Entrevistas

11 Sep 2012
Entrevistas | Por: Marcela Solís

Óscar Luna – Procurador Derechos Humanos

Conversamos con Óscar Luna, Procurador para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH) en El Salvador, nos dio su posición respecto a la tregua entre pandillas que ha impulsado el Ejecutivo y la Iglesia Católica, la opinión que la comunidad internacional tiene sobre el país en materia de derechos humanos, e hizo una valoración sobre el manejo que se le dio al pedido de extradición de los militares acusados del asesinato de los sacerdotes jesuitas, entre otros temas de interés.

¿Quién es el procurador Oscar Luna? ¿Cuál es su trayectoria?

Hablando de mi trayectoria profesional le puedo decir que ha habido diferentes momentos, en primer lugar he trabajado como docente durante muchos años en la Universidad de El Salvador, en la facultad multidisciplinaria de occidente de Santa Ana porque soy de Santa Ana, he trabajado mucho con jóvenes.

¿Cómo comenzó a trabajar en la PDDH?

En 1993 tras los Acuerdos de Paz comencé a trabajar en la PDDH como delegado departamental, estuve hasta 1997. Luego  renuncié y me reincorporé al trabajo en la universidad y también he sido un abogado que ha ejercido su profesión con mi bufete, trabajé como notario y abogado hasta 1999 que fui concejal propietario del Consejo Nacional de la Judicatura, estuve 3 años como concejal propietario hasta el 2002. Luego regresé a mi oficina y también estuve en ese período de tiempo como capacitador de la Escuela de Capacitación Judicial del Consejo Nacional de la Judicatura (CNJ).

¿Cuál fue su relación con la Corte Suprema de Justicia en aquella época?

Después del CNJ comencé a trabajar en la comisión notariada de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), estuve allí como 2 años y medio, me eligieron magistrado suplemente de la Corte Suprema de Justicia en el 2006, nada más que me exoneré para asumir el cargo de Procurador de Derechos Humanos en el 2007 y de allí he estado en la PDDH todo este tiempo. He hecho otras actividades, fui juez en otro tiempo.

¿Hasta este momento se ha cumplido la función por la que fue creada la PDDH?

En parte, no totalmente. Nos ha costado trabajar en la parte de educación de derechos humanos, si usted hace referencia a antes de la firma de acuerdos de paz en este país no podíamos hablar de derechos humanos, era un crimen hablar de derechos humanos. Tenemos un problema de cultura de derechos humanos, a partir de la firma de los Acuerdos de Paz se abrió otra página, esa página ha sido difícil, complicada irla escribiendo para ir promoviendo una nueva cultura de respeto a los derechos humanos.

¿Cuál es el objetivo de la PDDH?

Unos de los objetivos de la PDDH tiene que ver con la promoción, educación, vigencia de los derechos humanos, por eso digo que se han cumplido esos objetivos en parte.  Nos ha costado ir superando esa cultura, no solamente de parte de los funcionarios ya que hay muchos que se resisten a que una institución los esté fiscalizando, porque parte de las funciones del procurador es supervisar la actuación de los particulares, y supervisar al Estado frente a los particulares.

¿Cuál es la función del Estado en materia de derechos humanos?

Que realmente asuma su compromiso de garantizar los derechos humanos de la población. Nosotros supervisamos las actuaciones del Estado y a muchos funcionarios no les gusta que lo señalen como violador de los derechos humanos.

¿Existe alguna escuela de educación en derechos humanos?

Cuando vine a la PDDH inauguré una escuela de derechos humanos, he sido docente y creo en la educación. La escuela de derechos humanos se creó y tenemos una  unidad de promoción y una de educación de derechos humanos en las que se dan cursos a ONGS, policías, empleados públicos y privados, todo es gratis con el objetivo de promover la cultura del respeto de los derechos humanos que se basa en un elemento esencial que es la dignidad de la persona humana.

¿Cómo valora la comunidad internacional a El Salvador en derechos humanos?

Tenemos una evaluación baja, en los grandes acontecimientos, en los grandes momentos políticos y no me refiero a la política partidista sino en momentos en los que El Salvador debería de demostrar ser un país que realmente ha de respetar los derechos humanos y ha de ser coherente con el derecho internacional de los derechos humanos, no lo ha hecho. Por ejemplo un caso, el asesinato de los sacerdotes jesuitas donde realmente El Salvador ha quedado como un país que promueve o que tolera la impunidad.

Si usted recuerda hace unos meses se negó la extradición, entonces es una situación en una posición que en El Salvador no quieren hacer justicia. Aquí hay muchas violaciones de los derechos humanos que se dieron en el pasado, el mismo caso de Monseñor Romero, casos de tanta gente desaparecida, torturada, aquí no se ha investigado, el hecho de no derogar la Ley de Amnistía son antecedentes que internacionalmente nos dejan mal parados.

Ya que mencionó el tema de los sacerdotes jesuitas, ¿Cuál es su opinión de la negación de la extradición a España de los militares involucrados en la muerte de los jesuitas?

En el caso de los sacerdotes, siento que también fue un caso que no se manejó adecuadamente aquí, porque hay un convenio de extradición con el Reino de España con el Estado de El Salvador donde expresamente habla que de poder remitir a las personas con su respectivo expediente y ponerlo a disposición cuando estas personas han cometido un hecho delictivo. La verdad siento que El Salvador debió haber revisado cuidadosamente ese convenio para tratarlo y resolver lo más adecuado, se dieron momentos irregulares, primero cuando se dio la difusión roja, que se ordenaba la captura y ellos se fueron a un resguardo militar y después la misma CSJ, cosa que no me pareció correcta, se manejó mal porque el Código Procesal Penal dice lo que debe hacerse. La CSJ dijo que esa difusión roja no procedía, luego viene la solicitud de extradición y también se le declara sin lugar.

¿Entonces la CSJ cometió un error?

Respeto la decisión de la  CSJ, pero por supuesto no la comparto, creo que no se puede también tolerar la impunidad, porque eso nos deja mal parados internacionalmente y no se trata de un problema de abrir heridas que se las estemos nosotros cuestionando a nadie en el país, fueron las victimas familiares de los sacerdotes jesuitas que acudieron a la jurisdicción de España, nadie en El Salvador está pidiendo eso, fueron sus familiares.

A veces la gente no cree correcto que la PDDH defienda a los pandilleros, ¿Cómo valora usted la tregua entre Gobierno y Pandilla?

En primer lugar efectivamente la procuraduría defiende el derecho de ellos como el de todos, o sea que los derechos son universales y usted puede verlo ahora. Durante tanto tiempo atrás incluso a veces me dicen “el procurador defiende a los delincuentes”, porque exigía mejores condiciones de infraestructura. Y son las cosas que ahora el Ministro de Justicia y Seguridad a través de esta famosa tregua en el que está involucrada la Iglesia Católica y está involucrada entre comillas la sociedad civil porque la sociedad civil es el señor Raúl Mijango, ahora se les están dando esa serie de beneficios a los internos, beneficios que nunca se les dieron.

¿Entonces no está de acuerdo con la tregua?

La tal tregua deja más dudas que certidumbres porque usted no tiene una información adecuada sobre lo que ha pasado, lo primero que se hizo fue el traslado de personas a diferentes penales, luego después se sacó la Fuerza Armada de los centros penales, luego después empezaron a ingresar objetos como plasmas, la visitas, las tiendas institucionales, una serie de cosas que durante tanto tiempo jamás se les dieron y muchas de ellas son realmente derechos que tienen.

¿Usted considera viable hacer una negociación diferente, poniendo a la PDDH como un ente mediador entre la tregua?

Creo que por el rol que ha jugado la PDDH y porque la misma Constitución habla que la procuraduría tiene como función velar por la situación de las personas privadas de libertad, porque tienen derechos y por eso hemos estado denunciado problemas de hacinamiento, de estructuras, de alimentación, salud, ya que son derechos que los tienen porque ellos no pierden esos derechos, además aquí no estamos en la selva. Aquí la gente quisiera que el que ingresa en un centro penal que allí se condene y que se muera, pero no es así, también son personas hay que verlo así, aunque sus delitos cometidos sean graves. Nosotros también defendemos derechos de tanta gente, tenemos un departamento de verificación penitenciaria que visita permanentemente los centros penales, al menos debió habérsenos informado. Bendito Dios, doy gracias a Él que nosotros no nos hemos involucrado en esa tregua, porque esa tregua no está funcionando.

¿Cuál cree que ha sido el rol que ha desempeñado el Gobierno a través de su Ministro Munguía Payés?

Lo que ha pasado es que se ha venido como identificando la violencia por los muertos, por los homicidios, ciertamente han disminuido, han bajado, recuérdese que estábamos entre 12 y 15 diarios  ahora estamos entre 6. El problema que la violencia no solo es el homicidio, usted pregunte por extorsiones, robos, hurtos, violaciones y otro conjunto de violaciones e ilícitos como por ejemplo la desaparición de personas, entonces la violencia en si no ha disminuido. Algunos rubros han disminuido, pero en otros el nivel se eleva, entonces allí vemos que realmente no ha habido un resultado suficiente y general para la población salvadoreña, porque la población siempre se siente amenazada, en una libertad condicionada.

¿Entonces cuál debe ser el rol?

El rol del Ministerio de Justicia debe ser de conformidad a la Constitución, la responsabilidad en materia de seguridad pública es del señor director de la Policía Nacional Civil (PNC) que depende del Ministro de Justicia y a la vez depende del Presidente de la República. Es deber de él velar por la seguridad, orden, tranquilidad, haya o no haya tregua, ese es el punto, su responsabilidad es garantizar a la población su seguridad y eso implica medidas efectivas de prevención y represión del efectivo.

 

Muchos aseguran que el sistema penal de El Salvador es muy garantista, no hay represión a los delincuentes, ¿Cuál debe ser el balance?

Ambos son elementos que deben ir a la par, el crimen no solo se puede enfrentar con represión, recuérdese cuando se dio la Ley Antimaras y las reformas al Código Penal. Hace poco teníamos la pena máxima de 75 años, pena perpetua, Ley contra el Crimen Organizado, tribunales especializados, recientemente una Ley de proscripción de maras y pandillas, Ley de intervención de las Telecomunicaciones, puede ver que la reforma penal ha sido un mecanismo de represión, pero en prevención, ¿qué hemos hecho? Considero que los dos elementos tienen que ir a la par.

Según datos de la PDDH, la PNC es la institución con más violaciones, ¿Cuál es la solución? ¿Una depuración?

Se necesita una depuración previa a evaluación muy responsable porque tampoco vamos acusar a ningún policía sin respetarle el debido proceso. Creo que la PNC ha de tener un balance de los buenos y malos elementos. Los que les están creando una mala imagen a la policía, usted ve que la gente cree más y confía más en la Fuerza Armada que la Policía, cuando la PNC es la responsable de la seguridad.

¿Cree que fue un error eliminar la presencia militar en las calles?

Debería de haber sido un proceso progresivo, porque también la Fuerza Armada no está preparada para diseñar el combate a la delincuencia porque se incorporó como apoyo a la policía. Se debe fortalecer más a la policía. Lo que pasa que al interior falta corregir muchas cosas, la Academia Nacional de Seguridad Publica debe revisar su formación.

Nos podría dar una valoración sobre la pasada crisis judicial y social entre el Órgano Judicial y Legislativo.

La verdad es que fue un problema que desgraciadamente para abonar más a cómo estamos nosotros de cuestionados a nivel internacional, vino a sumarse todo esto, esta crisis porque lamentablemente no se supo manejar. Las sentencias de la Sala de lo Constitucional son de obligatorio cumplimiento en su forma y contenido, se lo dice la Constitución.

Un organismo internacional como la Corte Centroamericana de Justica (CCJ), aunque hable en el artículo 22 de competencias en conflictos, pero el origen, la naturaleza de ese estatuto de la CCJ es de carácter regional integracionista, integración, o sea de resolver los problemas integrales no de un país en particular, de un conflicto interno. Pero a fin se llegó allí. Se tardaron alrededor de un mes y luego que el señor Presidente intervino, que dicho de paso la intervención del presidente no fue muy oportuna porque intervino cuando el problema ya se había enredado, cuando los señores magistrados habían llegado a la Corte.

¿Y la actuación de Ovidio Bonilla fue correcta?

Al presidente nombrado, que le levantaran los brazos en muestra de triunfo por parte de los partidos políticos, hizo que se le perdiera la confianza del Dr. Ovidio Bonilla, que a mí me parece que es un buen profesional, pero todo esto se contaminó. Entonces el problema no se supo manejar, se manejó mal, porque ha dejado un precedente no solamente de desprestigio sino de fractura. Sinceramente no conozco muy a fondo el actual presidente, pero le voy a dar un voto de confianza a él y a todos los magistrados, magistradas, confío en que esta CSJ sepa manejar con estricto sentido de independencia para bien de la justicia del país. El primer punto que debe hacer, el Dr. Salomón Padilla, es integrar la Corte, buscar la armonía porque allí hay todavía heriditas que hay que sanarlas, por eso el Dr. Ovidio Bonilla lo han denunciado por varios delitos, entonces eso no sé hasta qué punto van estar de abrazo y beso.

Tiro al plato

Oscar Luna: Procurador de Derechos Humanos.

PDDH: Institución que nace con los acuerdos de paz.

Mauricio Funes: Presidente de la República

Pandillas: Problema social

Asamblea Legislativa: Instituto político

Ovidio Bonilla: Magistrado de la Corte

 

 

¿Qué mensaje les daría a los jóvenes?

Para la juventud los separaría en dos categorías, los jóvenes que viven con sus padres solteras y solteros y los jóvenes que ya tienen su hogar. A los jóvenes solteros es que siempre escuchen a sus papas, el consejo del padre es un consejo sabio que muchos jóvenes no lo quieren comprender, ni escuchar, cuando el papá o la mamá nos dicen, hijo o hija no vaya, no haga, no es porque se les quiera limitar derechos, es porque les aman. Deben creer en sus padres, en sus maestros y en Dios, ese es un mensaje a los jóvenes porque en la medida que sepan mantener una excelente relación de respeto con sus padres la van a trasladar a los demás y la sociedad los va acoger, la sociedad lo ha de apoyar en cualquier momento, porque siempre se va a necesitar de un adulto.

Para los jóvenes casados, lo mismo, primero mantener siempre el espíritu de formación, de formarse cada vez más, educarse y mantener una actitud de respeto hacia su familia, sobre todo a la ley. No apartarse de la ley, cuando doy charlas digo, hay que leer la biblia y la Constitución, la biblia porque allí está la enseñanza de Dios y la Constitución porque allí se reconocen el conjunto de derechos. Si aprendemos esa disciplina vamos a ser jóvenes que la sociedad nos va utilizar para su país, pero no perder de vista siempre que a pesar que un joven casado o soltero tiene una profesión no lo tiene todo, el adulto es el consejo, el sabio.

 

20 Jul 2017
Me he privado de muchísimas cosas. Estoy listo para poder servir a mi país como diputado – Abraham Soto, precandidato a diputado de ARENA
Entrevistas | Por: Redacción

Me he privado de muchísimas cosas. Estoy listo para poder servir a mi país como diputado – Abraham Soto, precandidato a diputado de ARENA

7 Jul 2017
¿Sabés cuál fue el peor accidente aéreo en El Salvador? Leé más
Entrevistas | Por: Redacción

¿Sabés cuál fue el peor accidente aéreo en El Salvador? Leé más

5 Jul 2017
“No descarto buscar una diputación propietaria como candidata independiente” -Aida Betancourt Simán
Entrevistas | Por: Redacción

“No descarto buscar una diputación propietaria como candidata independiente” -Aida Betancourt Simán

27 Jun 2017
Nos llaman vendidos porque les arde- Francis Zablah, diputado de GANA
Entrevistas | Por: Redacción

Nos llaman vendidos porque les arde- Francis Zablah, diputado de GANA