Deportes

27 May 2013
Deportes | Por: Luis Samayoa

Robben se sale con la suya

Arjen Robben confesó al final del partido que cuando metió el gol, toda su vida pasó frente a sus ojos. El extremo holandés del equipo bávaro ponía el 2-1 a favor del Bayern Munich en el minuto 89 del partido, evitando así la prórroga. Fue el final más dulce para Robben, luego de haber fallado al menos tres ocasiones claras de gol. Cada vez que tocaba la pelota estaba en el ojo del huracán ya que era conocido como un gafe en finales, habiendo perdido ya dos finales de Champions League y un Mundial.

 

En 2009 se fue al Bayern Munich y junto a Ribery, formaron un equipo temible. Lograron llegar a la final de la Champions League 2010 disputada en Madrid. En ese partido enfrentaban al Inter de Milán de José Mourinho y eran los favoritos para llevarse la copa. Sin embargo Ribery estaba sancionado y todo el peso ofensivo recayó sobre Robben quien no tuvo un gran partido. Al final perdieron 2-0 y Robben perdía su primera final de gran importancia.

 

Ese mismo verano, Holanda llegó a la final del Mundial, torneo nunca antes ganado por lo tulipanes. Enfrentaban a España, la gran favorita. Robben tuvo dos ocasiones para ser el gran héroe de la final y darle el título a Holanda. Falló un claro uno contra uno frente a Casillas, que mantenía su portería a cero. Tuvo otra ocasión en la que se fue de Puyol y en lugar de forzar la expulsión del defensa catalán, siguió con la jugada que terminó en manos de Casillas. Robben desperdició las ocasiones más claras y terminó lamentándose.

 

En 2012, el Bayern Munich clasificó a la final de la Champions que se disputó en el Allianz Arena, su casa, al eliminar al Real Madrid. Enfrentó al Chelsea inglés que pasó de milagro ante el Barça. El Chelsea luchó con lo que tenía para ponerle las cosas difíciles a los alemanes. El partido terminó 1-1 en el tiempo reglamentario y ya en el tiempo extra, el Bayern tuvo un penalti a favor que Robben se encargó de tirarlo. Teniendo todo a su favor para coronar al los bávaros campeones de Europa por primera vez desde 2001, el holandés falló ante Petr Cech. Posteriorimente el equipo alemán perdería en los penales su segunda final en tres años.

 

Esta temporada, Robben había perdido su puesto titular ante Toni Kroos, llamado a liderar a Alemania en los próximos años. Una lesión impidió que Kroos terminara la temporada por lo que Robben regresó a la banda derecha y Muller se desplazó por el centro. Habiendo pasado por encima del Barça en semifinales de forma apabullante, el Bayern era claro favorito a, por fin, coronarse campeón de Europa. Robben, como en todas las finales que había disputado hasta el momento, gozaría de oportunidades para meter gol. En el primer tiempo desperdició al menos tres ocasiones claras. Ya en el segundo, colaboró con la asistencia a Mandzukic que pondría a los bávaros 1-0 sobre el Dortmund. Parecía que el partido se iría a tiempo extra después del empate de Gundogan por la vía penal pero Robben tendría una última ocasión. Tras una carambola de Ribery y Hummels, la pelota le quedó a Robben que amagó a un lado y definió al otro ante la mirada de Weidenfeller, arquero del Borussia. El holandés ponía el 2-1 en el minuto 89 y certificaba la victoria del Bayern.

 

Robben fue nombrado jugador del partido y, por fin, cuenta con una Champions League dentro de su palmarés.

 

El fútbol le devolvió a Robben lo que ya le había quitado.

 

Columnista de deportes de MedioLleno

4 May 2015
Nos falta un invitado, ¿Fas o Alianza?
Deportes | Por: Fidel Campos

Nos falta un invitado, ¿Fas o Alianza?

27 Abr 2015
Las semifinales mágicas en la Champions
Deportes | Por: Samuel Díaz

Las semifinales mágicas en la Champions

20 Abr 2015
El deporte nacional no ha muerto
Deportes | Por: Fidel Campos

El deporte nacional no ha muerto

13 Abr 2015
Banquete de cuartos
Deportes | Por: Gerardo Ayala

Banquete de cuartos