Entrevistas

10 Oct 2017
Entrevistas | Por: Redacción

“Si la gente que es buena no toma el poder, los malos van a seguir haciendo lo mismo”– Carlos Aguiluz, joven historiador salvadoreño

¿Te has preguntado quiénes son los que estudian la Historia de El Salvador? MEDIOLLENO entrevistó a un joven historiador, Carlos Aguiluz. Carlos cuenta cómo es ser profesional en la Historia en El Salvador. Leé más a continuación

¿Quién es Carlos Aguiluz? ¿Cómo se describirías?

Soy Carlos Aguiluz, soy historiador, licenciado en historia por la Universidad de El Salvador, con mención honorífica y con orgullo, porque de 72 que entramos, dos nos graduamos.

Actualmente, soy subdirector del Archivo General de la Nación que está, se encuentra, en el Palacio Nacional. Ocupamos casi un 60% de la superficie del Palacio, por tanto hay mucho que hacer ahí, y tenemos toda la historia del país desde 1613 hasta la actualidad.

¿En qué trabaja usted?

Dirijo el Archivo General de la Nación, como subdirector, y veo todos los aspectos técnicos de la conservación de los documentos, cómo se organizan. Ahorita, estamos en un proceso de re modernización, que es implementar nuevos modelos y estándares del trabajo. Esto es casi inventariar 4 km de documentos puestos en línea recta, es decir, cientos y cientos de documentos.

¿Cómo se describiría en una palabra?

Paciencia, en el sentido que espero. Yo siembro y estoy esperando, pero tácticamente me tengo que estar moviendo para todo lados, entonces ahí sería perseverancia.

¿Cuántos historiadores graduados hay en El Salvador?

Que tengan una carrera, antes que yo salieron como 4 y en mi promoción nos graduamos 2. Ahora, aproximadamente unos 16 o 17.

Pero, y ¿de dónde le sale el interés de estudiar la Historia?

Sinceramente, en mi casa no había “tele”. Mi familia viene una familia de escasos recursos económicos. Mi mamá y mi papá vinieron de un pueblo porque tuvieron problemas con unos guardias nacionales que los quisieron matar, allá por los años 70s; pero, por nada político, simplemente, porque los guardias podían matar a la gente.

Se vinieron huyendo, se vinieron a la orilla del Río Acelhuate. Entre esas penas estaba que no había una gran televisión, sino uno chiquito en blanco y negro, así que casi ni mirábamos ahí. Pero, lo que si abundaban eran los libros; de ahí viene el gusto por la lectura. Me echaba los libros y las enciclopedias, principalmente las de Historia.

¿Cuál fue el primer libro que leyó?

Ni me acuerdo cómo se llamaba, pero estaba pequeño. Nos lo dieron en la escuela, porque iba como a tercer grado. Eran cuentos, cosas que leen los niños. Y de ahí, las enciclopedias y los libros.

Un día me acuerdo estaba leyendo a Manlio, que por cierto fue mi jefe, “Un día en la Vida” pedaceado que estaba por ahí, me lo leí. En ese entonces, no entendía nada, pero recuerdo que, para mí, fue chivo leerlo.

¿Y ser historiador fue primera elección en la universidad?

La primera elección que tenía era arqueología, pero esa no estaba en la Universidad de El Salvador, solo en la Universidad Tecnológica, pero era muy cara, aún con la media beca. Si no era la licenciatura en historia, sería en letras.

Y ¿cuántos libros leyó en toda su carrera? Si los pudiera contar

En toda mi vida, desde que me acuerdo, cientos. En la carrera, de entrada cuando llegamos, como vengo de las instituciones públicas, ni siquiera una obra lo ponen a leer; pero, de entrada cuando llegamos a la universidad, a mí me tocó la oportunidad tener docentes que acababan de venir al país, salvadoreños y extranjeros, con su doctorado de Inglaterra, de España, de México, de Francia, de Italia.

Muchos de ellos habían sido exiliados, durante la época de la guerra; entonces, venían con una gran cuestión de poner la carrera de historia de El Salvador. Entré en la segunda generación de historiadores, esos que elegimos la carrera por vocación y de entrada me dijeron que debía leer 9 libros de historia para una materia. Esos de una materia, otros de la otra y así, estamos hablando de varias docenas en toda la carrera.

¿Qué se siente ser uno de los pocos historiadores del país a su corta edad?

Es bien difícil. Te dicen que no sabés nada, estás muy jovencito y es verdad que la experiencia vale mucho, porque no soy el mismo de hace cuatro años. Y es que uno ya se sabe las “mañas”, sabe cómo investigar, uno ya se apropia del método, ya está en el personaje del historiador.

Es cierto, el historiador es como el vino, entre más añejo mejor, pero también se puede volver rancio. Se dice que uno es historiador hasta que publica un libro, el problema es que para que a un joven le publiquen un libro es increíblemente difícil. No hay mercado, no hay industria que publique. Yo, por ejemplo, tengo tres libros ahí escritos esperando a sacarlos del horno, “moviendo la masa de la piza para sacarlos”.

¿De qué tratan sus libros?

Uno es sobre la historia del cristianismo, que van a ser varios porque es demasiado largo. Es Historia del Cristianismo El Salvador de 1524 a 1731, que trata del territorio de El Salvador y de cómo la Iglesia Católica fue creando el cristianismo en estas tierras.

Escribí otro sobre los mapas de Centroamérica, de 30 páginas, que se llama Cartografías y Paisajes de El Salvador. Ahí hay mapas que no sabíamos de donde los habían sacado, con los originales de 1600 o 1500, los comencé a investigar, sus autores y las posiciones.

También, otro sobre El Salvador y las razones de la independencia. Todo es trabajo de archivo de Centroamérica y Guatemala y otras fuentes bibliográficas.

¿Será que en 1821 hubo independencia?

No porque el acta dice “y nos independizamos del gobierno español”, pero les falta decir que no hay de otra. Y en otro dice que, vamos a definir cuál va a ser nuestra forma de gobierno o a quién nos unimos.

En 1823, todos levantaron la mano y se unieron al Imperio Mexicano, no salimos de nada. El único que se opuso fue San Salvador y San Vicente, Manuel José Arce, por eso lo eligieron presidente de Centroamérica, el primer presidente. La verdadera independencia es el 01 de julio de 1823 y el Acta de Independencia absoluta de Centroamérica, como el Estado Federado de El Salvador. Más o menos eso explico en mi libro.

Para mí, los Acuerdos de Paz son la segunda independencia de El Salvador, porque por primera vez hay representantes del pueblo directo. Hay una representatividad independientemente de la ideología porque después se van haciendo y creando otros partidos, esa es la democracia.

Tiro al plato

Carlos Aguiluz: Paciente y perseverante

Edad: 29 años

Estado Civil: Soltero

Profesión: Historiador

Política: Izquierda

El Salvador: Mi País

Jóvenes: Presente

Música favorita: Clásica y Folklor

Cantante favorito: Bach y

Comida favorita: Todo lo dulce

Libro favorito: No tengo

Último que leyó: Vidas de los doce césares- Catulo y Suetonio

Arroz o maíz: Maíz

Animal favorito: Gato

Personaje histórico que le inspire: Julio César

 

¿En realidad existe el socialismo?

No, no existe porque se está construyendo. Del sistema capitalista va a llegar un momento que se va a hartar la gente y va a decir, pasemos a un mejor sistema. Es que son propuestas teóricas y los países que están más cerca del socialismo ahorita son los países nórdicos.

Lo que ha existido en los países de socialismo real se llama capitalismo de Estado, el Estado retoma toda la industria y el comercio y lo vuelve, y lo nacionaliza, pero ese es un capitalismo de Estado.

¿Cree que hay izquierdas y derechas en El Salvador?

En la definición clásica sí, pero en la práctica real de la izquierda es aquella que toma la calle, porque las transformaciones se hacen desde la calle, pero ¿Y si es gobierno de la izquierda? Esa es una de las grandes discusiones teóricas que hay dentro de la teoría política.

Es lo que pasa en Venezuela, ¿Será que los chavistas tienen que tomarse la calle si son gobierno y tienen el poder? Entonces, si es oficial, el partido conservador se vuelve opositor, por lo tanto las luchas pasan. Cambian los roles en la práctica, pero lo que se mantiene la idea por eso es que mucha gente que era de izquierda se molestan porque ven que un político tiene tres empleos y luchaban en contra de eso. No están siguiendo la práctica, pero si hay un discurso, siguen lo del gobierno anterior.

El problema es que uno puede tener bien clara su ideología y pensamiento, pero hay un sistema de leyes. La corrupción viene de un mal sistema, por ello para poder saltar y que las cosas funcionen, hay que volverse corrupto para que camine la maquinaria; entonces, se pierde la esencia en la práctica.

¿Cómo se mira de acá a 5 o 10 años?

Pues estoy metido en la política. Siempre mi función es servir, no servirme, por más que digan. Yo vengo de donde cuesta, sé lo que hay que hacer, todo lo que tengo me lo he ganado y no pretendo ser parte después de la “República Autónoma de Mariona”.

Si la gente que es buena no toma el poder, los malos van a seguir haciendo lo mismo y viviendo en las mismas condiciones. A  mí me gusta El Salvador, hay sol, playa, montaña; es un país para explotarlo, para volverlo rico.

¿Qué consejo le daría a los que leen MEDIOLLENO?

La verdad es que hay que ser pragmáticos en la vida, uno tiene que trazarse una línea. Si queres ser presidente, trazate, pero que todos los proyectos te vayan sumando a tu objetivo; pero, siempre apoyarse en las demás personas que tengan ideas, que se puedan congregar sin destruir a las demás, pero siempre sirviendo.

Yo lo digo de esta manera, sembrar, buenas obras, ayuda sin nada que pedir; un día, después de años te van a dar frutos. Y siempre es de esta manera “mil payá, mil pacá”; entonces así hay que hacer.

28 Nov 2017
“Tengo esperanza en El Salvador y espero que muchos quieran quedarse aquí”– Carmen Aida Lazo, economista y decana en la ESEN
Entrevistas | Por: Redacción

“Tengo esperanza en El Salvador y espero que muchos quieran quedarse aquí”– Carmen Aida Lazo, economista y decana en la ESEN

14 Nov 2017
“Los jóvenes tienen que ser valientes para sacudir el piso, deben ser valientes en expresar sus opiniones”- Alexandra de Sola, empresaria y Vp. de Voces Vitales El Salvador
Entrevistas | Por: Redacción

“Los jóvenes tienen que ser valientes para sacudir el piso, deben ser valientes en expresar sus opiniones”- Alexandra de Sola, empresaria y Vp. de Voces Vitales El Salvador

25 Oct 2017
“El FMLN ha sido un mal gobierno y ARENA una pésima oposición” – Marvin Galeas, escritor y analista político
Entrevistas | Por: Redacción

“El FMLN ha sido un mal gobierno y ARENA una pésima oposición” – Marvin Galeas, escritor y analista político

20 Oct 2017
“Tenía ahí mi peluca, me la puse, me arreglé y me sentí mucho mejor”- Tengo 21 años y tengo cáncer
Entrevistas | Por: Redacción

“Tenía ahí mi peluca, me la puse, me arreglé y me sentí mucho mejor”- Tengo 21 años y tengo cáncer