El Ajolote

23 Nov 2012
El Ajolote | Por: Redacción

El ajolote del viernes

  • Felicidades Santiago por este espacio, al igual que a los demás contribuyentes. Esta página es en verdad una muestra que la Juventud -tildada de apática en otras ocasiones- esta preocupada por el futuro del país, y que somos motores de cambio en nuestras sociedades. Somos un gran numero en este país (en cuanto a demografía e incluso electoralmente hablando), y no podemos solo ser buenos ciudadanos en época electoral, sino aportar activamente tanto en organizaciones, asociaciones, partidos políticos, blogs o diversas páginas como esta. Una vez más, aplaudo este esfuerzo.

    En cuanto al tema que tu estas desarrollando, me parece que el “actuar localmente” es esencial; la intervención de la policía nacional civil en áreas relativamente tranquilas también lo es. Sin embargo, me parece que estas olvidando un tema de actualidad bastante importante. Tanto Mauricio Funes, como su gabinete de gobierno han aprobado la participación de la fuerza armada salvadoreña. Un acto sumamente interesante, puesto que es el último cartucho que se tiene en estos momentos. Ahora, si éste último no es implementado de una buena manera, podría ser que nos veamos envueltos en una situación totalmente nefasta. ¿Qué pasaría si esto no funciona? Me atrevería a decir que la población en general se sintiera defraudada, sola, impotente, y probablemente no habría un Antonio, sino 100, 200, 500…o quizás muchos más.

    Desde este viernes 6 de Noviembre, la fuerza armada esta en las calles, dando apoyo a la PNC. La idea, en teoría es recuperar el terreno perdido. Apropiarse todas aquellas zonas donde la policía no pudo con la delincuencia. Quién mejor que la Fuerza Armada para solventar este inconveniente. Recordemos que la lucha por la territorialidad es uno de los principales fuertes de esta institución (habría que preguntarle al teniente coronel Domingo Monterrosa Barrios como le hizo en aquella época de guerra civil cuando el enemigo no eran las pandillas, sino una guerrilla muy bien organizada…). La tarea no es fácil. Pero para que esta misión garantice éxitos, hay que proveerle armas o herramientas como tu decís Santiago.

    El dilema en este contexto, es que nuestro Presidente y nuestro Ministro de Defensa le están mandando el mensaje equivocado a las fuerzas armadas. Hace unos días se dijo públicamente que la fuerza armada iba a salir a la calle, a proveer seguridad y apoyo a la PNC; sin embargo, las armas solo se iban a utilizar para su “defensa personal”. Es decir, la fuerza estará en las calles pero con las manos atadas. “El soldado tiene que tener la orden y el respaldo legal y moral para hacer uso de todas sus capacidades (incluyendo el arma) para proteger al ciudadano de cualquier amenaza a su vida e integridad por parte de los delincuentes.” Así lo menciona Paolo Luers, para decirlo con nombre y apellido. Me parece atrevido, pero cierto. De qué nos sirve acabarnos el último cartucho en esta lucha si lo vamos a hacer de la manera incorrecta.

    Fortalecer localmente comunidades pacíficas me parece extremadamente necesario, así también una política integral, el incremento de investigadores criminales, y desarrollar planes de prevención a conciencia; pero, hacer valer la represión militar ante un contexto tan difícil me parece totalmente impostergable, ineludible, urgente pues.

  • Felicidades Santiago por este espacio, al igual que a los demás contribuyentes. Esta página es en verdad una muestra que la Juventud -tildada de apática en otras ocasiones- esta preocupada por el futuro del país, y que somos motores de cambio en nuestras sociedades. Somos un gran numero en este país (en cuanto a demografía e incluso electoralmente hablando), y no podemos solo ser buenos ciudadanos en época electoral, sino aportar activamente tanto en organizaciones, asociaciones, partidos políticos, blogs o diversas páginas como esta. Una vez más, aplaudo este esfuerzo.

    En cuanto al tema que tu estas desarrollando, me parece que el “actuar localmente” es esencial; la intervención de la policía nacional civil en áreas relativamente tranquilas también lo es. Sin embargo, me parece que estas olvidando un tema de actualidad bastante importante. Tanto Mauricio Funes, como su gabinete de gobierno han aprobado la participación de la fuerza armada salvadoreña. Un acto sumamente interesante, puesto que es el último cartucho que se tiene en estos momentos. Ahora, si éste último no es implementado de una buena manera, podría ser que nos veamos envueltos en una situación totalmente nefasta. ¿Qué pasaría si esto no funciona? Me atrevería a decir que la población en general se sintiera defraudada, sola, impotente, y probablemente no habría un Antonio, sino 100, 200, 500…o quizás muchos más.

    Desde este viernes 6 de Noviembre, la fuerza armada esta en las calles, dando apoyo a la PNC. La idea, en teoría es recuperar el terreno perdido. Apropiarse todas aquellas zonas donde la policía no pudo con la delincuencia. Quién mejor que la Fuerza Armada para solventar este inconveniente. Recordemos que la lucha por la territorialidad es uno de los principales fuertes de esta institución (habría que preguntarle al teniente coronel Domingo Monterrosa Barrios como le hizo en aquella época de guerra civil cuando el enemigo no eran las pandillas, sino una guerrilla muy bien organizada…). La tarea no es fácil. Pero para que esta misión garantice éxitos, hay que proveerle armas o herramientas como tu decís Santiago.

    El dilema en este contexto, es que nuestro Presidente y nuestro Ministro de Defensa le están mandando el mensaje equivocado a las fuerzas armadas. Hace unos días se dijo públicamente que la fuerza armada iba a salir a la calle, a proveer seguridad y apoyo a la PNC; sin embargo, las armas solo se iban a utilizar para su “defensa personal”. Es decir, la fuerza estará en las calles pero con las manos atadas. “El soldado tiene que tener la orden y el respaldo legal y moral para hacer uso de todas sus capacidades (incluyendo el arma) para proteger al ciudadano de cualquier amenaza a su vida e integridad por parte de los delincuentes.” Así lo menciona Paolo Luers, para decirlo con nombre y apellido. Me parece atrevido, pero cierto. De qué nos sirve acabarnos el último cartucho en esta lucha si lo vamos a hacer de la manera incorrecta.

    Fortalecer localmente comunidades pacíficas me parece extremadamente necesario, así también una política integral, el incremento de investigadores criminales, y desarrollar planes de prevención a conciencia; pero, hacer valer la represión militar ante un contexto tan difícil me parece totalmente impostergable, ineludible, urgente pues.

    Bruno Infantozzi.-

4 Sep 2014
Fallece Gustavo Cerati
El Ajolote | Por: Redacción

Fallece Gustavo Cerati

31 Ago 2014
El criminal más sexy del mundo con oferta de modelo
El Ajolote | Por: Redacción

El criminal más sexy del mundo con oferta de modelo

30 Ago 2014
Inventan esmalte de uñas contra violadores
El Ajolote | Por: Redacción

Inventan esmalte de uñas contra violadores

28 Ago 2014
Descubren por primera vez nubes de agua fuera del Sistema Solar
El Ajolote | Por: Redacción

Descubren por primera vez nubes de agua fuera del Sistema Solar