Editorial

16 May 2014
Editorial | Por: Redacción

La seguridad es obligación del Estado y la policía

En los últimos días ha tomado fuerza el posible surgimiento de grupos de exterminio y de la incursión de la Fuerza Armada en la seguridad de los ciudadanos salvadoreños.

La seguridad ciudadana es una obligación del Estado salvadoreño. Los gobernantes deben velar y procurar que los ciudadanos mantengan confianza en las autoridades policiales y, sobre todo, desplazarse por cualquier parte del territorio de El Salvador sin ningún temor de ser asaltados, víctimas de la delincuencia o, en el peor de los casos, convertirse en víctimas mortales a causa de los ataques de pandillas y grupos delictivos. Sin embargo, los niveles de inseguridad se han disparado, lo que ha provocado que surja un sinfín de planteamientos sobre la posibilidad de que surjan grupos de exterminio o la participación de la Fuerza Armada en la seguridad ciudadana.

La alta tasa en el índice de homicidios debe ser una situación que preocupe considerablemente a los que dirigen el país. No solo por el hecho de que la delincuencia y criminalidad repercute en el desarrollo social y económico de El Salvador, sino también porque los ciudadanos pierden la confianza en las autoridades de seguridad y en las instituciones mismas.

En las últimas semanas se han despertado muchas reacciones y comentarios sobre la posibilidad de que un grupo de exterminio haya resurgido en la sociedad salvadoreña. Se trata de la conocida “Sombre Negra”, que a mediados de la época de los 90 provocó la muerte de decenas de delincuentes, con lo que se convirtió en un grupo de superhéroes para muchos salvadoreños, y que vuelve a hacer eco en este año a raíz del acecho de las pandillas. Pero no solo este grupo ha despertado interés. También lo ha hecho la Fuerza Armada, al tener la aprobación de varios sectores para que ayuden a la Policía Nacional Civil (PNC) en la seguridad y protección de los salvadoreños.

Aunque todo apoyo sea bien visto por los ciudadanos, es importante recalcar que la seguridad es una obligación del Estado brindarla. Desde el Ministerio de Justicia y Seguridad Pública y de los mismos agentes de la PNC y de la Academia Nacional de Seguridad Pública (ANSP), se deben crear estrategias de seguridad ciudadana que sean efectivas y viables que favorezcan a los salvadoreños.

La militarización de la seguridad o el apoyo de grupos de exterminio, sin ninguna autorización legal, solo reflejan un retroceso en la aún naciente democracia salvadoreña. El Estado salvadoreño y sus principales gobernantes deben preocuparse por impulsar medidas que demuestren el esfuerzo, calidad, inversión, viabilidad y efectividad de planes de seguridad que devuelvan a los ciudadanos la confianza y tranquilidad de vivir en un país de paz.

  • jose martin

    Me conforta que salgan este tipos de grupos de exterminio ya que la autoridad no tiene la fuerza para combatir a la lacra, deberian mejor en ponerse a investigar a estos grupos(las maras) de donde las mara se arman con armanentos, mejores de los que tiene el ejercito y la P.N.C. Dejen que estos grupos de exterminio limpien El Salvador.

  • Namor

    nosotros no podemos contar con la seguridad de este pais ya que nunca han hecho nada mas que acomodar a los delincuentes
    estos grupos por fin hacen algo bueno por el pais
    algo que el mismo gobierno no pudo hacer en tanto tiempo

6 Ene 2016
Ya basta de ser un país violento, pongámonos manos a la obra
Editorial | Por: Redacción

Ya basta de ser un país violento, pongámonos manos a la obra

30 Dic 2015
Nuestros deseos para que el 2016 sea un mejor año
Editorial | Por: Redacción

Nuestros deseos para que el 2016 sea un mejor año

9 Dic 2015
Venezuela respira nuevos aires
Editorial | Por: Redacción

Venezuela respira nuevos aires

3 Nov 2015
No más impuestos, sino acciones concretas
Editorial | Por: Redacción

No más impuestos, sino acciones concretas