Entrevistas

20 Jun 2017
Entrevistas | Por: Redacción

“Alguien que me vea un lunes en un centro comercial van a decir “esta” no trabaja” – Karla Hernández, diputada ARENA por La Libertad

Seguro recordás a la diputada que llevó un megáfono a la Asamblea o posiblemente te viene a la mente porque comió melaza y se convirtió en “lady”. MEDIOLLENO entrevistó a la diputada Karla Hernández, de ARENA ¿Querés saber que dijo? Leé más

¿Cómo se describiría usted como persona, como mujer y como diputada?

Soy una persona intensa. Si quiero algo, no descanso hasta que lo hago. Para mí, todo urge para ayer, soy súper acelerada, impaciente, muy exigente, pero también soy muy comprometida con mi equipo. A mí me tocan a alguien de mi equipo y me puedo poner como un gato panza arriba, es mi familia. He visto las bondades de Dios en mi vida en medio de las dificultades que he tenido, eso me ha hecho una mujer de fe y una mujer fuerte. Y por eso no le tengo miedo a muchas cosas que las personas normalmente le tendrían miedo.

Una palabra para describir a su primera legislatura

Valiente, pero no familia de Juan.

¿Cómo ingresó Karla Hernández en la política?

Yo trabajé cuatro años como asesora aquí en la Asamblea. Yo era la asesora de Roberto d’Aubuisson y cuando se abrió la oportunidad del proceso interno yo me dije ¿por qué no? Llegué a un proceso interno sin ningún pariente en el partido, pero después de mi experiencia que con d’Aubuisson convencida que los areneros tienen cosas muy buenas, muy rescatables. A Roberto lo conocí en las rondas de la negociación con la Unión Europea y el Ministerio de Agricultura, donde me preguntó que con quién estaba trabajando y le dije que no estaba trabajando.

Esto fue en el 2010, y ya para en enero del 2011 se abrió una plaza para ser su asesora y me sometí al proceso en la Asamblea. Me demostró que conocía el valor de una persona que conocía de los temas y fue un político de palabra, porque yo nunca le volví a llamar para recordarle (su oferta). Esto es lo que la gente espera de nosotros, que nuestro no sea no y que nuestro sí, sea sí. Que seamos coherentes entre lo que decimos y lo que hablamos, Y aunque había sido asesora, es totalmente diferente.

Pero, ¿Acaso es diferente ser asesora y ser diputada de la Asamblea?

Lo que pasa que nosotros los asesores nos ocupamos de la información técnica. Por ejemplo, cuando yo era asesora de la comisión de economía veía el informe de la CEPAL, la inversión extranjera directa, FUSADES y los informes de coyuntura. Índices económicos para construir propuestas con base a la información. Totalmente diferente al manejo de la parte política, que incluye a la parte personal y de familia.

Se dice que el trabajo del asesor es fácil ¿Qué piensa de eso?

Si el diputado le habla al asesor a las 8 de la noche y le dice que quiere presentar al día siguiente una pieza un tema de urgencia y que causó escándalo, el asesor se dormirá hasta que termine su trabajo y lo revise con el diputado. Y en las comisiones no ven solo un tema, en mi caso en la Comisión de Economía se habla de competencia, de las MYPES, de turismo, por mencionar algunos.

Uno tiene que cambiarse el chip de un tema a otro dependiendo de lo que esté entrando. Todo esto atendido por un asesor de comisión, por lo menos en el caso de ARENA, y a veces que un diputado tenga a un asesor que le acompaña.

 

¿Tiene usted asesores a parte de los de la fracción?

Yo tengo a mi equipo de trabajo, que se encarga de redes sociales, de comunicaciones, del trabajo territorial; pero, asesor como tal no tengo y como fui asesora me gusta hacer mis propias iniciativas y escribir. Para mí, el pasar antes por la fracción es una buena escuela porque hay cierta forma que debe cubrir cada anteproyecto que nosotros presentamos y hasta eso, como diría mi abuelita, tiene su ciencia, no es como que nada más escribo algo.

Y lo que pasa que hay que conjugar también la vida de familia, uno no se desconecta de su familia, en mi caso soy mamá y papá. Cómo guardar ese equilibrio es difícil, yo creo que también es importante que la gente vea nuestra parte humana. Que no nos vean como que estamos en el cielo, en el Olimpo, sentados en el trono, que no nos enfermamos, que no nos llaman del colegio porque pasó algo con los niños.

Y hay que conjugarlo con el tiempo del trabajo que no solo es en la Asamblea, porque no podemos desligarnos de la gente ¿Cómo podemos hablar de las deficiencias del sistema de salud, si no vemos las necesidades de la gente cuando hacemos nuestras jornadas médicas? No les vamos a resolver la vida con eso, pero yo creo que una persona que tiene salud puede trabajar y puede funcionar mejor en la escuela, un niño, que si no tiene atendida una necesidad como esa.

 

Tiro al blanco

Karla Hernández: Intensa

Edad: 44 años

Hijos: Mi vida, 2

Profesión: Comunicaciones

Comida: Pupusas

Música: Rock

¿Cuántas jornadas médicas hace en el mes?

En el mes, una o dos. Lo que se atiende es poco, en cada jornada médica podemos atender a 200 a 300 personas. Me donan una parte de las medicinas, pero vitaminas nadie le dona, esas hay que comprarlas. Supóngase que yo no toco el sueldo, me quedan los gastos de representación, que son $1 mil 800 para devolverles a los salvadoreños y en una jornada médica se van $1 mil 50 dólares.

¿Se apoya entre legislador y legislador para atender a sus municipios?

No. Usualmente cada uno tiene su agenda, más la agenda del partido. La división departamental hace la agenda del mes de acuerdo a las actividades que le reportan los municipios y nos mandan la agenda, y ya nosotros decidimos a cuáles queremos ir al margen de las actividades que tenemos cada uno.

Nosotros, los temas que son prioritarios son la salud, y como tenemos municipios con playas en programas para su limpieza, educando a la población y esto en coordinación con el Medio Ambiente, porque de nada sirve que uno limpie si no educa.

En la Asamblea ¿por qué se preocupa Karla Hernández?

Me preocupa el tema de la mujer, soy jefa de hogar, mamá soltera que ha peleado cuotas alimenticias, temas que a veces la gente tiene que entender que uno tiene su parte humana y aunque muchos me criticaron cuando se hizo público mi pleito por las cuotas alimenticias de mi hija, no tienen idea lo que eso logró para muchas mujeres que estaba siendo víctimas del sistema.

Desde mi primer día en la Asamblea dije que tendría dos temas a trabajar, uno el tema de mujer que era poder lograr la aprobación de los tribunales especializados para una vida libre de violencia para las mujeres, no teníamos ni un año y lo habíamos logrado, bendito Dios. Y el otro tema fue trabajar por las MYPES, ya lo estoy haciendo, fue una crítica, pero también hay una propuesta de reforma a la ley MYPES para incentivarlas a que se formalicen.

¿Cómo cree que su juicio de la cuota alimenticia ayudó a que demás mujeres reclamen sus derechos?

Siento que les ha ayudado a vencer los factores que lo detienen a uno de mujer, el miedo, la vergüenza o el orgullo de yo puedo sola. El enfrentarse al sistema sabiendo todas sus deficiencias, hace que una mujer no pelee por los derechos de ella y de sus hijos; pero, que salga alguien que para la gente tiene la vida resuelta, a admitir que tengo un problema como cualquier salvadoreña y que me ha tratado el sistema como a cualquiera, y que he asumido el compromiso de luchar contra el sistema hasta que se resuelvan, no tienen idea cómo abrió la puerta a que muchas mujeres nos buscaran.

Son las cosas que hay que hacer, estuve realmente preocupada porque llegué y la cuota aprobada voluntaria fue suspendida por el papá de mi hija. Le solicitamos a una jueza, mujer, que decretara una medida cautelar. Nunca se decretó la medida, y para eso se necesitaba que se hiciera un estudio socioeconómico, pero pasaron meses y me fui al juzgado, y donde se hacen los estudios me dijeron: “Aquí no hay carros, ni gasolina, no podemos”. Me conocían, sabían quién era. Pasé tres meses sin cuota.

Doña Gloria Salgero Gross me dijo una vez que el gran reto de las mujeres es que supieran que no estábamos de adorno; entonces tenemos que pelear. Tenemos que dejar huella, porque muchos dicen que estamos aquí por cuota y yo estoy aquí para demostrarles que yo no soy una más de la cuota, sino como muchas luchadoras que siempre he tenido la bendición de Dios y la confianza de los salvadoreños para estar aquí sentada.

 

 

Tiro al blanco

Cantante: Frank Sinatra

El Salvador: mi país

Libro Favorito: La Paradoja, de James Hunter

Diputados: representantes del pueblo

Lugar favorito: Mi casa

Salvadoreños: Cachimbones

Asamblea Legislativa: La casa del pueblo

¿Cómo toma que la población la relacione como #LadyMelaza?

Primero hay que reconocer que ese fue un desacierto, el hacerlo en televisión nacional sin tener tiempo suficiente para explicar mi punto hizo que pareciera que yo le estaba faltando al respeto a un desastre ambiental y absolutamente no fue la intención, sino era desmentir a la ministra que decía que la melaza había intoxicado a la gente.

Pero, la mayoría de la gente que me dice #LadyMelaza no vio la entrevista, solo vio la foto de mi excelente trabajo en equipo porque nosotros la subimos. Menos mal que la otra no me la sacó porque yo había sacado la botella de salsa inglesa, salsa barbecue, para decirles que todo eso tenía melaza. La gente se acuerda de lo que hice y no lo que dije, hoy me conocen como #LadyMelaza. Incluso, recibí a Omar Ángulo que me vino a hacer entrega oficial del disco con la canción. En cambio, con el megáfono no fue así.

¿Y entonces con el megáfono?

No me equivoqué porque ahora creo que se ha convertido un símbolo, que no tengo miedo de decir las cosas. Esta era una práctica que venía de Sigfrido Reyes y siempre nos apagaba el micrófono, yo me acuerdo que sentada atrás decía: “Si yo fuera diputada y este me apagara el micrófono se arma”. Y cabal, me pasó. Lo que me hizo levantarme ese día a hablar fue que le pedí la palabra a la presidenta y pensé que no se había cuenta de mi micrófono; pero, me hizo así (un ademán) como quien dice me vale y entonces para mí fue el acabose.

No me dieron el micrófono, y no quise gritar por faltar al respeto, sino lo que quería es que me oyeran, alzar la voz para que me oyeran. Por eso es que dije “para la próxima, para que no digan que estoy gritándole a alguien me voy a llevar un megáfono” y es más el megáfono que ando, es una versión de bolsillo al que se le dobla el mango y se mete en la cartera.

¿Estaría dispuesto a ocupar el nuevo megáfono?

Sí, solo lo traído para los días de plenaria. No lo traigo de adorno, ni reforzar marca, ni nada. El día que me toque usarlo, lo voy a usar sin vergüenza porque yo me comprometí con los salvadoreños de ser su voz y lo voy a hacer.

¿Cree usted que los medios de comunicación practican el acoso con los políticos?

Por ausencia de farándula nacional estamos los diputados. Miren yo creo que todos los que nos metemos a esto tenemos que estar conscientes y es un consejo que yo les doy a los aspirantes ahorita, “que se olviden aquí no hay vida privada”.

Y sobre Cristina López que quiere ser atleta y diputada también ¿Qué opina?

No puedes usar el tiempo por el que te pagan para trabajar en tus proyectos personales. Y la gente está harta de funcionarios que cobran y no hacen nada, entonces, yo entiendo la aspiración y el sueño personal, pero fuera de las horas de trabajo. Yo ahí sí, disiento, porque ahí son las decisiones que uno tiene que tomar ¿qué quiero hacer en la vida? Cuando uno se mete aquí tiene que estar consciente del compromiso que hace con la gente.

¿Tiene horarios de entrada y salida como diputada?

No hay horarios porque acuérdense que nosotros trabajamos el fin de semana, en el territorio, entonces muy probablemente a alguien no lo vean el lunes aquí pero no es no esté trabajando, sino que está en su departamento. No les digo que si trabajé fin de semana, no me voy a tomar un lunes porque también soy mamá y aun eso es bien complicado, porque que alguien me vea un lunes en un centro comercial van a decir esta no trabaja.

¿Qué cree que los jóvenes piensan de usted?

Que creo que me ven como una persona que no tiene miedo, valiente muy independientemente si coinciden, o no, con algunas de mis posturas. Creo que saben que soy una persona muy dura para criticar y esperaría que hayan logrado ver que en este en la Asamblea Legislativa hemos tratado de hacer las cosas con transparencia, rindiendo cuentas y atendiendo al que quiera escuchar del trabajo que estamos haciendo.

Para el 2018 ¿Qué podemos esperar?

Seguir siendo la voz de los salvadoreños y trabajar incansablemente por las mujeres que esperan que se le haga justicia, para que puedan alcanzarla a través del sistema. Estoy como aspirante, a toda esta gente que está de aspirante, les hago un reto “Que se involucren ya en los temas de nación”. Yo creo que si queremos ser la gente que dicte el rumbo de este país, tenemos que prepararnos en todos los temas.

¿Qué aconsejaría a los jóvenes?

Todo el que se considere que tiene potencial, que está inconforme con el sistema, deje de criticar en redes sociales e involúcrese. Que vengan a aportar con toda esa energía que tiene la juventud, es hora de dejar de criticar y empezar a luchar por ese país libre y próspero que queremos. Los jóvenes deben trabajar por el país que necesitan, no mañana, sino que ya.

 

 

14 Nov 2017
“Los jóvenes tienen que ser valientes para sacudir el piso, deben ser valientes en expresar sus opiniones”- Alexandra de Sola, empresaria y Vp. de Voces Vitales El Salvador
Entrevistas | Por: Redacción

“Los jóvenes tienen que ser valientes para sacudir el piso, deben ser valientes en expresar sus opiniones”- Alexandra de Sola, empresaria y Vp. de Voces Vitales El Salvador

25 Oct 2017
“El FMLN ha sido un mal gobierno y ARENA una pésima oposición” – Marvin Galeas, escritor y analista político
Entrevistas | Por: Redacción

“El FMLN ha sido un mal gobierno y ARENA una pésima oposición” – Marvin Galeas, escritor y analista político

20 Oct 2017
“Tenía ahí mi peluca, me la puse, me arreglé y me sentí mucho mejor”- Tengo 21 años y tengo cáncer
Entrevistas | Por: Redacción

“Tenía ahí mi peluca, me la puse, me arreglé y me sentí mucho mejor”- Tengo 21 años y tengo cáncer

10 Oct 2017
“Si la gente que es buena no toma el poder, los malos van a seguir haciendo lo mismo”– Carlos Aguiluz, joven historiador salvadoreño
Entrevistas | Por: Redacción

“Si la gente que es buena no toma el poder, los malos van a seguir haciendo lo mismo”– Carlos Aguiluz, joven historiador salvadoreño