Karla Hernández Regresar
Karla Hernández

Karla Hernández

Edad: 44
Estado Civil: Divorciada
Apruebo
0
Desapruebo
0
Considera que la tendencia de su partido es de...
Izquierda
Derecha
Considera que su tendencia personal es de...
Izquierda
Derecha

 

  1. Cuéntenos sobre su formación académica

Inicié estudiando en el 92 medicina, pero tuve que dejar de estudiar por razones económicas; terminé estudiando en el 96 relaciones públicas y comunicaciones. Tengo una especialización de postgrado en recursos humanos en el 2003-2004. Adicionalmente he tomado otros cursos. Me gradué en el 2009 de la Primera Academia de Género de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en Italia, en Turín; también, tomé cursos sobre Desarrollo y Empresa Sostenible de ahí me gradué en Perú, en Lima, en el 2010 también con la OIT.

Me formé en negociaciones comerciales en cursos de la Organización Mundial del Comercio (OMC), en el 2003-2004, cursos en línea pero nos graduamos. Tengo otro diploma de negociaciones estratégicas, de cómo armar planes estratégicos también y recibí un par de cursos de Ken Blanchard sobre negociaciones.

  1. Cuéntenos sobre su familia

Me crie con mi mamá, mis papás son divorciados. Mi papá se tuvo que ir por asuntos de la guerra. Me crie con mi mamá que trabajaba como contador, como auditor más bien en una fábrica. Y a parte hacía cosas en la casa, hacía pan, mosquiteros, cosas que vender; tenía clientes y eso. Tengo una hermana, que es un año menor que yo. Y soy divorciada, tengo dos hijas una que está estudiando en el college y otra que todavía está en el colegio.

  1. Háblenos de su última experiencia laboral, ¿Cuál era su función? ¿Por qué renunció?

Era asesora de la Asamblea en el 2011 y antes de ser asesora de la Asamblea, en el 2007 era la Directora de Políticas y Estrategias de Ministerio de Agricultura, y Asesora del Ministro de Agricultura, Mario Salaverría. Antes de eso, fui la directora ejecutiva de una gremial del sector agropecuario por casi cuatro años.

En el 2009, como salimos del gobierno, tuve un período sin trabajo, porque como venía de trabajar de un gobierno de derecha fue un poco complicado, pero luego me llama Roberto d’Aubuisson a trabajar como parte de su staff de asesores. Veía la parte, en aquel entonces, se llamaba Comisión de Economía y Agricultura, no estaban separadas; cuando ya se separan las comisiones, me quedé como asesora trabajando en la Comisión de Economía. Y tomé por un tiempo la Comisión de la Mujer como asesora.

Bueno, se abrió el espacio para mayor participación de la mujer. Hay que reconocer que eso le daba a uno como un chance, pero además de eso me cansé de ser expectadora, de estar atrás analizando los temas, escribiendo sobre los temas, estudiándolos y quedarme nada más con la gana de poder incidir en las decisiones.

  1. ¿Cuál es su filosofía de trabajo?

Ser el mejor. Siempre. No competir contra otros, sino que competir contra mí. Yo no me mido en función de otros diputados o de otros colegas de otro partido, o de mi partido, no. Yo me mido en función de cómo me quiero superar a mí misma.

  1. ¿Estuviera usted dispuesta a hacerse la prueba del polígrafo al finalizar su función?

En cualquier momento

  1. ¿Por qué cree estar capacitada para ser diputada?

Bueno, creo que he demostrado que mi trabajo ha sido integral. Además de trabajo territorial, hemos hecho propuestas importantes de reformas de leyes que puedo decir con mucho orgullo que se han logrado. Hay propuestas que pasan años.

  1. ¿Por qué es usted ideal para el puesto como diputada y no los demás candidatos?

Primero, no quiero entrar a la descalificación de los otros colegas. Cada uno tiene sus propias cualidades, y sus áreas que son fortaleza. Yo creo que soy una mujer valiente que he atrevido a salirme de la caja para tomar decisiones con mi propio criterio; aun en contra de las críticas y de los ataques

  1. ¿Cuál es su principal virtud y mayor defecto?

Perfeccionista. Es la misma

  1. ¿Cuál es su motivación para trabajar en la política salvadoreña?

Dejarle un mejor país a mis hijas

  1. Si llegase a ser electo como diputada ¿Cuáles serían sus acciones dentro de los 100 primeros días de su gestión?

Bueno mire, primero no se puede limitar la gestión del legislador a 100 días, porque aquí hay una realidad. Aquí hay una aritmética, que es la que permite que las cosas sucedan. Sin embargo, quiero darle seguimiento a temas que inicié en esta legislatura por ejemplo, a favor de las MYPES. Pero, quedaron pendientes otras cosas que tienen que ver con los incentivos. Voy a continuar trabajando con esto, como lo prometí en la legislatura pasada.

No prometí leyes específicas, sí dije que iba a trabajar con este sector y por supuesto continuar trabajando en favor de las mujeres y de la niñez. En este tema quiero trabajar reformas al código de familia relativas a las cuotas alimenticias de los menores, si bien es cierto ya no prescriben, no hay una mora por falta de pago. Y, comenzando por ahí hasta lo que se tenga que hacer para poder garantizar de que esas cuotas lleguen a sus niños, a esos niños en momento oportuno y como lo establece la ley

  1. ¿Cuál considera es el mayor reto que tenemos como país?

Bueno, el mayor reto que tenemos es poder devolverle la credibilidad a los inversionistas de que es un país que vale la pena invertir. En la medida que nosotros devolvamos esa credibilidad al inversionista, vamos a tener más empleo a los salvadoreños. Si no hay inversión, no hay empleo, no hay programas sociales porque no hay impuestos que los financien, no hay educación de alto nivel, no hay nada.

  1. ¿Dónde se ve en 5 años?

Bueno yo, considero que este va a ser mi último período. No me he mentalizado para más. Me gustaría trabajar con una organización de servicio, de atención a la comunidad. Me visualizó así, siempre en trabajo de servicio.

No me veo más en política, no sé qué tendría que pasar para que en cinco años yo continúe en la política. Pues, de ser ARENA gobierno tal vez lo consideraría, ya desde el Ejecutivo; pero, es una posibilidad bastante, o sea no me lo he planteado.