Editorial

13 Ago 2014
Editorial | Por: Redacción

La juventud en los tiempos modernos

Cada vez más, los jóvenes debemos formar parte activa de los distintos procesos que nos afectan positiva o negativamente.

En 1999, las Naciones Unidas declararon el 12 de agosto como Día Internacional de la Juventud. La Asamblea General del organismo recomendó que durante ese día se organizaran actividades de información pública que sirvieran para promover una mayor toma de conciencia sobre los principios del Programa de Acción Mundial para los Jóvenes, creado en 1995. Sin embargo, en el país son pocos los esfuerzos que se han  impulsado para abrirles los espacios de superación necesarios para los jóvenes.

De acuerdo con Naciones Unidas, el Día Internacional de la Juventud debería apoyar medidas encaminadas a “mejorar la participación de la juventud en las actividades de las naciones, así como en la sociedad y en la toma de decisiones. Además, desarrollar políticas en temas prioritarios como la educación, el empleo, el hambre y la pobreza, la salud, el medio ambiente y la delincuencia juvenil. Asimismo, desarrollar canales de comunicación y cooperación entre organizaciones juveniles, agencias del sistema de las Naciones Unidas y otras organizaciones juveniles intergubernamentales”.

Pese a ello, en El Salvador aún no se cuenta con políticas públicas viables que permitan el desarrollo integral, profesional y social de la juventud. En su pronunciamiento institucional, la Asamblea Legislativa “reconoce a la población joven como pieza fundamental para la transformación de la sociedad”. A la vez, en el comunicado, los legisladores aseguran que mantienen “su apuesta por la implementación de políticas especiales que garanticen el pleno desarrollo social, político, económico y cultural de las y los jóvenes”. No obstante, todavía falta mucho camino por recorrer y muchas deudas que saldar con la juventud salvadoreña.

Tanto el Ejecutivo como los otros dos Órganos del Estado están en la obligación de velar por el pleno cumplimiento de los derechos de los jóvenes. Este sector ha demostrado que cada vez son más grandes los deseos de formar parte activa en la toma de decisiones que afectan a toda la sociedad en conjunto. Somos más los jóvenes profesionales con anhelos de opinar, participar y fungir como representantes en lugar de representados.

Los jóvenes modernos también tenemos la capacidad de liderar una empresa, de emprender, de estar al frente de una institución pública, una organización o, en el mejor de los casos, tener un lugar en la política salvadoreña que nos permita demostrar del material que estamos hechos y del talante que nos caracteriza.

  • JOEL FLORES

    lSomos más los jóvenes profesionales con anhelos de opinar, participar y fungir como representantes en lugar de representados.

    INTERESANTE PERO AHORA PREGUNTESENSE… COMO VA A TENER ESPACIOS EL JOVEN QUE QUIERA DARSE OPORTUNIDADES SI EN ESTE PAIS ESO ES HERENCIA. SOLO MIREN LOS CASOS MAS NOTABLES. ROBERTILLO DABUISON… CUANTOS AÑOS TIENE DE SER DIPUTADO. Y ES DIPUTADO POR CUENTA PROPIA O POR HERENCIA?? NO ME VENGAN A DECIR QUE ES SUPER CAPAZ… ENTONCES CAEN EN QUE TODA LA FAMILIA CALDERON SOL SON SUPER DOTADOS. AL IGUAL QUE MUCHOS OTROS APELLIDOS QUE HAN ESTADO EN LOS DIFERENTES GOBIERNOS DE TURNOS… TODO ESTO ES PURO NEPOTISMO.

    ROBERTILLO DEJARA DE SER DIPUTADO AHORA PREFIERE LANZARSE COMO CANDIDATO A ALCALDE. HUBO MEJOR PROPUESTA PERO POR LA MISMA HERENCIA QUE EL TOMA. LOS DESCALIFICAN TAL FUE EL CASO DE KOKY AQUILAR.

    KOKY AGUILAR ES UN EJEMPLO… QUE MIENTRAS NO TENGA APELLIDO NO SOY NADIE.

6 Ene 2016
Ya basta de ser un país violento, pongámonos manos a la obra
Editorial | Por: Redacción

Ya basta de ser un país violento, pongámonos manos a la obra

30 Dic 2015
Nuestros deseos para que el 2016 sea un mejor año
Editorial | Por: Redacción

Nuestros deseos para que el 2016 sea un mejor año

9 Dic 2015
Venezuela respira nuevos aires
Editorial | Por: Redacción

Venezuela respira nuevos aires

3 Nov 2015
No más impuestos, sino acciones concretas
Editorial | Por: Redacción

No más impuestos, sino acciones concretas