Editorial

8 Oct 2014
Editorial | Por: Redacción

El Salvador también puede dar buenas noticias

En los últimos días la producción cinematográfica salvadoreña ha dado señales de que este país también puede hacer cosas buenas.

El Salvador es uno de los pocos países latinoamericanos que no ha incursionado en el mundo cinematográfico por diversas razones, ya sean culturales, económicas o sociales. Sin embargo, en los últimos días algunos productores y directores cinematográficos salvadoreños han dado grandes aportes a esta rama a nivel internacional.

El fin de semana pasado se estrenó en Washington D.C, Estados Unidos, el largometraje “Malacrianza”, del joven salvadoreño César Arturo Menéndez. Este filme se convierte así en la segunda película de talento nacional con distribución a nivel internacional , pues en 1969 también se proyectó en el mundo el largometraje de ficción “Los peces fuera del agua”, de José David Calderón. “Malacrianza” se presentó el 4 de octubre en el Teatro Silver, donde el público ovacionó la producción. Es de resaltar que esta producción cuenta con profesionales salvadoreños de distintas ramas como André Gutffreund como productor creativo, quien es el único nacional y centroamericano en haber ganado un premio Óscar.

Además, también colaboraron Ivo Barraza, un destacado salvadoreño experto en moda y arte quien fungió como director de arte de “Malacrianza”, Francisco Moreno, como director de fotografía, y grupos musicales como Pescozada, Akumal y Adhesivo, quienes forman parte de la banda sonora.

Asimismo, ese sábado 4 de octubre, el joven José Luis Valle, un salvadoreño nacionalizado mexicano que es guionista y director de cine, obtuvo un premio en el Festival Internacional de Cine Latinoamericano de Biarritz, en Francia, por su película “Las búsquedas”, una cinta rodada en blanco y negro y con muy pocos recursos, pero que le ha permitido explorar muchos caminos a este joven del cine.

Pero ese mismo sábado 4 de octubre, en la ciudad de México, se presentó el documental “Roque Dalton. Fusilemos la noche”, a cargo de la austriaca Tina Leish. Aunque no es una producción hecha por talentos nacionales, sí centra su atención en la historia del fallecido poeta salvadoreño Roque Dalton, en el que se señala como principales asesinos a los exguerrilleros Joaquín Villalobos y Jorge Meléndez. Esta producción está apoyada por el Ministerio de Cultura de Austria, en coproducción con el Instituto Cubano de Artes e Industria Cinematográfica (ICAIC). Ya ha ganado varios premios y reconocimientos, siendo seleccionada para festivales cinematográficos competitivos en Europa, Estados Unidos y América Latina.

De igual manera, hay salvadoreños jóvenes, mujeres y hombres, que se están abriendo campos en diversas disciplinas profesionales. Lo que demuestra que nuestro país no solo está habitado por pandilleros, delincuencia y malas cifras. Desde este territorio también hay talentos que intentan darle un giro positivo a la percepción mundial que se tiene de El Salvador y con ello contribuir a que nuestro país se posicione como un referente centroamericano. Aunque seamos el país más pequeño de la región, eso no imposibilita ser grandes en ideas, innovación, creatividad e ingeniosidad. Por el contrario, ser de un país con poco territorio debe ser una oportunidad para sobresalir por nuestras buenas noticias.

 

6 Ene 2016
Ya basta de ser un país violento, pongámonos manos a la obra
Editorial | Por: Redacción

Ya basta de ser un país violento, pongámonos manos a la obra

30 Dic 2015
Nuestros deseos para que el 2016 sea un mejor año
Editorial | Por: Redacción

Nuestros deseos para que el 2016 sea un mejor año

9 Dic 2015
Venezuela respira nuevos aires
Editorial | Por: Redacción

Venezuela respira nuevos aires

3 Nov 2015
No más impuestos, sino acciones concretas
Editorial | Por: Redacción

No más impuestos, sino acciones concretas