, rebuscándose, sabiendo que a veces le va bien a veces regular, a veces mal, pero elegí este camino y estoy satisfecho. Yo en estos años he trabajado, la mayor parte del tiempo  fuera del país, digamos viviendo acá pero mis actividades no tienen que ver con el país.

Cuando el FMLN pasa a ser un partido político a principios de los 90´s, usted es una de las personas que se quedó adentro del partido. Muchos miembros fueron considerados “vendidos” por abandonar el partido. Usted se mantuvo dentro con un montón de gente que se considera de la ortodoxia del FMLN, incluso llegó a ser candidato presidencial. Hoy en día usted se ha unido a los que se han salido del FMLN como Salvador Samayoa, Joaquín Villalobos, Héctor Silva, entre otros, ¿Qué lo llevo a usted a cambiar de postura?

Cuando se firma la paz,  para mí había un antes y un después. Las reglas hasta el día 31 de Diciembre del ‘91 eran unas y las reglas para hacer política después que se firman los acuerdos de paz eran otras entonces yo dije “bueno yo tengo que ser coherente con este compromiso, voy a tomármelo en serio”. Desde el año 1981 cuando tenía 26 años yo me enfrenté directamente con Salvador Cayetano Carpio por sus concepciones estalinistas y dogmáticas, ortodoxas en un enfrentamiento que fue muy duro. Él terminó asesinando a Mélida Anaya Montes, que se enfrentó con él por las misma razones. Un tipo que quería imponer su voluntad de manera autoritaria sobre el resto. Entonces cuando se firma la paz yo digo bueno si no acepté caudillo, si no acepté ser parte de una secta sobre concepciones estalinistas de la política en un momento de la guerra en que estaba jugándome la vida misma, menos voy a aceptar ahora que se ha firmado la paz, estar bajo el dominio de fanáticos. Entonces yo procuro desde que se firma la paz intentar hacer una reforma en el FMLN para moverlo hacia una opción de izquierda democrática, tolerante, que acepte la diversidad, la diversidad en toda su dimensión de la vida. Allí está el ejemplo de las reformas que hicimos a los estatutos cuando yo estuve al frente del FMLN en el cual las minorías tenían su espacio institucionalmente reconocido, lo cual después se eliminó. Yo me quedo en esos años intentando promover una reforma y en ese proceso yo llego a ser candidato presidencial en el año ‘99. Aquella reforma no fue posible porque los que acompañaban a aquel proceso no estaban lo suficientemente convencidos, querían algo nuevo pero no estaban dispuestos a pagar el precio que ello significaba. Entonces lo perdimos por eso. Terminado ese proceso yo digo bueno yo no tengo más que hacer en este partido, a mí no me interesa la política fanática, menos andarle mintiendo a la gente de forma desvergonzada. Yo no me uno a los que fueron del FMLN, yo soy una persona que tengo relación con los que se fueron, con los que no se fueron, con la gente de ARENA, del PCN, de la Democracia Cristiana, con todo el que quiera tener relación conmigo. Que se entienda yo tengo relación, pero yo no estoy unido con los que se fueron del FMLN; tengo una relación de admiración, cariño, respeto, igual que la tengo con personas que están dentro de los partidos, aunque no comparta sus puntos de vista. Soy una persona lo suficientemente madura para diferenciar lo que es la política, con las relaciones personales.

¿Considera usted que el FMLN es un partido demasiado ‘Vertical’? ¿Cree que ya se están haciendo movimientos parecidos al que usted participó, para tratar de crear más pluralismo dentro del partido?

No, cualquier intención de cambio dentro del FMLN está ahogado. Estaría ahogado por los que mandan. Yo creo que el FMLN de ahora retoma los métodos de organización diseñados por la EDEN; una organización vertical, autoritaria en la cual, refleja lo que se conoce como ‘centralismo democrático’, en el cual las mayorías pueden hablar, pero los que deciden son las minorías. Y dentro de esas minorías, deciden unas 2 o 3 personas. Ese es el sistema en el cual está basada la organización política. Hasta ahora les ha dado resultado. El FMLN de ahora es más mercantilista que otra cosa; no tiene una ideología determinada, definida. En el FMLN no existe ni cultura ni convicciones de que la democracia sea un bien para el país y que haya que fortalecerlo. Más bien ellos ven el sistema democrático con mucha sospecha; no le agrada esa idea, no le es beneficiosa, es más beneficioso el autoritarismo. Hay que ver esto en un sentido de intereses, y desde el interés del liderazgo, la apertura no les favorece a sus intereses. Les favorece el autoritarismo.

Para las elecciones de 1999, a usted se le acusa dentro del FMLN de ser muy moderado para buscar cambios sustanciales para el sistema político y económico. Sin embargo, la única elección presidencial que ha ganado el frente fue exactamente por lanzar a un candidato moderado y no radical. ¿Usted cree que un candidato radical del FMLN podría llegar a la presidencia del país?

No,  cuando los dirigentes del FMLN dicen que van a llevar un candidato de hueso duro, es solo para entretener. Ellos saben que hay una parte de la militancia a la que le ofrecieron demasiadas cosas y no se están cumpliendo. Cuando la dirigencia del frente dice que van a llevar “uno propio” es un mensaje para esas personas. Para decirles “miren, hoy no les podemos cumplir porque no es nuestro, pero el día que llevemos uno propio, ESE día les vamos a cumplir”. El FMLN va a llevar un candidato o candidata con el cual considere que puede ganar la elección presidencial, y que en esencia tenga una lealtad hacia su dirigencia. Por ejemplo, el pacto esencial entre el FMLN de hoy y Funes, hay un punto que Funes nunca ha tocado ni va a tocar: el negocio del petróleo con Venezuela es un negocio privado. Funes jamás va a proponer que el petróleo de Venezuela sea un convenio entre gobierno y gobierno. Ese es el negocio de los dos. Pueden diferir en cualquier otra cosa, pero ese tema Funes no lo va a tocar. Funes le es leal al FMLN en lo que a su dirigencia le interesa. Otros temas no son tan fundamentales para el FMLN, que si la reforma esto o no sé cuánto, eso no le tiene retornos monetarios, como le tiene lo otro. Entonces, el FMLN va a procurar tener un candidato que gane y decirle: “mira, esta parte del pastel es mía no me la toqués” este va a ser el candidato o la candidata. ¿Quién puede ser? mira aquí oportunistas hay y sobran, puede ser cualquier persona que te encuentres en la calle el día de mañana, siempre que juegue a ganar.

Se han visto varios intentos de formar partidos políticos de centro-izquierda como el FDR, el CD, el CDU; tomando en cuenta el electorado salvadoreño y el sistema político del país cree usted que hay cabida para un partido más alineado al centro o solamente para un sistema bipartidista: o derecha  o izquierda.

Tal y como están las reglas, se favorecen tres bandas para las elecciones de diputados, está claro pero depende de cómo se organice el sistema.  Por ejemplo, si hubiera Consejos Municipales plurales eso favorecería la existencia y el desarrollo de otros partidos que, ponle no tendrían la mayoría en un consejo municipal. .Pongo un ejemplo, Will Salgado podría tener un partido que es casi mayoritario en San Miguel o en Oriente, Oscar Ortiz podría tener un partido que es casi mayoritario en La Libertad o Santa Tecla. Todo depende; si se le obliga a un partido a competir en todo el territorio nacional y a jugar al todo o al nada obviamente que el sistema favorece nada más a dos partidos: a los que están más afianzados, tienen más recursos, tienen más historia. Hoy por hoy hay tres bandas y las elecciones de 2012 de Alcaldes y Diputados nos van a confirmar que van a estar por un lado: un FMLN con treinta y tanto diputados, un ARENA con treinta y tantos diputado, entre ambos ponle van a ser más o meno ¿qué? alrededor de 66 diputados y va a quedar digamos ahí un hueco para el resto, entonces  en ese resto van a salir en otros partidos. Yo creo que va a ser el partido del Presidente Funes y el ex Presidente Saca los que van a aglutinar a esos diputados.

¿Sería GANA?

No necesariamente. Yo creo que ellos van a tener una forma de coalición. La apuesta del Presidente Funes y el ex Presidente Saca es cómo reunimos a los que no quedan ni con el Frente ni con ARENA. ¿Cómo los reunimos de una u otra manera? La forma puede ser GANA, PCN, Democracia Cristiana, CD, pueden ser todos juntos o salir con uno nuevo. No lo sé. Pero todo el diseño va para ahí.

ARENA ha sido duramente criticado por su rol ejercido como oposición. Algunos critican que no ha sabido posicionarse como una alternativa, otros dicen que ha perdido capital político por errores que han cometido, como el Decreto 743. En una oración, ¿cómo describiría a ARENA en su labor como oposición?

En esencia, no ha logrado posicionarse como alternativa. Ese es el desafío más grande que tiene ARENA, viéndolo de cara a futuro. ARENA ha consumido su energía en los últimos dos años en su disputa interna. No han encontrado una manera civilizada de dirimir las diferencias. ARENA no podrá volver a ser un partido fuerte bajo los mecanismos autoritarios del pasado. Pero no han encontrado la manera de romper con esos mecanismos del pasado y hacer un partido de derecha abierto. Existe la idea que los partidos de derecha tienen que ser autoritarios. Pero no. Por ejemplo en México el PAN tiene alianzas con el PRD, partido de izquierda.

ARENA está bastante paralizado y no logra encontrar la ruta para lograr ser un partido cohesionado y a la vez abierto. La cohesión con apertura no saben cómo manejarla.

Hablando de liderazgos dentro de ARENA, ¿qué opinión merece la presidencia de Alfredo Cristiani en el actual COENA? ¿Cree que es el momento de relevarlo?

Eso obedece más a los procesos internos. Yo te diría que el liderazgo entero de ARENA que viene de los ochentas debería estar relevado por completo. Pero no lo está.

Yo tengo una óptica distinta. Los liderazgos viejos se van a mantener en ARENA hasta que los jóvenes no sean capaces de sacarlos. Los liderazgos viejos no le van a ceder la silla a nadie, ni siquiera a sus hijos, ni a sus nietos, hasta que éstos los saquen a patadas. Y esto es similar para todos los partidos.

¿Cree que ya se están viendo destellos de eso? ¿Ya los jóvenes están empujando para tener una penetración más fuerte en el ámbito político?

Yo he tratado de evaluar lo que pasó con el Decreto 743 y tengo la sospecha que fue la expresión de los jóvenes, mayoritariamente, la que hizo retroceder a ARENA y la que frenó al mismo Presidente y al FMLN en la embestida contra la Corte. No digo que otros no han participado o no hemos participado dando una contribución pero si tratamos de definirlo en su esencia, es la masa crítica de jóvenes expresándose de distintas formas diciendo, bueno, ¿Y estos qué quieren heredarnos? Entonces sí creo que hay una masa crítica que va creciendo de jóvenes que se dan cuenta que la vida que ellos tengan como adultos depende del protagonismo que ahora tomen en las decisiones políticas.

¿Algún par de nombres que se le vengan a la cabeza?

Francamente no lo asocio con personas, sino con distintas expresiones de jóvenes que ya no están contaminados o intoxicados por la sobrecarga ideológica por la época de la Guerra civil, son una generación, digamos, que va dejando atrás aquel tema.

¿Qué opinión merece la administración actual del FMLN? ¿Estamos mejor o peor que durante los gobiernos de ARENA?

Mi perspectiva personal siempre fue la siguiente: yo de este gobierno del FMLN y de Mauricio Funes no espero nada, lo único que espero es que no dejen las cosas peor de lo que estaban. Entonces, para mí la administración va de maravilla en la medida que no lleve las cosas peor, pero sí hay momentos en los que digo ‘¡Ijole!’ Yo, desde perspectiva personal había puesto como un límite que no dejen las cosas peor’ y a veces sí veo que hay acciones dirigidas a dejar la cosa peor. Y no me refiero tanto a los temas de gestión, vivienda, educación, sino en la estructura del sistema política, yo sí he visto una clara intención del partido FMLN y del presidente Funes de imponerse de manera autoritaria y si los dejan, yo estoy convencido que podrían imponer un modelo autoritario en el país. Esa es la principal amenaza que yo veo del partido oficial y del presidente mismo.

El conjunto de la gestión es deficitario, yo no podría comparar digamos con ARENA porque ARENA estuvo en un momento, el FMLN y Funes en otro momento, pero lo podría decir de otra manera; cualquier equipo medianamente mediocre, lo haría 200% mejor que el equipo actual del gobierno, en cuanto a gestión y desempeño.

¿Qué es lo más rescatable, considera usted, de la gestión del actual gobierno?

El Ministerio de Turismo, por ejemplo, creo que hace su plana. No tiene protagonismo, no andan en las manifestaciones contra la Corte, está dedicado a su trabajo. Relaciones Exteriores creo que ha tenido un desempeño bueno. De todos los demás me reservo.  Si yo me pusiera en una plaza pública a repartir dólares todos los domingos pues Facundo Guardado sería la persona más querida del país, el problema es ¿de adonde saco esos dólares? Porque repartir cosas es bien fácil y es lo que hace educación.

¿Populismo?

Sí, en esencia. Hay dos áreas en las que se está haciendo populismo bastante evidente. Una es educación y la otra es Ciudad Mujer. Toda esta plata que se está invirtiendo ¿en realidad le va a cambiar la vida a una persona? Antes de estar regalando zapatos, uniformes, etc ¿Por qué no comenzamos a que los niños desde kinder puedan ser bilingües? ¿Por qué no comenzamos a que haya una cobertura de Internet gratis en todas las escuelas? En Uruguay, por ejemplo, el Presidente Tabaré dijo “antes de irme voy a dejar a cada niño del país con una computadora en su mochila”, y los dejó a todos con una computadora en su mochila. Para poder dar mayores incentivos a los maestros: ¿qué incentivado puede estar un maestro si no tiene un salario por el cual valga la pena acostarse más tarde y levantarse más temprano? Hablemos de la calidad de la educación,  lo otro es una operación logística, una operación logística de reparto.

Hemos visto en las semanas anteriores que el partido oficial ha perdido diversas instituciones como el Tribunal Supremo Electoral, por ejemplo, y ha tratado de hablar de referéndums y reformas constitucionales. ¿Podemos decir que ARENA tenía razón en la campaña del 2009 y que las aspiraciones del FMLN son aspirar a un control importante y postergar su poder en el Ejecutivo?

Hay aspiraciones de aspiraciones, el FMLN no es una fuerza monolítica. Creo que tenemos que diferenciar la aspiración del liderazgo del FMLN la cual es alargar todo lo que sea posible su posición en el poder, esencialmente para acumular dinero y punto. No tiene nada que ver con el bienestar de la gente. No tengo duda que la mayoría de la militancia del FMLN está ahí porque quisiera un nivel mayor de bienestar y está esperando una respuesta en ese sentido, pero eso no tiene correlación con lo que piensa la dirigencia y con lo que piensa el Presidente mismo. La mayoría de la militancia del FMLN está en una órbita y su dirigencia está en otra y el Presidente está en otra más cercana a la  dirigencia del FMLN que a la militancia del FMLN. ¿Qué van a hacer? Cualquier institución o fuerza política o social que les estorbe van a tratar de apabullarla, eso es todo. A veces lo que pasa es que se cree que el FMLN quiere implementar el socialismo, -no-. La dirigencia del FMLN lo que quiere es una modalidad de capitalismo mercantilista, que deja mucha renta en muy corto plazo, con muy pocos riesgos. Lo triste de esta historia es que las formas de acumulación que están haciendo los nuevos grupos que están surgiendo en el país, se están haciendo de la misma manera de la extinción de ejidos. O sea, quiero sembrar café y aquí hay 500 indios, bueno hay que sacarlos de ahí y hay que dedicar esa tierra a lo que yo quiero. La ruta por la cual están buscando la acumulación de capital es esencialmente la misma con la que lo hizo la derecha en el siglo XIX.

Saliéndonos un poco del tema partidista; el país atraviesa una crisis de seguridad ciudadana. Cárceles inhabitables y sobrepobladas, políticas públicas que no afectan positivamente los números de homicidios, un auge de víctimas, y hay una fuerza armada con las manos atadas en las calles. ¿Cuál es el mayor problema del país? ¿Por dónde se comienza a resolverlo?

El mayor problema del país es la negligencia de los ciudadanos. Es nuestra cultura de aceptar la mediocridad como una virtud. Entonces, al final tenemos los diputados que tenemos porque así nos gustan, tenemos los alcaldes que tenemos porque así nos gustan, tenemos los funcionarios y comunicadores que tenemos porque eso es lo que nuestra mediocridad como sociedad acepta. Ese es nuestro principal problema. Funes es pasajero, no es el problema. Tenemos la policía que tenemos porque es la que queremos tener, entonces ese es el problema. La discusión no puede ser “es que el gobierno antes”, nos meteríamos en una discusión estúpida si comenzamos a decir “es que el gobierno anterior era mejor que este”, “es que hay que regresar al otro”, “es que este es mejor que el otro”, como que ese es el problema. O como que el problema es la dirigencia de ARENA, o que el problema es la dirigencia del PCN, o que el problema es la Corte. No, en realidad ninguno de ellos son el problema, el problema somos nosotros mismo. El problema es, cuál es el entorno de país en que queremos vivir, crecer, y en qué queremos ver crecer a nuestros hijos. Queremos que este país sea elegible para las futuras generaciones, elegible para trabajar y vivir, o no. Ese es el problema. Ese tipo de discusión no está sobre la mesa. Los temas reales del país que queremos, las autoridades que queremos, los partidos que queremos, los vecinos que queremos, eso no se discute. Vivimos en la ignorancia y nos encanta seguir alimentando la ignorancia desde todos lados.

Entonces, lo que está planteando es que no hay una demanda electoral, por así decirlo,  debido a que la oferta que existe es tan pobre porque no hay una voz que le exija a la gente que está en el poder lo que el pueblo quiere.

La gente cree que es la Corte de Cuentas la que tiene que demandarles cuentas a los funcionarios y eso es absurdo.  Tú puedes eliminar el día de mañana la Corte de Cuentas y te prometo que no pasa nada, lo único que queda son algunos desempleados. Dicen que: “Hay que formar un tribunal Constitucional, es que la Corte no puede ser Corte, tiene que ser contraloría.”  A esto (al juego de palabras) desde la Revolución Francesa se le llama la Revolución Toponímica, estarle cambiando el nombre al cerro, a la calle, al pasaje, a la plaza, en esencia es la misma tendencia.  El asunto es cómo poner sobre la mesa y obligar a que los funcionarios y los políticos discutan y opinen sobre esos temas.  Hoy escuché al Ministro de Economía que dice en esencia que lo del gas ha ido de maravilla, que eso de que la gente está consumiendo leña es un mito y ese es uno de los mejores intelectuales que tenemos en el país, ¿por qué se da el lujo de decir eso? Porque no hay nadie que con dato duro que le pueda demostrar y que le pueda decir “Mire, usted iba a pasar de US$160 millones a US$80 millones en gasto para este programa, ¿donde está la desviación donde gastó unos US$60 millones más de lo presupuestado?”  No hay ningún periodista que le pueda decir esto.

¿Piensa algún día Facundo Guardado regresar a la política activa salvadoreña?

Yo en la política estoy, estoy mucho más que el 95% de los diputados en el país, estemos claros.  No nos engañemos, lo que dice Facundo Guardado es más importante que lo que dicen 80 de los diputados, yo no tengo baja la autoestima, yo estoy en la política cotidiana.  ¿Ante todo por qué?  Porque he decidido que si tengo la oportunidad de que expresar lo que pienso, lo que vivo, lo que siento y digo lo que otros no pueden expresar, bueno, esta quizás sea mi “contribución” digamos a la política.  Me veo en ese escenario más que un escenario partidista.  Yo no me veo digamos, jugando a la política dentro de un grupo cerrado, cualquiera que sea.

Tiro al plato:

El Salvador: maravilla

Facundo Guardado: satisfacción

FMLN: más hacia atrás que para adelante

ARENA: en el limbo

GANA: creación coyuntural

Referéndum: instrumento útil para los ciudadanos

Relevo generacional: en proceso

Política salvadoreña: mediocre

Candidaturas independientes: una oportunidad que no existirá en esta elección

Sala de lo Constitucional: jugando el papel que la Constitución le establece

Educación: mucha tela que cortar y no para uniformes

Guerra civil: tristemente fue inevitable, no debería repetirse

Juventud salvadoreña: presente

Si usted en este momento tuviera la audiencia y la atención de todos los jóvenes del país, ¿Cuál fuera su mensaje hacia ellos?

Expresen lo que sienten, lo que piensen, lo que quieran. Tengan la capacidad de soñar, tengan la capacidad de imaginarse, no se queden con los canon establecidos, sueñen, exprésense sin temor, denle alas a su imaginación.  Como le dije al inicio, El Salvador es una maravilla, la región, la gente misma es una a maravilla, podemos hacer de este país una maravilla si realmente lo queremos hacer.

  • http://www.facebook.com/people/Escobar-Jorge-Ely/100002418626819 Escobar Jorge Ely

    Nosotros los jóvenes tenemos toda la capacidad como en otros países desarrolados, de ayudar a cambiar la realidad de nuestro lindo El Slavador, teniendo la buena voluntad  y la perseverancia de lograrlo, suplicando a Dios en primer lugar para que nos de la suficiente sabiduría para enseñar  a nuestros futuros hijos la educación y los buenos valores que como un principio debemos tomar en cuenta, de esta manera las ideologías de las nuevas generaciones cambiarán.

  • Guest

    Sin que pare la corrupcion esta viga la cosa mi querido amigo..Sino le ponen paro a los peces grandes…los chimbolos seguiran haciendo de las suyas.

  • Ilish Menjivar

    Muy buenas respuestas dadas por Facundo Guardado, se nota una firme convicción en sus ideales!

';