Deportes

21 Ene 2013
Deportes | Por: Luis Samayoa

Willkommen, Pep

El entrenador más deseado del mundo, Pep Guardiola, eligió su destino para emprender una nueva aventura. ‘Novias’ no le faltaban al catalán que consiguió todos los títulos posibles a nivel de clubes con el Barcelona.

 

El club que apostó más fuerte por él, fue el Chelsea.  Roman Abramovich lo tenía entre ceja y ceja para hacerse con sus servicios. Despidió a Roberto Di Matteo, con quien ganaron la Champions League, y en su lugar escogió a un viejo conocido de la afición ‘blue’, Rafa Benítez. Sin embargo el contrato de Benítez llega hasta final de esta temporada, una movida para esperar a Pep Guardiola. Incluso el Chelsea fichó a jugadores ofensivos de toque como Oscar y Eden Hazard, para complacer el estilo de Pep Guardiola. Sin embargo, los 22 millones de euros anuales no pudieron convencer al ex técnico culé. Rafa Benítez tiene la oportunidad de terminar bien la temporada a la espera que le renueven el contrato.

 

El otro equipo inglés que pretendía a Guardiola era el Manchester City, actual campeón de Inglaterra. Un equipo a base de talonario que podía complacer a Guardiola con casi cualquier jugador del mercado. El City incluso ‘fichó’ a dos ex Barça. Ferran Soriano, directivo de la época de Joan Laporta, es el CEO de los ‘citizens’. El director deportivo del equipo es Txiki Beriguistain, quien fue también de la época de Joan Laporta y que ya había trabajado con Guardiola. Pero Pep no estaba interesado. Roberto Mancini, actual entrenador, respira tranquilo después de conocer la decisión de Guardiola.

 

La sensación del mercado de fichajes en el pasado verano fue el Paris St. Germain. Compró a Thiago Silva y Zlatan Ibrahimovic del Milan. Al Pocho Lavezzi del Napoli y no parecen estar dispuestos a parar las compras este próximo verano. Su actual entrenador es Carlo Ancelotti, del que estaban dispuestos de prescindir a cambio de Pep. A quien no habría hecho gracia la contratación del de Santpedor, es a la máxima estrella del equipo, Ibrahimovic. Fue el sueco quien apodó al catalán como ‘el filósofo’ después de no marcharse de Barcelona con destino a Milan.

 

 

Al final, Pep se decantó por el Bayern Munich, opción que había sido descartada por todos los especialistas del fútbol. Nadie confiaba en el conjunto bávaro y sin embargo, Guardiola firmó su contrato de 3 años y 17 millones de euros brutos al año, el 20 de diciembre de 2012. Su anuncio se hizo después de reunirse con el actual entrenador, Jupp Heynckes, quien recomendó la contratación del ex culé como su sucesor en el banquillo del club alemán. Heynckes se jubila como entrenador de clubes y dicen que sólo aceptaría regresar a los banquillos si se trata de dirigir a la selección alemana.

 

Pep Guardiola era un enamorado del Bayern Munich después de conocer sus instalaciones en verano de 2011. Le parecía el club más serio de todos los que se acercaron a él ya que no era presidido por un jeque árabe o un multimillonario ruso. El club es de los socios y dentro del club se encuentran ex jugadores como Uli Hoeness, Karl-Heinz Rummenigge, Franz Beckenbauer y Gerd Müller.

 

No fue la decisión más arriesgada, pero si fue la mejor posible.

4 May 2015
Nos falta un invitado, ¿Fas o Alianza?
Deportes | Por: Fidel Campos

Nos falta un invitado, ¿Fas o Alianza?

27 Abr 2015
Las semifinales mágicas en la Champions
Deportes | Por: Samuel Díaz

Las semifinales mágicas en la Champions

20 Abr 2015
El deporte nacional no ha muerto
Deportes | Por: Fidel Campos

El deporte nacional no ha muerto

13 Abr 2015
Banquete de cuartos
Deportes | Por: Gerardo Ayala

Banquete de cuartos