Editorial

28 Mar 2014
Editorial | Por: Redacción

Todos debemos involucrarnos en nuestro país

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) entregó el pasado 25 de marzo las respectivas credenciales a Salvador Sánchez Cerén y Óscar Ortiz, con lo que se declararon candidatos electos de los pasados comicios presidenciales. Sumado a ello, la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) desestimó las denuncias presentadas que pedían contar voto por voto los resultados o anular dichas elecciones. Por lo tanto, la fórmula presidencial del FMLN, nos guste o no nos guste, será la encargada de dirigir el rumbo del país por el próximo quinquenio.

Independientemente del partido que haya ganado las elecciones, lo importante es reconocer que El Salvador necesita de todos los sectores para caminar por el adecuado camino del desarrollo. Necesita el involucramiento de los políticos, empresarios, trabajadores, generadores de opinión y muchos actores más, con el fin de enrumbar al país a un solo destino: desarrollo económico, social y político.

Nuestro país debe evolucionar a una sociedad más inclusiva, unida y conciliadora. Debemos apostarle a continuar mejorando nuestra democracia y todos los procesos relacionados a ella. Solo avanzaremos democráticamente a medida que disminuya el alto índice de polarización que vivimos, el cual se vio reflejado en los pasados comicios. Para esto, deben adoptarse medidas como la despartidización del TSE, la renovación de las direcciones en los partidos políticos, la incursión de nuevos ciudadanos en la política y una Ley de Partidos Políticos que sea garante de la transparencia y el adecuado desempeño al interior de las instituciones políticas.

Tanto ARENA como el FMLN, y todos los partidos políticos, deben anteponer el bienestar de los ciudadanos a sus intereses ideológicos o económicos. Asimismo, la empresa privada, las organizaciones sociales, la sociedad civil y tanques de pensamiento, deben aunar a ese proceso (claro está que el gobierno entrante debe mostrar su apertura con hechos y no palabras). Todos debemos halar el lazo hacia el mismo lado, para que todos resultemos beneficiados (o perjudicados en su defecto) de las decisiones que se tomen.

Todos los partidos políticos, especialmente si quieren renovarse constantemente, deben hacer una especie de escaneo profundo y convertirse en actores claves, confiables y propositivos del bien del país. Los demás ciudadanos que no vivimos de la política, pero que nos interesamos en ella, nos queda la gran responsabilidad de seguir trabajando, proponer y vigilar porque las cosas se hagan de la mejor manera y exigirles a los líderes del país que se preocupen más por tener una nación segura, estable, conciliadora, unida y próspera. 

6 Ene 2016
Ya basta de ser un país violento, pongámonos manos a la obra
Editorial | Por: Redacción

Ya basta de ser un país violento, pongámonos manos a la obra

30 Dic 2015
Nuestros deseos para que el 2016 sea un mejor año
Editorial | Por: Redacción

Nuestros deseos para que el 2016 sea un mejor año

9 Dic 2015
Venezuela respira nuevos aires
Editorial | Por: Redacción

Venezuela respira nuevos aires

3 Nov 2015
No más impuestos, sino acciones concretas
Editorial | Por: Redacción

No más impuestos, sino acciones concretas