Entrevistas

21 May 2013
Entrevistas | Por: Gumercindo Ventura

Herbert Betancourt – ONUSIDA El Salvador

¿Quién es Herbert Betancourt?

Desde los siete años sabía que quería ser médico, estudié en Estados Unidos, en la Universidad de Carolina del Norte. Hice una maestría en Ciencias de la Salud Pública y ya en el regreso he estado en diferentes escenarios: desde lo académico, enseñando en la Universidad de El Salvador, trabajando con organismos no gubernamentales, trabajando con organismos de Naciones Unidas y otros de la Cooperación Internacional, incluyendo la Cooperación Italiana.

¿Cómo llega a trabajar en el tema del VIH?

 Desde 1998 empecé a trabajar el tema del VIH, con una organización que se llama PASCA. Estando ahí pues fui llamado al Gobierno y me inicié como viceministro primero y ministro de Salud ya en el último año.

Terminado esto regresé a Naciones Unidas a trabajar ya enfocado al tema de la prevención y el control del VIH en El Salvador. Entonces, desde el 2005 para acá he estado en eso. En primer lugar como punto focal y ahora como oficial del programa del ONUSIDA. Este es el programa de las Naciones Unidas para la prevención del VIH. 

 

¿Cómo se da su entrada al Ministerio de Salud?

Mi entrada al ministerio fue casi accidental porque en el momento de la transición del gobierno pidieron a profesionales de la salud pública  que pudieran ayudar a este proceso de transición entre un gobierno y otro. La transición del ex presidente Calderón Sol y ya electo presidente Flores.

Entonces, ahí en este debate del cómo yo y hacia dónde iba a orientar todo lo que había sido la oferta de la campaña, en ese proceso de aceptar todas las propuestas fue que me conoció el doctor Francisco López Beltrán. Y eventualmente él me invitó a formar parte de su equipo, como viceministro. Él (López Beltrán) fue ministro por cuatro años, luego salió y yo me quedé como ministro y viceministro, porque en los cargos no hubo viceministro cuando yo fui nombrado ministro.

¿Y en esos cinco años de mandato cuál considera que fue su momento más difícil?

Hay dos cosas acá: primero fueron situaciones políticas, verdad. El Seguro Social, y desde luego nos afectaba a nosotros como Ministerio, tuvo una cantidad de huelgas impresionantes. Desde el segundo día ya tenía una huelga en el Seguro Social. Pero a esto se sumó las propias del Ministerio y había una estrategia clara de mantener a Salud dentro de un entorno de mucha convulsión. El segundo fue, precisamente sobre estas condiciones sanitarias, las epidemias. Tuvimos nosotros en el año 2000, previo a los terremotos, una secuencia de eventos.

Hemos visto muchos problemas de la ministra de Salud con los sindicalistas del ISSS, a partir de su experiencia cómo califica el sistema de Salud Pública que tenemos en el país y considera que las reivindicaciones y comportamientos de estos sindicalistas son justos y adecuados

El funcionario en el Ministerio de Salud tiene una carga laboral enorme. Yo creo que sus reivindicaciones salariales son justas. Creo que es importante llenar esas expectativas, esas necesidades. Pero considero que hace falta una Ley de la Administración Pública o Ley del Servicio Civil. El asunto es cómo en realidad un funcionario público está dentro del sistema pero con evaluaciones acordes a su perfil o términos de referencia, de acuerdo a su desempeño, a sus resultados. Y tener compensaciones en función de esto.

También es importante que este funcionario público tenga posibilidades de mejorar sus cualidades, sus destrezas, habilidades para poder ascender en la carrera pública sobre la base de méritos y sobre la calidad de su desempeño. Y creo que cada gobierno debería despartidizar campos como salud y educación y buscar las mejores condiciones para los funcionarios que ahí están.

¿Le gustaría en un futuro regresar al Ministerio de Salud?

Yo creo que mi aporte al país podría estar en otra medida, en otras cosas. Creo que hay gente talentosa y con compromiso, que puede asumir esa responsabilidad. Los viejos lo que podemos hacer es darles, tal vez, cuando  lo soliciten o cuando lo pidamos algún tipo de apoyo, asesoría o acompañamiento. Lo que sea. Pero en otra calidad.

Yo creo que esa tarea requiere un tiempo integral, requiere de otras capacidades, digamos, sobre todo de gestión política, que creo que yo ya no tengo.

Cambiando de tema, cómo se da su llegada a ser oficial nacional de ONU Sida

Yo estaba en un momento de transición de trabajar con organismo no gubernamental y quería regresar a la Cooperación Internacional y por ahí trascendió, pues, que yo estaba como consultor independiente. Y me buscaron de este organismo internacional, que se llama PASCA. Este es un financiamiento de USAID. Y ahí es donde inicié en este trabajo de VIH como oficial de enlace digamos entre las organizaciones de la sociedad civil y demás.

¿Esto fue antes de entrar al Ministerio?

Sí, antes de entrar al Ministerio. El año previo de entrar al Ministerio. Ahora, entonces yo ya tenía en buena medida una sensibilización a que hay mucha gente con SIDA. Y, obviamente, conocí del tremendo drama que significaba que una persona tuviese el diagnóstico, que no pudiera hacer nada en términos de paliar por lo menos su enfermedad. Era básicamente esperar a que tuviera un problema, una infección oportunista, qué se podía hacer para ayudarle a esa persona. Pero la mortalidad en esos años era altísima. Diagnóstico significaba en la medida dolorosamente en un plazo de uno a cinco años, verdad.

Y para nuestros lectores que no conocen mucho sobre ONU Sida, en pocas palabras qué es y a qué se dedica el programa

El programa de las Naciones Unidas para el VIH es un esfuerzo interagencial. A nivel mundial son 11 agencias del Sistema Naciones Unidas, las que son socias, en ONU Sida. En el caso de El Salvador está PNUD, el Fondo de Población, UNICEF, el Programa Mundial de Alimentos, la OPS y en mi caso como representante secretariado de ONU Sida.

 Entonces en sí son seis agencias en este programa interagencial. Y la misión fundamental es el apoyo, asistencia técnica, más que financiera, a los países para que puedan cumplir con los objetivos trazados.  En este caso estamos hablando de reducir la transmisión sexual, llegar a eliminar la transmisión vertical, darle sustento a una base de derechos humanos para las personas afectadas, ayudar a  los países a desarrollar sus propuestas y a implementar políticas. Eso en esencia busca el programa.

Gran parte del trabajo que se hace, incluye también la educación sexual y en este tema la iglesia siempre ha sido un factor que de cierta forma se opone a algunas medidas. ¿Tiene esto consecuencias negativas y qué tanto peso tiene la opinión de la iglesia en este tema o programas?

Obviamente ahí hay un tema de controversia, verdad. Lo que nosotros hacemos es acompañar a los países a que sobre la base de sus programas, de su tipo de gobierno y demás, impulsen las medidas que sean las más eficaces en la prevención. Y obviamente dentro de esto está la educación sexual. Hay un compromiso de los Ministerios de Salud y Educación de impulsar la educación sexual en el sistema escolar, sobre la base de guías metodológicas desarrolladas por pedagogos, especialistas que evalúan la madurez sicológica de niños y niñas, de acuerdo a su edad, como es la lógica. Estos materiales han sido desarrollados justamente para que tengan esa progresión. Es decir, en la medida que hay más madurez sicológica, así son los contenidos que deben tener estos programas. Pero la educación sexual es fundamental. Y el país ha adoptado esa política. 

La iglesia no es tan dogmática del todo. Yo más siento que son otros grupos cercanos a la iglesia los que insisten sobre esto.  Porque el Vaticano ha mandado a hacer estudios para evaluar la efectividad del condón. Si ellos creyeran que esto no fuera bueno, no se molestarían en estudiarlo, verdad. 

¿En términos de incidencia cómo está El Salvador frente a otros países de Latinoamérica?

América Latina en general tiene epidemias concentradas. A nivel de Centroamérica es Belice quien tiene mayor número de personas con problemas, aunque ha mejorado sustancialmente. Luego sigue Honduras, El Salvador y Guatemala, más o menos igual. Aunque pensaría que El Salvador está mejorando más que Guatemala. Y luego Nicaragua, Costa Rica, Panamá. Quizá de estos el que mejor está es Costa Rica. Tiene que ver también con lo mismo que estamos diciendo: mayor escolaridad, mejor cultura sanitaria, más cultura en la prevención a través del preservativo. Esto está en relación directa con eso.

¿En cuanto al número de casos, qué representa esto en  términos anuales?

El Salvador ha tenido una disminución en la prevalencia. En el 2008 se calculó en 30 por 100 mil habitantes. Y en el 2012 estamos cinco puntos abajo: 25 por 100 mil habitantes. En esto digamos que es una tendencia al descenso, pero todavía insuficiente. Hemos estado contabilizando más de 2 mil casos por año, luego nos estabilizamos entre mil 800 y mil 700. Cerramos el 2012 con mil 500. Esto te va dando cierta tendencia hacia el descenso. Donde hemos mejorado también bastante es en la mortalidad. Hay un descenso en la mortalidad. Quiere decir que los tratamientos están siendo más efectivos. 

 

¿Cuáles son los planes que tienen a corto y mediano plaza en ONU Sida?

El Salvador está rigiendo sus respuestas sobre la base de un plan estratégico nacional multisectorial, que ha participado en todos los eventos que ha querido, de una manera ordenada, sistemática, con conocimiento de causa se ha reparado, por ejemplo, las fichas para cada población. Para decir algo, teníamos nosotros centros penitenciarios,  entonces, cuáles son la cantidad de personas que están ahí en VIH, cuántos en tratamiento. Es decir, conocimiento de la realidad de centros penales. Y ahí llegaron autoridades de centros penales y algunos representantes a definir qué actividades deberían realizarse para que se atendiera de mejor forma el problema de los centros penales.

Y de igual manera las fichas de las personas, de los trabajadores del sexo, su prevalencia, las áreas y los temas y problemas específicos de ellos. 

 

Tiro al plato

Herbert Betancourt: Aspirante agricultor

Ministerio de Salud: Necesita más plata

ONUSIDA: Un programa interagencial muy respetado en el país

El Salvador: Mi país

Discriminación: Barrera que no permite que la respuesta nacional avance más

Libro favorito: Sigue siendo el Quijote

Jóvenes: Esperanza y enorme responsabilidad

 

Mensaje a los jóvenes del país

El énfasis está en su educación. Hay que educarnos para conocer nuestra realidad, para poder incidir en la realidad. Y en esto tratar de hacerlo sin bandera, en su función de lo que el país quiere y en función de lo que el país requiere. 

13 Ene 2017
Donde leer es iniciar toda una aventura
Entrevistas | Por: Redacción

Donde leer es iniciar toda una aventura

2 Dic 2016
“Hagan lo que tengan que hacer para alcanzar sus metas y háganlo hoy”-  Juan Carlos Ramírez de “Are You The One?”
Entrevistas | Por: Redacción

“Hagan lo que tengan que hacer para alcanzar sus metas y háganlo hoy”- Juan Carlos Ramírez de “Are You The One?”

10 Jun 2016
Entrevista con Mari Carmen Aponte
Entrevistas | Por: Gumercindo Ventura

Entrevista con Mari Carmen Aponte

4 May 2016
“Si queremos cambiar nuestro país, nos tenemos que involucrar en política” –  Mauricio Interiano
Entrevistas | Por: Marcela Solís

“Si queremos cambiar nuestro país, nos tenemos que involucrar en política” – Mauricio Interiano