Entrevistas

20 Nov 2012
Entrevistas | Por: Gumercindo Ventura

Roberto Rivera Campos – Economista

Fotos por Clifford Escalón de Cámara 8

Quisiéramos saber de usted, cómo se formó, sobre su trayectoria.

Soy ingeniero electromecánico de la universidad de El Salvador. Estudié ingeniería electromecánica, en esa época tuve la oportunidad de trabajar en el Departamento de Matemáticas de la UES, enseñé un par de años matemáticas allí, luego trabajé ya como ingeniero en Texas Instruments, cuando empezó acá en El Salvador. Fue una experiencia interesante y Texas Instruments era una  empresa que estaba a la cabeza del desarrollo electrónico en ese momento a nivel mundial, fue una experiencia importante que tuvo un impacto para el desarrollo económico de El Salvador en esos años, en los setentas, pero que se perdió con el conflicto armado. Luego de eso trabajé en CEFA un tiempo, siempre como ingeniero y luego fui a Kimberly Clark aquí en El Salvador y en ese momento comencé a moverme para economía. Empecé a leer libros de economía y me fui acercando a la UCA y comencé a cursar unas materias para conocer un poco de economía. Me entusiasmó tanto que terminé estudiando economía, fui profesor de la UCA en economía, econometría y luego tuve que tomar una decisión cuando tuve la oportunidad de ir a Inglaterra y obtuve un PHD en economía en la London School of Economics. Regresé a trabajar un tiempo con la UCA y luego me moví para FUSADES hasta los últimos años, un aproximado de unos 13 años.

Habiéndose dedicado a la docencia en la UES y el sector privado, ¿cómo ve las diferencias?

Bueno yo podría decir que en realidad no tiene por qué haber diferencias entre educación pública y educación privada. Para comenzar yo me formé en un colegio público en el Instituto Nacional Francisco Méndez, y debo decir en esos años que estudié secundaria era uno de los colegios de mayor calidad y prestigio en el país, era usual que los primeros bachilleres de la republica salieran graduados del Instituto Nacional. En los años que estudié en la Universidad, fueron años en que la UES tenía mucha calidad, muy buenos profesores, muy exigentes, estrictos.

Habiendo sido catedrático de generaciones pre y pos-guerra, ¿Qué diferencias y similitudes ve entre esas 2 juventudes?

No creo que sean muy distintos, la población estudiantil en los años ochenta estaba muy involucrada políticamente, querían cambios en El Salvador, eran muy activos, algunos tomaron decisiones radicales, incluso de volcarse a la guerrilla y pelear por sus ideales. Eran generaciones afines, muy comprometidas políticamente. Creo que ahora también hay una generación bastante comprometidas políticamente, hay gente que quiere cambios en El Salvador, quiere que la democracia se fortalezca. Pero las circunstancias en que se encuentra el país son diferentes que las que existían en los años ochenta, el entorno en que nos encontramos, en aquel entonces no había otro camino político  más que volcarse a las actividades militantes ya sea con un lado del conflicto o con el otro. Las diferencias radican más en el entorno, más que la naturaleza de los estudiantes.

¿Qué tan difícil era ser docente en los tiempos del conflicto armado? ¿Alguna vez se sintió amenazado?

No, los años del conflicto los pasee en la UCA, nunca tuve que suspender una clase por motivos de tipo político. Las clases se impartían normalmente con toda rigurosidad exigiendo, tal como se exige en estos años, no hubo ningún impedimento que yo pudiera considerar como uno que me impidió desarrollar mi actividad académica normalmente. Por supuesto habían otras universidades que sí ocurrían, como la UES era más movida, había cierres, impedía el normal desempeño académico por parte de los profesores.

Dentro de la economía hay distintas escuelas de pensamiento, como keynesiana y la austríaca, por mencioner un par, ¿Con cuál se identifica más y por qué?

Yo trato de conocer todas las corrientes de pensamiento, una de las materias favoritas que estudié cuando era estudiante de economía y luego ensené mucho de esa materia es Historia del Pensamiento Económico, donde tenía que enseñar las diferentes corrientes del pensamiento. Entonces al haber estudiado las distintas corrientes desde la marxista, la keynesiana, Latinoamericana, la clásica, encuentro en todas ellas algunos elementos que son sólidos para interpretar realidades particulares.

¿Por ejemplo?

Por ejemplo si yo quiero entender cuál es la dinámica de los intereses de grupo en la sociedad para jalar por un lado o por otro, a mí me sirve mucho entender la dinámica de los grupos sociales que explica Marx, en ese sentido eso me permite entender por qué ocurren ciertas cosas.  Cuando trato de entender por qué el desempleo existe, me sirve pensar mucho en términos keynesianos. Cuando hay ciclos económicos, hay crisis económicas me sirve estudiar mucho, entender la economía keynesiana.  Cuando quiero entender las decisiones de los individuos, cuando se encuentran en el mercado para escoger entre diferentes productos, cuando quiero entender por qué factores y variables como la inversión responden a certidumbres o incertidumbres, me ayuda mucho pensar en términos clásicos. Entonces pienso que todas las corrientes económicas tienen componentes importantes dentro del pensamiento económico, Por supuesto a mí me interesa una economía en la cual las personas sean libres para escoger lo que tienen que escoger, me parece acertado esa libertad que existe en las personas que debe existir en las personas para tomar sus mejores decisiones, no comparto la idea que el Estado deba ser la institución que decida por los individuos lo que ellos deben hacer, creo que no debe hacerlo ni puede hacerlo de forma efectiva, entonces eso me mueve un poquito más a la escuela Clásica más que a las otra economias que he mencionado.

¿En qué consistía su labor dentro del DES en FUSADES?

Antes que nada quisiera decir que el grupo que conformamos era muy selecto, todos fuimos muy bien formados, la mayoría de ellos con estudios en Estados Unidos o Europa, todos con postgrado, maestrías o PHD, era un equipo, digamos, que no fácilmente se puede formar acá en El Salvador. Era un privilegio ser director de un grupo de ese calibre. Teníamos básicamente dos tareas, la primera tarea era darle seguimiento a la economía, ver cómo estaba evolucionando la economía, para eso habían algunos instrumentos como estudios que hacíamos periódicamente para darle seguimiento a la economía y poder decir adonde se estaba dirigiendo, si estaba en un momento de auge, de depresión, si estaba orientándose al auge, eso lo hicimos por tantos años, y FUSADES lo ha hecho por tantos años, que realmente hay una historia muy interesante para darle seguimiento a lo que ha pasado en el país. La otra es un área que fuimos empujando cuando estuve de director del departamento y fue tratar de conocer con más precisión y un poco más de profundidad los problemas estructurales y de largo plazo de nuestra economía, por ejemplo series de investigación que requerían un pensamiento más pausado y de investigación de más largo tiempo, por ejemplo estudios sobre la política fiscal, estudios sobre la sostenibilidad en las finanzas públicas, estudios sobre educación, etcétera.

Al final, ¿se pudo realizar alguna de las propuestas que se hicieron?

Sí. Es una tarea difícil, porque los centros de pensamiento tienen la doble tarea de proponer políticas públicas y tratar de incidir y que esas políticas públicas sean provechosas para el bienestar del país se puedan implementar. Digamos que algunas de las propuestas que surgieron en nuestros estudios terminaron algunas en políticas públicas. Por ejemplo en la estrategia quinquenal que elaboramos en 2003, se hizo mucho énfasis en la necesidad de crear la Superintendencia e Competencia y la Defensoría del Consumidor y efectivamente en esos años se implementaron. Uno nunca sabe si es por la influencia de uno o por otras influencias, pero el hecho es que fue una de las propuestas que elaboramos y presentamos a la sociedad e hicimos un grado de conversación con sectores que tenían decisión sobre el tema y al final allí está la Superintendencia de Competencia y la Defensoría del Consumidor. Años atrás FUSADES propuso que hubiera un Ministerio de Medio Ambiente, Viceministerio de Salvadoreños en el Exterior, ya el desempeño de las gestiones es otra cosa fuera de control, pero digamos que FUSADES es quizá la institución que más influencia ha tenido en ese sentido hasta ahora.

No sé si está familiarizado con este proyecto de Ciudades libres en Honduras, que es en una ciudad donde las reglas económicas no son las mismas, más o menos como Hong Kong. ¿Algo así se podría replicar en El Salvador?

Esta es una idea de un economista norteamericano que es uno de los fundadores de la moderna teoría del crecimiento, se me ha escapado el nombre, lo que él quiere es aislar una empresa donde las reglas y leyes sean diferentes a las del resto del país, es un poco como para pensar, si afuera el desarrollo es lento debido al clima de negocios, y al entorno económico y político, ¿qué tal si creamos una zona aislada donde allí si exista un clima apropiado? Bueno, creo que como experimento es interesante y creo que podría dar resultado si se crea apropiadamente una especie de enclave donde la ley que funcione y la institucionalidad exista sea mejor para hacer negocios. Si funcionara podría replicarse en otras zonas, entiendo que en Honduras el problema que han tenido es la Constitución. Creo que sería interesante desarrollarla, siempre y cuando no forcemos nuestra institucionalidad, nuestra Constitución.

 

¿Cuál es su valoración sobre la dolarización? ¿Fueron mayores sus beneficios a sus costos?

Digamos que la dolarización desde mi punto de vista es un régimen monetario como cualquier otro régimen, la alternativa es tener un régimen de cambio fijo, de cambio libre o tener una dolarización. Es un régimen cambiario y el régimen cambiario lo único que establece es la regla con la cual va a circular el dinero en la economía y por lo tanto lo único que hace es facilitar las transacciones en las distintas personas. Si quisiéramos ver un ejemplo podríamos decir que es como el vehículo y el aceite, el aceite te sirve para que el motor funcione, para que no haya fricción en el movimiento de las piezas del motor, para que el motor no gaste energía en eso, que toda la energía la ocupe el vehículo para impulsar el carro. Entonces la potencia no viene del aceite, la potencia viene del motor que le hayamos puesto a ese carro. Igual con la economía, la moneda no sirve para darle potencia a la economía, solamente sirve para lubricar las distintas partes de la economía para que las transacciones entre tú y yo se hagan con facilidad. Por ejemplo con una tarjeta de crédito las transacciones se hacen con más facilidad, pero eso no impulsa el crecimiento de la economía como motor principal,  eso facilita que nuestro motor económico se desarrolle con más potencia, pero solamente sirve como para lubricar el sistema económico. Hay que asegurarse que no falte aceite ni que le sobre porque si le sobra le ahoga y si le falta se funde, igual pasa con la economía, si tiene mucho dinero crece la inflación, si tiene poco dinero las cosas no caminan porque no hay liquidez, no se consigue dinero para hacer transacciones. Creo que el único beneficio que yo le encontraría a la dolarización es que nos da certidumbre que no va venir un banco central a imprimir moneda, colones, y va desordenar toda la economía que normalmente ocurre cuando los países están en crisis y en deuda como estamos nosotros. Entonces, lo bueno que le veo a la dolarización es que como un seguro que no vas a afectar la buena circulación del dinero por decisiones de una persona que decidió imprimir más dinero.

Tiro al plato

Roberto Rivera: Profesional

FUSADES: Centro de pensamiento importante para El Salvador

Economía: Necesaria para pensar las posibilidades de desarrollo del país

Docencia: Transferir conocimientos a las generaciones que van llegando.

Jóvenes: El futuro de cualquier país.

El Salvador: Con potencial de desarrollo pero con mucho desperdicio de sus energías.

 

Si en este momento tuviera la atención de todos los jóvenes del país, ¿qué mensaje les quisiera dar?

Que el futuro del país, ellos tienen futuro en El Salvador, aquí hay potencial para tener futuro pero que ese futuro depende de lo que ellos hagan y ellos pueden hacer mucho por El Salvador, por lo tanto los incitaría a que trabajaran duro por El Salvador con todas sus energías por crear una sociedad libre y democrática, por consolidarla.

25 Jul 2017
Vengo de dónde asustan, de la Asamblea Legislativa – Roberto d’Aubuisson, alcalde de Santa Tecla
Entrevistas | Por: Redacción

Vengo de dónde asustan, de la Asamblea Legislativa – Roberto d’Aubuisson, alcalde de Santa Tecla

20 Jul 2017
Me he privado de muchísimas cosas. Estoy listo para poder servir a mi país como diputado – Abraham Soto, precandidato a diputado de ARENA
Entrevistas | Por: Redacción

Me he privado de muchísimas cosas. Estoy listo para poder servir a mi país como diputado – Abraham Soto, precandidato a diputado de ARENA

7 Jul 2017
¿Sabés cuál fue el peor accidente aéreo en El Salvador? Leé más
Entrevistas | Por: Redacción

¿Sabés cuál fue el peor accidente aéreo en El Salvador? Leé más

5 Jul 2017
“No descarto buscar una diputación propietaria como candidata independiente” -Aida Betancourt Simán
Entrevistas | Por: Redacción

“No descarto buscar una diputación propietaria como candidata independiente” -Aida Betancourt Simán