Entrevistas

22 Oct 2015
Entrevistas | Por: Redacción

“Siempre tuve la idea de que sería lo máximo tener una banda solo de mujeres”– María Clara Castaneda, bajista de Lavanda

Mejor conocida como Maru, la bajista de Lavanda nos cuenta cómo surgió en 2010 esta banda integrada solo por mujeres, quienes combinan su vida profesional y social con su mayor pasión: la música.

Textos: Claudia Menéndez/Fotos: Eduardo Pérez/MEDIOLLENO

Contános un poco de vos. ¿Desde cuándo te interesaste en la música y cómo fue tu primer acercamiento?

Siempre he tenido interés por la música, desde chiquita. Recuerdo que me regalaron una grabadorcita que tenía un microfonito y yo me ponía a cantar las canciones como de Disney. Si no podía hablar inglés, me las inventaba, pero las cantaba y siempre me grababa.

No terminé siendo cantante, pero cada vez iba escuchando más música y más música hasta que dije: “¡Puya, quiero aprender a tocar piano!”. Aprendí a tocar piano como a los 13 o 15 años. Y aunque sí me gustaba, iba al mar, no podía llevar el piano, iba a la casa de un amigo y no podía llevar el piano, entonces de repente me moví a guitarra y como a los 2 o 3 años después de que aprendí a tocar guitarra, aunque me gustaba, no me llenaba el montón.

Pero toda la vida tuve aquella fijación por el bajo. De hecho, compré un bajo cuando tenía como 16 años. No sabía tocar guitarra ni nada, pero lo compré y ahí lo tuve de adorno hasta que un día estaba tocando teclado en una banda y el bajista se fue, entonces dije: “¡es mi momento!”, y fue cuando agarré el bajo. Desde entonces soy bajista y me encanta.

imagen 1 lavanda

¿Alguna vez imaginaste llegar a la edad adulta tocando en una banda?

No, la verdad es que no. Siempre tuve como la noción de que sería chivo estar en una banda, pero no. Creo que la primera experiencia de este tipo la tuve en la universidad con una banda que era como de hardcore, donde yo era la tecladista. Me dijeron que si quería estar ahí y yo dije “bueno, probémosle”. Desde entonces me encantó el hecho de estar en un escenario y compartir con gente, es súper chivo.

¿Cómo se forma Lavanda?

Desde la universidad yo siempre tuve la idea de que sería lo máximo tener una banda solo de mujeres, porque nadie nunca lo había hecho. De hecho, fue una idea que pasó cinco años tirada. No me explico por qué nadie nunca lo había hecho.

Entonces conocí a la Sussy (la exvocalista) a través de amigos en común y fue como que: “¡Hey, vos sos chera y cantás, yo soy chera y toco bajo; ya eso es una cosa rara! ¿Por qué no tratamos de buscar a más gente que lo haga? ¡Estoy segura que tiene que haber gente!”, dije. No sabía lo equivocada que estaba.

¿Equivocada por qué? ¿Se les dificultó encontrar a las demás compañeras?

Pasamos meses sin hacer nada hasta que un día le dije a Sussy: “mirá, si no hacemos nada ahora, no vamos a hacer nada nunca”. Entonces empezamos a movernos. Pusimos flyers, en la UCA, abrimos una página de proyecto en Facebook y no salía nadie. Hasta que una amiga de la U me dijo: “mirá, hay una chera que le está enseñando batería a mi novio, no sé si querés que le dé tu contacto”. Y así fue como después de miles de personas con las que hablamos y nada que ver, conocimos a la Andy (la actual baterista).

Ella llevó a la primera guitarrista que se llamaba Daniela, quien no duró mucho. Después llegó la Ceci (la segunda guitarrista de Lavanda), quien como a los seis meses también se fue a estudiar fuera. Ahora que ya pasaron cuatro años ha regresado, pero en ese tiempo conocimos a la Nataly (guitarrista actual de Lavanda). Entonces de las originales ahorita solo estamos Nataly, Andy y yo. Sussy también se tuvo que salir por cosas de la vida y ahorita estamos con Hena, como vocalista.

imagen lavanda 2

Imagen tomada del Facebook de Lavanda.

¿Cuánto tiempo pasó desde que concibieron la idea de una banda hasta que se formó?

Con la Sussy lo pensamos tal vez un año antes, un poquito menos de un año quizá. Lavanda se formó en enero de 2010, pero sí costó. A mí me gustaría que hubiera más cheras músicas dispuestas a tocar porque sí, es algo chivo.

¿Cómo ves a Lavanda en la actualidad?

Ahorita siento que estamos un poco más organizadas. Antes, al principio, todo era full hobby, full. Chivo, íbamos a tocar y si nos pagan, más chivo todavía. Ahora ya lo hemos tomado más serio, más como un trabajo; ya es como una mini empresita. Cada una tiene su rol: una es de contrataciones, otra de social media, otra de marketing, otra se encarga del sonido y así. Aparte de que nos gusta hacerlo, ya tenemos calendarizados ensayos, toques y toda una estructura montada.

¿Han tenido alguna dificultad de cualquier tipo por el hecho de ser mujeres?

No, al contrario, la gente se interesa mucho en escucharnos solo por el hecho de que somos mujeres. O dicen “¡Ay!, a ver con qué han salido” o quieren ver si es cierto que podemos tocar. Ha sido más la atención que cualquier otra cosa.

¿Cómo hacen para sobrellevar una banda con sus respectivos trabajos, estudios y otros compromisos?

Es bien difícil, pero sí lo hacemos funcionar. La mayoría de nosotras tiene horarios de trabajo normales – de 8:00 a.m. a 6:00 p.m. Vemos nuestros horarios y nos decimos: “los espacios vacíos en común que tenemos son estos”  y esos ocupamos de ensayo.

¿Normalmente, cuántas veces se reúnen a la semana a ensayar?

Una, que son como tres horas seguidas.  Y cuando son cosas especiales, como algún tributo, sí lo hacemos como dos o tres veces.

lavanda 3

Imagen tomada del Facebook de Lavanda.

¿Cómo seleccionan lo que van a tocar?

Siempre estamos pendientes de las radios y de lo que está sonando, pero más que nada tratamos de tocar lo que nos gusta a nosotras también. Ya hemos tenido que tocar cosas que no nos gustan, pero las tratamos de hacer de un modo que nos guste. Ponele, tocamos a Selena y hasta nos terminó gustando. Pero también hay canciones como por ejemplo de Gloria Trevi, que las hemos tenido que arreglar a nuestro modo para que nos lleguen a gustar.

¿Cómo definirías el género de Lavanda? ¿Qué cosas no tocarían?

Nuestro género es rock-pop, tipo Shakira y cosas así. Tocamos cumbia cuando hicimos Selena y de hecho, nos gustó y no nos salió tan “pior” (ríe). Pero tal vez no tocaríamos cosas súper complicadas, como jazz, que te mentiría porque uno debe saber hasta dónde llega. No me voy a poner yo a tocar un Funk súper yuca si yo sé que tal vez no lo puedo ejecutar de la manera en que otras bandas lo pueden hacer.

¿Cuáles son los planes de Lavanda a largo plazo?

Hay miles. Nosotras queremos sacar material propio. Tenemos varias cosas – sean ideas, letras, lo que sea- escritas, que por tiempo no hemos logrado poner juntas. Pero sí queremos sacar material original, ya que si no hay banda de cover de cheras, menos hay una banda original de cheras.

Aparte de Incierto, ¿qué otro material original han producido hasta la fecha?

Hay varias canciones. De hecho, hemos colaborado con Galicia, el cantante de Adrenalina, en una canción que se llama Mal de mí, que todavía está en versión demo. Aparte de esa tenemos varias que están ahí, pero que ni siquiera nombre tienen.

Canción “Incierto”, del grupo musical “Lavanda”.

¿Cómo preferís verte: como una profesional que tiene la música como hobby o como una música que tiene que trabajar?

Como ninguna de las dos. Yo sí me considero una persona que trabaja porque tengo que tener mi trabajo siempre, pero también quiero llevar de la mano la música. Si yo logro vivir de la música para mí fuera un gran plus porque de verdad es algo que me gusta y me apasiona hacer. Pero mi trabajo también me gusta porque yo trabajo en mercadeo y logro transmitir eso a Lavanda.

¿Qué mensaje les enviarías a los jóvenes que nos leen?

Me gustaría que muchos jóvenes se dieran el chance de poder expresarse de la manera que ellos consideren, sea cualquier cosa, incluso el baile. La música es algo súper bonito, porque por ejemplo en mi caso, a pesar de considerarme una persona  introvertida, he logrado conocer a un montón de gente y abrir mi mundo a muchas posibilidades. Creo que si les gusta algo, sea arte, música, escritura, poesía, pintura, es un modo de expresión. El arte es súper importante y es algo que todo el mundo debería de sacar de cualquier manera.

lavanda 4

Educar en música y su importancia.

Música en El Salvador.

20 Jun 2017
“Alguien que me vea un lunes en un centro comercial van a decir “esta” no trabaja” – Karla Hernández, diputada ARENA por La Libertad
Entrevistas | Por: Redacción

“Alguien que me vea un lunes en un centro comercial van a decir “esta” no trabaja” – Karla Hernández, diputada ARENA por La Libertad

9 Jun 2017
Mi nieto es pandillero y me roba todo lo que pido. Leé más
Entrevistas | Por: Redacción

Mi nieto es pandillero y me roba todo lo que pido. Leé más

23 May 2017
¿Si esto me pasa a mí, qué no les pasa a las mujeres allá afuera?
Entrevistas | Por: Redacción

¿Si esto me pasa a mí, qué no les pasa a las mujeres allá afuera?

16 May 2017
“Vamos a romper estereotipos. He sido reina de belleza y me encanta cuidarme”, ¿cuál es el problema?
Entrevistas | Por: Redacción

“Vamos a romper estereotipos. He sido reina de belleza y me encanta cuidarme”, ¿cuál es el problema?