Raúl Betancourt Regresar
Raúl Betancourt

Raúl Betancourt

Edad: 50
Estado Civil:
Apruebo
0
Desapruebo
0
Considera que la tendencia de su partido es de...
Izquierda
Derecha
Considera que su tendencia personal es de...
Izquierda
Derecha

  1. Cuéntenos sobre su formación académica

Me gradué de licenciatura en Ciencias Jurídicas en la Universidad Matías Delgado. Luego, saqué una Maestría de Derechos de Empresas en la Universidad de Winsconsin de Madison, después obtuve un doctorado en Derecho Mercantil en la universidad española de Salamanca; mientras tanto, estuve allá casi seis años, ya me daban por perdido mis papás. Estudié cursos libres de psicología y de historia universal. Cuando regresé entré a trabajar con las aseguradoras y tuve que estudiar Derecho de los Seguros, y soy intermediario de Seguros autorizado por la Superintendencia del Sistema Financiero.

Soy ex estudiante de la INCAE, saqué un diplomado que era como de 8 meses, se llamaba Aspectos Legales de los Negocios Internacionales. Fui becario de la Fundación Konrad Adenauer, ellos me prepararon en ciencias políticas, gestión pública y administración municipal; y últimamente, saqué un diplomado en ECADE de FUSADES, sobre sistemas políticos y administración pública. He sido un observador permanente del sistema político, “quejista” en redes sociales.

  1. Cuéntenos sobre su familia

Tuve dos papás maravillosos, que los dos están en el cielo, Raúl y Anabela; él era un científico médico patólogo y mi mamá era ama de casa, muy virtuosa. Tengo un hermano mayor, 2 años. Soy casado, felizmente y “bendecidamente” con María Eugenia, tengo dos hijos maravillosos. Y son estudiantes, son buenos hijos, muy lindos y mi esposa estudió administración de empresas, y psicología, tiene una pequeña empresa.

  1. Háblenos de su última experiencia laboral, ¿Cuál era su función? ¿Por qué renunció?

Mi última es la actual, yo desde 1991 fundé mi despacho y ahí he estado, nunca me han echado, y nunca me he echado. Sí he pedido, había pedido una vacación de enero y febrero; y actualmente, estoy constituyendo una empresa de seguros de capital beliceño en Nicaragua, estoy en campaña además. Pero, ya estoy haciendo la transición de responsabilidades, ya la hice de hecho.

  1. ¿Cuál es su filosofía de trabajo?

Yo no estoy feliz si no estoy ocupado. Yo soy muy responsable, yo lo que le exijo a la gente es empeño y responsabilidad, obviamente también exijo lealtad. Si yo voy a decir una característica es lealtad, alguien puede ser el más talentoso, el más vivo, el más lo que quiera, pero si no es leal, no sirve de nada.

  1. ¿Estuviera usted dispuesto a hacerse la prueba del polígrafo al finalizar su función?

¿Al finalizar? Sí, ¿por qué no?

  1. ¿Por qué cree estar capacitado para ser diputado?

Estoy bien capacitado para ser un ciudadano que se va a encargar de apoyar con la función de servicio público. Me siento que lo que he estudiado, primero porque soy abogado y en tema de legislación, y segundo, porque he estudiado un poquito el tema político, me parece que tengo al menos las bases.

Nunca he sido un diputado y por lo mismo seguramente van a ver muchas experiencias nuevas en caso de llegar a ser diputado, pero creo que a la base de fundamentación, tanto legal como política, como empresarial, como todo lo que he venido haciendo en mi vida.

  1. ¿Por qué es usted ideal para el puesto como diputado y no los demás candidatos?

Uno, quizás porque soy bien simpático, quizás porque yo le invitaría a que usted, viera mi información y buscara en mi información qué tipo de gente soy, cómo me he preparado, etc, y usted podría encontrar ahí que he hecho un par de cosas, que he estudiado un poquito, que he trabajado un poquito, ya tengo 50 años.

Siento que he acumulado capacidad y experiencia hasta este momento, eh, y además, soy una persona muy honesta, muy auténtica que dice lo que piensa y sobretodo, que tengo principios y tengo valores.

  1. ¿Cuál es su principal virtud y mayor defecto?

Mira la principal virtud creo que ya se la dije, la lealtad. Yo me siento muy leal, bien leal, soy muy leal con la gente. Defecto, a veces no soy persistente, si sí persisto pero quizás no al ritmo que yo quisiera persistir; insisto, pero no le pongo suficiente volumen a la insistencia, eso me falla.

  1. ¿Cuál es su motivación para trabajar en la política salvadoreña?

Yo tengo una hija de 11 años que me pregunta todos los días si yo no era feliz como estaba antes y que está preocupada que me van a hacer memes. Yo le dije, mirá hija yo no me voy a sentir mal por vos y por tu hermano de que no hice algo por el país cuando yo creí que estaba mal.

Ahorita mucha gente buena no se mete en política porque la política realmente está muy desacreditada, pero creo que si alguien sabiéndose más o menos potable se mete en esto y genera un pequeño cambio, puede inspirar a otros a que después se metan, e ir botando de verdad toda esa lacra que hay ahorita en la política y en la Asamblea Legislativa.

  1. Si llegase a ser electo como diputado ¿Cuáles serían sus acciones dentro de los 100 primeros días de su gestión?

Hay un compromiso que ya tengo para el dos de mayo, lo tengo con el cuerpo de bomberos de El Salvador, voy a presentar una reforma a la Ley del Cuerpo de Bomberos que buscará dignificar la profesión del bombero y segundo dotarlo de recursos.

En los primeros 100 días, hay muchas expectativas de la gente y la primera tiene que ver con transparencia, yo siempre digo que hay dos cosas que combatir más allá de propuestas excelentes que son corrupción y polarización. Hay que convenir con todos ARENA- frente hay que romperlo, ese choque, esa convulsión está destruyendo al país y la corrupción más, es un cáncer.

Entonces, yo creo que la transparencia va a ayudar mucho en algunos aspectos y yo creo que hay que reformar el Reglamento Interno de la Asamblea, en varios sentidos. En el sentido de información, y en el sentido de que tanto puede perdurar en un puesto de diputado, porque hay gente que puff, verdad, echa raíz.

Vamos a trabajar mucho, que la gente empiece a ver que si se pueden aplicar correctivos y luego, los temas bien importantes, empleo e inseguridad, son como los temas top. Sobre el empleo se puede hacer algo en los primeros 100 días, ya hay una propuesta de ley y en el caso de la inseguridad, yo motivaría una interpelación al gabinete de Seguridad para que explique qué están haciendo; cuál es el plan de seguridad que tienen el cual nunca se conoció y además qué se está haciendo con el impuesto que nos clavaron de telefonía, que está sirviendo para cualquier cosa, menos para seguridad.

  1. ¿Cuál considera es el mayor reto que tenemos como país?

Entendernos. El problema del país es que hay dos fuerzas políticas que no se entienden, porque defienden intereses muy particulares de cúpulas partidarias. Si aquí en el país no nos entendemos y no generamos una visión de país, y un plan de país a corto, mediano y largo plazo el país siempre va a seguir estancado. Lo primero que necesita el país es entenderse, que nos entendamos los salvadoreños, que nos entendamos nosotros y hagamos algo juntos.

  1. ¿Dónde se ve en 5 años?

Cinco años más viejo. Me veo haciendo algo por el país, me veo en El Salvador. Me veo en el país, produciendo, haciendo algo productivo por el país, soy empresario. Y me veo sirviéndolo, si se me da el “chance” de ser servidor público; cinco años es aun así poco tiempo si yo llegara a quedar de diputado en el 2018, posiblemente buscaría seguir como servidor público en el 2021, o al menos por unos seis años. Darle una cuota de sacrificio al país.