Entrevistas

8 Ene 2016
Entrevistas | Por: Luis Trejo

“Yo invito a los jóvenes a que no acepten el estatus quo” – Giuseppe Angelucci, presidente de Tuscania

Te invitamos a conocer a este empresario salvadoreño, quien está liderando un proyecto innovador y único en el país. Tuscania forma parte de un plan maestro que a la fecha ha desarrollado Villa Tuscania, Valle Tuscania y Club Tuscania, pero que también incluye otros proyectos inmobiliarios de gran impacto que buscan una sostenibilidad medioambiental en la zona.

Empecemos porque nos cuente quién es Giuseppe Angelucci, qué podemos conocer de él.

Soy arquitecto con dos áreas de especialización: el urbanismo e histórico. De hecho, soy profesor de Historia desde hace 20 años en la Universidad José Matías Delgado, en la Facultad de Arquitectura. Mi recorrido universitario fue en un 100 por ciento en la Universidad Nacional de Florencia, Italia, en la Facultad de Arquitectura. Después hice un recorrido de trabajos a través de empresas importantes como Inversiones Bolívar y Bienes Raíces Confirsa, con la idea de ir complementando mi educación académica, con experiencias ya propias en todas las áreas del desarrollo mobiliario, desde vivienda mínima, comercial, oficinas, apartamentos y áreas de residencias. He pertenecido a varias organizaciones cada una en áreas diferentes, como por ejemplo del Club Rotario Ciudad Merliot y CEDES.

A qué se dedica actualmente, qué proyectos está liderando.

En la actualidad soy director del Consejo Empresarial Salvadoreño para el Desarrollo Sostenible (CEDES), pero también estoy de vicepresidente de FIHIDRO, que es un una fideicomiso de desarrollo del agua potable de la zona del sur de San Salvador. Asimismo, soy secretario de la Junta Directiva de CASALCO, donde también doy mi contribución hacia el tema del desarrollo de la sociedad y del área constructiva de El Salvador. Y uno de mis proyectos más soñados es Tuscania, donde soy el presidente, y es un proyecto muy activo en todas las fases de desarrollo, conceptualización y ejecución.

Varios años vivió en Italia, donde sin duda debió de haber tenido muchas oportunidades más que aquí. ¿Por qué decidir regresar a El Salvador?

Por la familia y porque yo amo a mi país. Si estoy aquí es porque lo amo, a pesar de todas las dificultades que un empresario y que una persona normal tiene en este país. Lo amo, creo en él y creo que eventualmente vamos a encontrar la ruta correcta de desarrollo. Solo es de acompañarnos de los políticos más adecuados para el desarrollo y una sociedad tal vez más comprometida a colaborar, participando en fundaciones, actividades, siendo más comunitarios y más activos en el área social.

¿Qué le ha motivado para formar parte de diferentes áreas como en las fundaciones y empresas antes mencionadas?

Yo creo que los salvadoreños debemos participar en todas las áreas, nuestra contribución social debe de ser grande. Yo me considero una persona privilegiada, que ha tenido un montón de oportunidades a través de estas organizaciones sin fines de lucro, en donde yo soy director y no tengo ninguna retribución económica, más que un tiempo que dedico con mucho orgullo y con mucha pasión. Nosotros debemos tener los dos lados de la moneda: ser empresarios pero también ser parte de una comunidad que quiera progresar, y eso se logra a través de la participación.

n1

¿Cuáles son los obstáculos o barreras más fuertes con las que se ha encontrado en lo empresarial como en el quehacer en las ONG´S?

La mediocridad y tristemente tengo que decir que el conformismo. Vivimos en una sociedad conformista: hacer lo mínimo e indispensable para cumplir con la solicitud que se le hace, no dan un paso más, no esforzarse más y no viene exigido ni solicitado y por eso nos encontramos con una sociedad, muchas veces, llena de conformistas y que tal vez les queda bien llegar al fin de mes con lo que gana, si es que gana, y después de eso gastárselo con sus amigos y divertirse, que está bien, pero creo que somos una sociedad que debe ambicionar, ver más allá y con los líderes actuales que nosotros tenemos, creo que no nos están dando la visión correcta de eso. Yo estoy en contra del asistencialismo puro, porque eso nos da básicamente, no nos enseña a pescar, a buscar oportunidades.

Ya ha hablado de uno de sus proyectos actuales: Tuscania. ¿En qué consiste esta idea, qué pretende con ella, cómo funciona?

Tuscania, para nosotros, es una forma de vida y puede sonar como repetitivo este slogan, pero lo que queremos proporcionar es un regreso a una forma de vivir sencilla, en contacto con la naturaleza, con todas las operaciones que cumplan con todos los requisitos, desde el área deportiva, entretenimiento, académica, comercial, oficinas, institucional, pero que cada uno de los socios que se vaya incorporando en este esquema, se sienta parte. No estamos viendo temas excluyentes, y de hecho nosotros tratamos siempre de incorporar a la alcaldía en los temas, participar con ellos y ayudarles en las cosas que se pueden en nuestro entorno inmediato. Para nosotros, el fin último es generar comunidad, que la hemos perdido en nuestro país, somos muy “amigueros”, pero somos poco comunitarios. Ese sentido comunitario de poder generar un espacio donde haya un sentido positivo. Estamos caminando a contracorriente, pero generando los espacios adecuados puede ser que vayamos cambiando esa visión.

n2

¿Hace cuánto surgió esta idea y cómo fue que se originó?

La idea surgió hace unos 15 años, pero este ha sido realmente el sueño de mi papá toda la vida. Mi papá es un inmigrante venido de Italia que compró esta propiedad en 1969, pero que su aspiración siempre era la venir a vivir aquí, y que ojalá él lo hubiera podido lograr, pero la idea era que nosotros pudiéramos vivir acá, en un espacio que era de origen agricultor, la tierra para él era uno de los elementos principales, cosa que nos ha transmitido, yo soy muy apegado a la naturaleza, la tierra y todo lo que eso significa. A lo largo de mis estudios universitarios y más hacia el final, comencé a visualizar que esta propiedad tenía que ser desarrollada correctamente, y a través de miles de etapas, hice un recorrido de trabajos, justamente buscando colmar todas las áreas, comerciales, oficinas, residencias altas, bajas, densas, menos densas, para entender la relación de cada una de ellas.

¿A qué resultados llegaron entonces, cuál fue la decisión que tomaron?

Fuimos valorando con mis hermanos, que han sido importantísimos en ese desarrollo, cuáles eran las cosas que hacían falta en otros lugares, ya sea individual o colectivamente y eso es lo que fuimos tratando de concebir. Antes de comenzar cualquier proyecto, me reuní con mi mentor en el área urbanística salvadoreña, que era el Arquitecto Mario Lungo, que tenía una visión verdaderamente amplia, a quien invité a que viniera a filosofar en medio del cafetal y platicando llegamos a la conclusión, más de él que mía, de que antes de cualquier cosa teníamos que desarrollar un plan maestro ambiental, que eso no existe, nadie sabe decir qué es. Le pedí a él que la desarrollara, porque trabajaba en la OPAMSS y podía hacer el trabajo, le organicé un grupo de personas universitarios que colaboraron con él y el plan maestro consistía en determinar qué es lo que sucede en el terreno donde estamos desarrollando el proyecto, pero también cómo lo afecta y cómo nos afecta y cómo nosotros afectaríamos.

n3

¿Cuál es la proyección que tiene del proyecto, adónde prevén llegar?

Pasamos una crisis mundial y una readecuación política. Yo creería que nosotros nos ponemos para desarrollar el proyecto completo en un período que va entre 10 y 15 años, para que tengamos no todo al 100 por ciento terminado, pero sí las áreas donde habrá residencias. Hay cosas que ya son realidades, pero otras que todavía se están trabajando.

¿Qué otras cosas ya son realidades en este proyecto? ¿Cuáles no?

Las dos áreas residenciales y el área del club, donde se puede practicar deportes; y las realidades no construidas son el área corporativa, que deberíamos de terminarla en febrero, y los primeros edificios comenzarlos a construir en abril. La siguiente área seria el área comercial, porque de alguna manera se deberá atender al resto de áreas que se encuentren en el proyecto.

¿Cuál es el impacto que esperan generar con esta iniciativa?

Hay un montón de impactos, creo que este es el inicio del desarrollo social y económico de Zaragoza; vamos a darle una “empujada” enorme, porque Zaragoza hoy por hoy es una ciudad dormitorio, con alguna residencial interesante, con algunas industrias interesantes, pero en general uno ve un flujo migratorio de buses todas las mañanas y todas las tardes de regreso. Ya no es un municipio tan agrícola y lo que queremos es contrarrestar ese flujo migratorio interno de trabajadores y que muchos se vengan para acá y eso quiere decir que habrá un derrame comercial, económico importante, porque el que trabaja y vive aquí, va a requerir más servicio de la zona, más trabajadores, que lo que hará es primero evitar tráfico hacia la ciudad, y por otro lado, nos pone como un centro importante de servicios para todo el entorno. Esa es nuestra apuesta: convertirnos en un centro de atención y de servicios para todo el entorno.

Ya con toda esta experiencia que nos ha contado, y con su gran experiencia en la arquitectura, nos gustaría que le enviara un mensaje a toda la juventud salvadoreña para motivarlos a que luchen por lo que anhelan.

El mensaje más importante que yo les doy a mis estudiantes de la universidad es que estamos viviendo un cambio dramático en el mundo, estamos en la era tecnológica. Lo que tenemos que recuperar son los valores auténticos de la sociedad, los valores reales; ese es mi mensaje. Yo invito a los jóvenes a que no acepten el estatus quo, pero al no aceptarlo no es solo criticarlo sino también participar propositivamente en la vida, que busquen soluciones alternativas que van a mejorar la sociedad e impactar positivamente en ella.

n4

28 Nov 2017
“Tengo esperanza en El Salvador y espero que muchos quieran quedarse aquí”– Carmen Aida Lazo, economista y decana en la ESEN
Entrevistas | Por: Redacción

“Tengo esperanza en El Salvador y espero que muchos quieran quedarse aquí”– Carmen Aida Lazo, economista y decana en la ESEN

14 Nov 2017
“Los jóvenes tienen que ser valientes para sacudir el piso, deben ser valientes en expresar sus opiniones”- Alexandra de Sola, empresaria y Vp. de Voces Vitales El Salvador
Entrevistas | Por: Redacción

“Los jóvenes tienen que ser valientes para sacudir el piso, deben ser valientes en expresar sus opiniones”- Alexandra de Sola, empresaria y Vp. de Voces Vitales El Salvador

25 Oct 2017
“El FMLN ha sido un mal gobierno y ARENA una pésima oposición” – Marvin Galeas, escritor y analista político
Entrevistas | Por: Redacción

“El FMLN ha sido un mal gobierno y ARENA una pésima oposición” – Marvin Galeas, escritor y analista político

20 Oct 2017
“Tenía ahí mi peluca, me la puse, me arreglé y me sentí mucho mejor”- Tengo 21 años y tengo cáncer
Entrevistas | Por: Redacción

“Tenía ahí mi peluca, me la puse, me arreglé y me sentí mucho mejor”- Tengo 21 años y tengo cáncer