Editorial

4 Abr 2014
Editorial | Por: Redacción

El que no trabaja, no gana

El diputado Samayoa, de GANA, regresó a la Asamblea y pidió que se le reintegre su salario retenido, pero si no ha trabajado, ¿es justo que se le pague ese dinero?

Este jueves 2 de abril, el diputado de GANA, Rodrigo Samayoa, volvió a ejercer como diputados en la sesión plenaria de la Asamblea Legislativa. Con su regreso, pidió que se le reintegren los salarios que se han retenido desde finales de 2012, cuando fue desaforado por agresión contra su exesposa, Mireya Guevara. Sin embargo, la lógica nos dice que quien no trabaja, no tiene derecho a recibir una remuneración económica. ¿Es justo que se le reintegre ese dinero al diputado?

Después de un proceso de antejuicio, Samayoa fue desaforado el 11 de septiembre de 2012 por el pleno legislativo. Su proceso fue remitido a la Cámara Primero de lo Penal de San Salvador por tres delitos contra su exesposa: lesiones, amenazas y expresiones de violencia contra las mujeres. Los dos primeros están tipificados en el Código Penal y el tercero en la Ley Especial Integral para una Vida Libre de Violencia contra Las Mujeres.

Samayoa regresó a la Asamblea Legislativa luego de que la Corte Suprema de Justicia avalara su retorno, porque los delitos por los cuales lo acusaban no eran graves. Samayoa dijo que espera regresar a su puesto en la junta directiva y que se reintegren los salarios que no recibió durante su proceso que duró cerca de un año.

El posible reintegro, que debe ser analizado por los demás legisladores, podría sobrepasar los 100 mil dólares y se convertiría en un pago por un trabajo que el diputado en cuestión no ha realizado. Es decir, esos miles de dólares no harían más que premiar los delitos que el funcionario cometió y que provocaron su desafuero. En ese sentido, la ley especial que favorece a los mujeres se vería sin efecto y no tendría sentido que se haya aprobado, pues a pesar de los errores que cometió Samayoa no fue encarcelado ni tampoco destituido de su cargo.

En este país, y en cualquiera otro, no se le debe pagar a quien no se ha ganado un salario. El que no trabaja, no tiene derecho a ganar dinero. Por lo tanto, si el diputado Samayoa reconoció sus errores y, fue castigado por sus colegas, ahora que regresó al pleno no debería exigir derechos que por su gusto perdió. Mucho menos debe exigir el pago de un trabajo que tampoco ejecutó.  

  • Sergio Martell

    El problema radica en su desafuero. Según la ley, nunca debió ser desaforado, el delito por el cual se le acusaba no era de aquellos por los cuales procede.

    La ley es la ley, y hay que cumplirla. Hay un fallo a su favor, ya nada se puede hacer.

  • Jeaneth Paz

    Por dignidad personal debería buscarse otro trabajo ….

  • UN AMIGO

    El diputado se sometió a las leyes, la ley estuvo de su parte no fue el mismo quien lo juzgo fueron las entidades la que lo hicieron. Dejemos eso de un lado el solamente fue a quien utilizaron en el circo político de ese momento el cual lo llevo a que todos mancharan el buen nombre de el, la integridad, su honor, fue la burla del momento, y sabemos en realidad lo que les paso como pareja (el no es una blanca paloma y ella no es una doncella desvalida saben su historia de vida ummm…) si ha el no le hubieran montado este circo hubiese seguido trabajando hasta hoy en día, le hubieran pagado normalmente pero todo el pleno legislativo le dio la espalda empezando por sus camaradas de GANA que para imagen de ellos no les favorecía, así que el si se merece que le paguen los salarios caídos y es mas tiene derecho a que le indemnicen por lo que le hicieron a el. Estamos acostumbrados a tirar lodo al que esta caído, mas los medios de comunicación que juzgan y condenan sin ser ellos los aptos para hacerlo y tendenciar a sus lectores a tomar posición y no se vale, quien le recobra el honor a aquellos que lo sacan como delincuente y que después las leyes lo exoneran, nadie les limpia el honor. DIPUTADO SAMAYOA LO FELICITO SIGA LUCHANDO POR SUS DERECHOS QUE DIOS ES JUSTO Y MISERICORDIOSO SABRÁ RECOMPENSAR SU HONOR.

6 Ene 2016
Ya basta de ser un país violento, pongámonos manos a la obra
Editorial | Por: Redacción

Ya basta de ser un país violento, pongámonos manos a la obra

30 Dic 2015
Nuestros deseos para que el 2016 sea un mejor año
Editorial | Por: Redacción

Nuestros deseos para que el 2016 sea un mejor año

9 Dic 2015
Venezuela respira nuevos aires
Editorial | Por: Redacción

Venezuela respira nuevos aires

3 Nov 2015
No más impuestos, sino acciones concretas
Editorial | Por: Redacción

No más impuestos, sino acciones concretas